Ago 23 2017
887 lecturas

Pol铆tica

De la corrupci贸n y otras cosas: Ecuador y el complejo escenario regional y global

 

Los gobiernos progresistas no pueden avanzar si tratan de ocultar sus problemas de corrupci贸n, su crisis de conexi贸n con la sociedad, su falta de imaginaci贸n para brindar alternativas al modelo primario-exportador. En este momento es necesario hacer una profunda autocr铆tica y transformaci贸n.

Alianza Pa铆s es de nuevo el epicentro de la pol铆tica ecuatoriana, que gravita hacia la derecha como ha sucedido en el escenario geopol铆tico de toda la regi贸n. Macri en Argentina y Temer en Brasil son los mejores ejemplos de ese giro en Sudam茅rica. En este nuevo contexto, los esc谩ndalos de corrupci贸n a escala transnacional priorizan escarbar las manchas acumuladas por los gobiernos populistas de izquierda y reacomodar a las 茅lites econ贸micas en el Estado.

Resultado de imagen para lenin moreno y glas

Lo que hoy acontece en Ecuador sucede de manera paralela en otros pa铆ses latinoamericanos: poblaciones desencantadas con los logros todav铆a parciales de los gobiernos populistas que gobernaron la 煤ltima d茅cada, insatisfacci贸n ciudadana con los problemas de corrupci贸n en el Estado y una judicializaci贸n de la pol铆tica con jueces o parlamentos que hacen la vista gorda a otros problemas fundamentales e igualmente juzgables como los para铆sos fiscales, los abusos de las transnacionales y el capital global, las transferencias sur 鈥 norte y la corrupci贸n de las derechas tradicionales.

Desregulaci贸n, disminuci贸n de la inversi贸n social, discurso cosmopolita de libertades, el pago de la deuda externa y lucha contra la corrupci贸n como preocupaci贸n p煤blica fundamental; ser谩n, entre otros, los hilos program谩ticos que acompa帽ar谩n el nuevo momento. Frente a este escenario, especialmente en Ecuador donde el giro a la derecha no ha sido total por el momento, es necesario complejizar los problemas actuales, salir del an谩lisis simplista centrado en la corrupci贸n que hoy es mediatizado e intenta convertirse en el paradigma para comprenderlo todo. Ello no implica ignorarlo o reducirlo, lo que se requiere es hacer un ejercicio intelectual sensato para enmarcarlo en un contexto m谩s amplio y situarlo en su justa dimensi贸n.

Un an谩lisis m谩s sensato de la realidad actual en Ecuador debe entender a la globalidad capitalista actual como la condici贸n m谩s importante para entender nuestros problemas comunes en Latinoam茅rica. Los problemas de las democracias latinoamericanas actuales ya no puede entenderse en el marco tradicional de Estado 鈥 naci贸n. Los esc谩ndalos de corrupci贸n transnacional (como el de la organizaci贸n global de origen brasile帽o, Odebrecht) que han sido priorizados en la agenda medi谩tica y otros temas adicionales menos visibles pero igualmente importantes como la extensi贸n del capitalismo transnacional extractivo que expropia de sus territorios a poblaciones y comunidades, la mayor influencia de las compa帽铆as transnacionales que manejan presupuestos mayores que los propios estados en la pol铆tica dom茅stica, la presencia de redes mundiales financieras que permiten el escape de millones de d贸lares de los quintiles m谩s ricos en para铆sos fiscales y por tanto la evasi贸n de impuestos en el nivel nacional son, todos, fen贸menos que escapan a la definici贸n de Estado territorialmente delimitado y quiz谩 las problem谩ticas m谩s importantes de la actualidad.

El problema fundamental radica entonces en que dadas las condiciones actuales del sistema capitalista global que vulnera m谩s que nunca a poblaciones, especialmente en los pa铆ses del sur global; la institucionalidad p煤blica latinoamericana llamada a garantizar derechos, generar instituciones del cuidado, proteger a los menos privilegiados de los abusos de las 茅lites, regular a las transnacionales y los mercados financieros internacionales; deber铆a ser fortalecida y reimaginada.

Resultado de imagen para odebrecht ecuadorParad贸jicamente, es hoy cuando los problemas de corrupci贸n transnacional y la mediatizaci贸n pol铆tica de los mismos minan la legitimidad de los estados del sur y su posibilidad de institucionalizarse tan necesaria para los m谩s afectados por el nuevo rostro del capitalismo global. La globalidad genera problemas y nuevas injusticias y los d茅biles estados latinoamericanos son los 煤nicos que rinden cuentas de problemas globales, lo cual est谩 socavando su institucionalidad.

As铆, en otras palabras, nuestros pa铆ses est谩n insertos en una globalidad que impone serios l铆mites a su capacidad de acci贸n y, al mismo tiempo, ante la urgencia de mayores niveles de institucionalizaci贸n para la protecci贸n de los m谩s vulnerables frente a un sistema global violento que los afectar谩 hoy m谩s que nunca. Ese es desde mi punto de vista el escenario complejo desde donde podemos redimensionar los esc谩ndalos de corrupci贸n y desde donde podemos entender los problemas de la pol铆tica local en Ecuador. Por tanto, en este contexto, deslegitimar todo lo p煤blico en nombre de la corrupci贸n es un riesgo fundamental, tambi茅n reducir la institucionalidad p煤blica estatal y ponerla bajo el control de las 茅lites tradicionales, as铆 como la falta de nuevas visiones y paradigmas para comprender los problemas de hoy en el seno de las izquierdas.

Un primer elemento crucial, es entonces la defensa de los m谩rgenes de autonom铆a del Estado frente a las 茅lites tradicionales logrado con la reforma del Estado realizada hace una d茅cada. El post-neoliberalismo ecuatoriano logr贸 cierto margen de acci贸n en el Estado porque logr贸 ampliar su autonom铆a frente a la banca, los partidos mercantiles tradicionales, las 茅lites tradicionales. Resultado de imagen para presidente lenin moreno con empresarios

La tendencia mundial del sistema econ贸mico en la actualidad privilegia la cooptaci贸n de las 茅lites econ贸micas en la institucionalidad p煤blica, porque el sistema global ha engendrado – con su esquema de hiper-acumulaci贸n- una clase econ贸mica poderosa que es capaz de comprar las democracias (tener voz privilegiada en los medios, comprar votos, ganar influencia en el dise帽o de la pol铆tica p煤blica y de las regulaciones).

Donald Trump, el magnate estadounidense, ahora presidente de Estados Unidos es la ejemplificaci贸n m谩s n铆tida de esa tendencia, tambi茅n los nuevos millonarios latinoamericanos como Macri que lideran el giro hacia la derecha. En ese contexto, la entrega que Lenin ha hecho de instituciones p煤blicas como las empresas el茅ctricas y El Tel茅grafo as铆 como la voz privilegiada que ha dado a las c谩maras para discutir los cambios en las regulaciones sobre para铆sos fiscales y de plusval铆a debe ser profundamente cuestionada. Permitir que las 茅lites econ贸micas retomen el control del Estado es la forma tradicional de corromper nuestra institucionalidad p煤blica y el acto m谩s desleal y corrupto con los ciudadanos comunes con los cuales tambi茅n se debe dialogar.

Igualmente importante es la necesidad de abrir un momento de profunda reflexi贸n en el seno de la izquierda que no ha gobernado en la 煤ltima d茅cada y que ha sido portadora de banderas leg铆timas como el anti-extractivismo, el ecologismo, los temas de g茅nero. Esta izquierda Resultado de imagen para parlamento ecuatoriano 2017precisa asumir los l铆mites que ha tenido para dar alternativas al complejo momento hist贸rico actual y su debilidad en cuestionar la mundializaci贸n capitalista brutalmente violenta que explota recursos naturales, trabajo y enriquece a pocos en el mundo.

Por el contrario, la izquierda ecuatoriana ha optado por el m谩s puro estilo liberal de dudar de lo p煤blico, situar todas sus demandas en el Estado nacional y en los populismos (por su resentimiento necio con estos gobiernos), asumir las banderas de lucha de la derecha, creer que las transformaciones – como el cambio de matriz productiva- se hacen en microondas y entenderlo todo con el paraguas limitado de la corrupci贸n. Esto no s贸lo que es menesteroso intelectualmente sino que los somete al aislamiento y a la esterilizaci贸n de sus propuestas. Es necesario que se pregunten con mayor humildad a qui茅n y para qu茅 ha servido su cr铆tica insaciable centrada de lo p煤blico estatal en un mundo caracterizado por un capitalismo global violento.

Finalmente, en este contexto donde debemos redimensionar nuestras problem谩ticas: Alianza Pa铆s en Ecuador debe asumir con mayor seriedad su capacidad de autocr铆tica. Si la nueva cara de la derecha es esconder sus manchas de corrupci贸n, insistir en no pagar impuestos, cooptar el Estado, esconder sus dineros en para铆sos fiscales y utilizar jueces y las instituciones p煤blicas – una vez que han retomado su control- para perseguir la corrupci贸n del otro lado; los gobiernos populistas no pueden pretender llegar a otro lugar escondiendo sus propios problemas de corrupci贸n, su crisis de conexi贸n con la sociedad a la cual han desencantado progresivamente, la elitizaci贸n en la que han ca铆do, su falta de imaginaci贸n para brindar alternativas al modelo primario-exportador, la p茅rdida de horizonte program谩tico por su excesiva energ铆a puesta en la conflictividad pol铆tica y en la auto-defensa.

Ahora pues, no es por tanto un momento de lealtad con los amigos鈥 aunque estos hayan sido corruptos- sino de profunda autocr铆tica y transformaci贸n. Asumir sus errores y l铆mites program谩ticos, convocar a nuevas generaciones, dise帽ar nuevas propuestas de democratizaci贸n social y pol铆tica en un escenario de crisis econ贸mica mundial, re-vincularse con sus bases, entender con mejor ojo la sociedad actual a la que pretenden gobernar y resolver su problema de liderazgo son elementos urgentes de una nueva agenda.

*Licenciada en ciencias de la educaci贸n y soci贸loga, investigadora del Centro de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Amsterdam

 

 

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario