Ago 15 2015
419 lecturas

Despacito por las piedras

Desaceleración económica en América del Sur y problemas en China

De China no llegan buenas nuevas. A la famosa “locomotora” de la economía mundial le falta presión. Desde hace algunas semanas tienen mucho ruido en su sector financiero y mercado de valores. No obstante ello su crecimiento sigue estando a la cabeza de la mayor parte de los países. Ya es la segunda economía mundial y se están creando las condiciones para que pronto le pelee a Estados Unidos el primer lugar, país con el cual se miran de reojo porque saben todo lo que dependen el uno del otro.

Durante 3 días de la semana que terminó tomaron medidas financieras, una devaluación del yuan (su moneda) por un equivalente al 4,6% de su valor. Para cualquiera de nuestras economías, una devaluación de ese tipo no significaría prácticamente nada. Pero cuando eso lo hace el gigante asiático y… sin avisar, la cuestión adquiere otro carácter. Los efectos de esta medida sobre la economía mundial no están muy claros. Por lo pronto, eso significa que podrán exportar aún más barato. Pero también se encarecen sus importaciones. Ello hará que importen menos. Por ahora lo que se nota es un nuevo salto en el deterioro de los precios de los productos primarios que consume la economía china.

Para empezar, la soja, principal producto de exportación de varios de nuestros laíses, entre ellos Argentinaa, compañó esa recaída general. Para nuestra economía en general esa noticia no es buena. Para los productores de soja es peor. Aunque, pensándolo mejor y aunque no sea para decirlo en público, si se afloja un poco con el cultivo de soja no estaría muy mal. Una vez más vemos como, en estas inundaciones, nuestros campos –cubiertos de agroquímicos- absorben cada vez menos el agua. Está bien que cayó mucha, muchísima agua, pero la soja y sus agroquímicos ayudan… a las inundaciones.

Pero de este lado del charco, en los países de Nuestra América, las cosas tampoco marchan demasiado bien.

Algunos Informes recientes nos dice que el vigor de las economías del Norte no está acompañado por valores parecidos en el Sur. Eso lo decían algunos datos anteriores que se fueron conociendo. Pero ahora, la caída de los precios de las materias primas ha debilitado aún más la situación de estos países del Sur.

Algunos datos sobre las previsiones para el presente año económico de la región convalidan esas perspectivas: En Colombia, México y Chile se espera un crecimiento que iría del 2,4 al 3%. En la otra punta la caída de Venezuela se  estima en un 7%, Brasil caería un 1,5% y el crecimiento Argentino sería del 0,1%. Estos datos, una síntesis de las informaciones producidas respecto de Julio, dan cuenta del impacto negativo de lo que ya venía pasando, antes de estas últimas medidas en China.

Juan Guahán, Question

 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario