Nov 15 2008
1868 lecturas

Ciencia y Tecnología

Derechos de la Infancia en internet (I)

Gisela Ortega*

Los niños y las niñas son los ciudadanos llamados a participar activamente en la "Sociedad de la Información" con el objeto de aprovechar todas las oportunidades y construir una sociedad del conocimiento. Nuestra infancia y juventud conviven con internet de una manera natural. Los alumnos que hoy llegan a la Universidad pertenecen a la Generación Red que define a los nacidos en la década de 1981/90 y que han crecido con internet. 

La forma de aprender y desarrollarse socialmente esta marcada por este nuevo entorno, por lo que es importante y necesario que puedan desenvolverse en libertad en el ciberespacio con el fin de aprovechar las ventajas que internet pueda ofrecerles dentro de un marco seguro.

La UNICEF-Comité Español, a través del Instituto Universitario Mixto Universidad Autónoma de Madrid-UNICEF y un equipo de investigadores/as de la Universidad Carlos III de Madrid expertos en medios de comunicación, infancia y educación, realizaron una investigación en España con el objetivo de detectar y analizar los riesgos potenciales a lo que nuestros niños y niñas están expuestos cuando navegan por internet, así como promover la responsabilidad de los distintos actores implicados, en especial de las empresas proveedoras de servicios y contenidos.

La convención de los Derechos del Niño, aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1989, incluye una serie de artículos –en concreto los artículos 13, 16 y 17– que mencionan de manera explicita el derecho que tienen los niños y niñas a recibir y difundir información e ideas de todo tipo, siempre que éstas no vayan en menoscabo del derecho de otros, a que se vea garantizada su vida privada y su intimidad y que el acceso a dicha información fomente el bienestar, el conocimiento y el desarrollo moral.

Todos estos derechos pueden verse seriamente amenazados si en internet no existen garantías suficientes para ofrecer un entorno seguro que permita a los niños y niñas beneficiarse de las enormes ventajas que les puede proporcionar esta herramienta.

En este sentido, es importante destacar que no hay animo de censurar los contenidos incluidos en la Red, si no de promover en el mundo virtual el acceso a informaciones y experiencias para la infancia y la adolescencia difícilmente alcanzables por otros medios, protegiéndoles, a la vez, de aquellos contenidos que pueden ser nocivos para su desarrollo e impulsando la inclusión de otros que sean más adecuados para la satisfacción de sus necesidades y el ejercicio de sus derechos.

En este estudio se describe el contexto actual de la navegación por internet por parte de niños y adolescentes, catalogando los riesgos potenciales e incidiendo en la posibilidad de la autorregulación en el sector privado como uno de los elementos que puedan contribuir a ese “entorno seguro” para el uso de internet por parte de los menores.

Se analiza igualmente la realidad de la web desde el punto de vista que adoptaría una niña, niño o adolescente cuando navega por internet teniendo en cuenta que puede desempeñar un doble papel: como consumidor o consumidora de contenidos, o como interlocutor o interlocutora en procesos de comunicación con personas que son ajenas a su entorno social.

Se entrega asimismo una serie de recomendaciones en distintos ámbitos, entendiendo que la protección de la infancia y la adolescencia no es responsabilidad exclusiva de ninguno de los actores, incluidos también los propios niños/as, pero poniendo énfasis en esta ocasión en el compromiso empresarial.
   
La internet

Internet supone un espacio de comunicación, información y entretenimiento donde las capacidades de acceso, distribución, producción e interactividad rompen los roles de emisor y receptor que habían regido hasta el momento en los medios de comunicación tradicionales. Esta situación hace que sea más difícil controlar los contenidos que circulan y se generan a través del ciberespacio, lo que incluye también el flujo de contenidos potencialmente peligrosos para el desarrollo de la infancia y de la juventud.

Los niños y niñas cuentan como ciudadanos con plenos derechos garantizados por la Convención sobre los Derechos del Niño para participar en la sociedad de su tiempo y por extensión, en este espacio de comunicación y socialización que es internet. Dentro de sus responsabilidades, los Estados están obligados a proteger el libre desarrollo de la infancia y la adolescencia, lo cual incluye también al uso de internet, como espacio donde el niño puede informarse, aprender, entretenerse, comunicarse con otros y desarrollarse personalmente.

La naturaleza del ciberespacio como una red descentralizada, fácilmente accesible desde cualquier punto de enlace, así como la posibilidad que ofrece para la comunicación interpersonal plantea nuevos interrogantes y desafíos para la configuración de la sociedad del siglo XXI.

Los niños, niñas y jóvenes tienen también la capacidad de ser productores de su propio contenido y de distribuirlo globalmente. Este tipo de uso en internet puede acarrear problemas en cuanto al derecho al honor y la intimidad del menor al exponer información sobre si mismo públicamente, pero también añade un riesgo potencial de que el propio menor incurra en faltas, como en la publicación de contenidos que puedan estar sujetos a derechos de propiedad, por ejemplo.

En este estudio se entiende a internet y el ciberespacio como una gran Red a la que es posible accedoer desde múltiples terminales. Por tanto, cuando se refiere al uso de internet no sólo se refiere al acceso por medio del ordenador personal, sino también a través de otros dispositivos como teléfonos móviles multimedia y las consolas de videojuegos portátiles, ampliamente utilizados por los niños en un mercado que, además, prevé una gran expansión comercial en los próximos años.

Internet se concibe, por tanto, como un entorno de acceso, producción y distribución de contenidos, así como un espacio de comunicación personal que integra todos los dispositivos móviles multimedia que sirven de enlace con internet –telefonía móvil multimedia, cámaras digitales, reproductores y grabadoras, etc.

Con los teléfonos móviles se puede hacer una foto o grabar un video para ser publicado y distribuido a través de internet en cuestión de segundos. Tener en cuenta esta perspectiva –internet + dispositivos de acceso– es fundamental a la hora de analizar posibles vías de actuación para proteger a la infancia y la juventud. Este enfoque nos llevará a tener siempre presente la importancia de los servidores y operadores, como generadores de espacios de comunicación, así como a los productores de contenidos, que son también responsables de lo que circula por esos canales.
   
Uso de internet en niños y adolescentes en España

En España hay cerca de 18 millones de internautas y se considera que 7 de cada 10 niños españoles de 10 a 14 años utilizan internet. Más de la mitad de ellos, tiene además,. Un teléfono móvil – el 64% de las niñas frente al 53% de los niños–.

El uso de internet por parte de los menores esta asociado a la privacidad del hogar. Este es el punto de acceso a internet más utilizado, en un 84% de los casos, frente a un 11% que lo hace desde cibercentros, un 4% desde la casa de un amigo y tan solo un 2.5% que se conecta desde el centro escolar.

Cuatro de cada diez hogares en España cuenta con conexión a internet y de ellos, la tercera parte navega con banda ancha. Estos indicadores nos dan cuenta de la expansión y penetración de internet en nuestra vida cotidiana. Se sabe, además, que las familias con niños tienen una mayor probabilidad de adquirir equipamiento tecnológico y conectarse a internet que aquellos hogares donde no hay menores, por lo que de alguna forma son precisamente los niños, niñas y los jóvenes quienes actúan de motor para la difusión de las TIC en las familias.

Los menores son, además, usuarios frecuentes de internet: casi la mitad de los niños se conecta a diario y un 28.5% lo hace varias veces por semana. Aunque los tiempos de conexión suelen ser cortos, el tiempo dedicado a internet se va incrementando a medida que se aumenta la edad.
   
Las niñas y (os niños de entre 10 y 15 años utilizan internet principalmente como herramienta de comunicación y socialización, siendo el servicio más utilizado por ellos el de mensajería instantánea (32.5%) y el correo electrónico (3l.l%). Detrás de estos usos se encuentra el empleo de buscadores (27-6%), seguidos de la participación en "chats" (l6.6%), las descargas de música (16.1%), y los juegos en Red (12.5%).

Estos datos referente al último informe Auna España, vienen a confirmar las observaciones de otro estudio publicado en 2004 que también apuntaba a la comunicación interpersonal, la descarga de contenidos y los juegos en Red como los usos prioritarios de los niños y niñas en internet.

Estos datos contradicen en cierta forma el principal objetivo declarado por los padres para la incorporación de un ordenador y de conexión a internet en el hogar: el apoyo a la educación de sus hijos. Por el contrario, como se ha mencionado anteriormente, éste no es el principal uso que los menores dan a internet ya que prefieren este medio para la comunicación, la socialización y el entretenimiento.

Dentro de los usos específicos de los niños, los últimos estudios aún no recogen una actividad que esta creciendo entre la población infantil y juvenil; la producción y distribución de contenido propio. La llamada “Web2.0”, como se define el estado de desarrollo de internet actualmente, hace referencia a las posibilidades que ofrece la red para la creación colaborativa en aplicaciones online. Este concepto esta apoyado por servicios de publicación colectiva de fotografías (Flickr), videos (Youtube) y textos (Blogs y wikis), que son gratuitos y sencillos de utilizar.

En el entorno de los menores, destacaremos un medio concreto: MSN Spaces. Este servicio está asociado a la cuenta del "Messenger", el servicio de mensajería instantánea más utilizado entre ellos, y les permite publicar sus fotos, música y textos en una página Web interactiva con posibilidad de comentarios.

Indica la investigación, que en noviembre de 2005, MSM anunciaba la cifra de dos millones de “spaces” abiertos en España desde su lanzamiento ocho meses antes y un ritmo de creación de 10.000 nuevas páginas de este tipo cada día. Aunque no se tienen datos de cuantos de esos espacios web son mantenidos por un menor de edad, en algunos medios se conoce MSN Spaces como la blogosfera de adolescentes. Por otro lado hay que resaltar la posibilidad que ofrecen el MSN Spaces de ser actualizados desde el teléfono móvil, sin necesidad de pasar por el ordenador personal.
   
Uso de los móviles

Más de la mitad de los niños y niñas de 10 a 14 años tienen un teléfono móvil. En una consulta de Protégeles y el Defensor del Menor a 2.000 niños entre 11 y 17 años se observaron los siguientes comportamientos: Tres cuartas partes de los menores con móvil han tenido más de un aparato, y 28% de éstos ya van por el cuarto terminal. Los principales usos que realizan no son la conversación con voz, sino el envío de menajes cortos.

El 41% de ellos y ellas gasta menos de 12 euros al mes, un 34% gasta entre 12 y 20 euros, mientras que un 18% se mueve entre los 20 y 40 euros, y finalmente un 7% supera los 40 euros mensuales. El 77% de los niños con móvil han adquirido tonos o melodías, el 68% logos y fondos y el 30% han comprado juegos a través del móvil.

* Periodista.

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario