Sep 5 2013
330 lecturas

Sociedad

Destituye el Vaticano a su embajador en Dominicana por cargos de pederastia

El Vaticano destituyó a su embajador en República Dominicana a la espera de una investigación, luego de que medios del país caribeño lo acusaron de pedofilia, dijo este miércoles el vocero de la Santa Sede. Federico Lombardi informó que el Vaticano comenzó una investigación sobre el arzobispo Josef Wesolowski, quien se desempeñó como nuncio (embajador) del Vaticano en Santo Domingo por casi seis años.

Ha sido apartado de sus funciones y la Santa Sede ha comenzado una investigación, dijo Lombardi al ser consultado sobre las acusaciones contra Wesolowski en medios dominicanos.

El vocero del Vaticano precisó que Wesolowski fue separado del cargo en las últimas semanas, específicamente por las acusaciones de pedofilia.

Wesolowski, un sacerdote polaco de 65 años, fue removido de su cargo el pasado 21 de agosto, y dejó República Dominicana luego de que el Vaticano conoció los hechos, según la prensa.

El único cardenal dominicano y presidente de la Conferencia del Episcopado local, Nicolás de Jesús López, aseguró la semana pasada que desconocía el paradero de Wesolowski y carecía de información sobre los motivos de su remoción.

Las acusaciones sobre el nuncio cobraron fuerza en los medios dominicanos luego de que monseñor Agripino Núñez Collado, rector de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, exigió que el Vaticano lo procesara, debido a que tiene inmunidad diplomática.

Núñez Collado, quien confirmó la imputación de abuso sexual contra siete menores, dijo a periodistas que el caso avergüenza, lastima y hace daño a la conciencia de los católicos y a la sociedad dominicana.

Por su parte, la fiscalía dominicana anunció que también investigará los hechos, denunciados por primera vez en un reportaje en televisión, para lo que nombró un fiscal especial.

La investigación se abre a pesar de que no existe una querella directa contra el sacerdote ni una denuncia formal, dijo la fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reinoso.

La fiscal de Santo Domingo, Yeni Reynoso, explicó en un comunicado que esa dependencia también abrió una investigación sobre Wesolowski, no obstante no tener una denuncia formal de las posibles víctimas.

El procurador general Francisco Domínguez Brito y la fiscal Reynoso abrieron la investigación al basarse en un reciente reportaje de televisión en el que, sin mostrar evidencias concretas o declaraciones de menores de edad que señalen al ex representante de la Santa Sede, algunas personas vincularon a Wesolowski con la pederastia.

El programa de investigación de la periodista Nuria Piera reprodujo declaraciones de Pedro Espinal, dirigente de un grupo comunitario del poblado Juncalito, 200 kilómetros al noroeste de esta capital, quien aseguró que fue testigo de que Wesolowski durmió en la misma habitación con varios monaguillos en una casa de descanso en la playa de Juan Dolio. No precisó la fecha.

El papa Francisco ha dicho que la Iglesia católica actuará con firmeza para erradicar el abuso sexual a niños por parte de sacerdotes.

Quiebra diócesis en EEUU

En Estados Unidos, la Diócesis de Gallup, Nuevo México, anunció que se declarará en bancarrata como resultado de más de una decena de demandas contra sus sacerdotes, acusados de abuso sexual.

El obispo James Wall dijo quiere tratar a todas las víctimas de abuso de manera justa, equitativa y más misericordiosa, mientras continúan las operaciones de la diócesis, considerada una de las más de pobres de Estados Unidos con un prespuesto anual de poco más de tres millones de dólares.

También en Argentina
El Vaticano ordenó una segunda investigación interna para analizar las acusaciones de pedofilia contra el ex prefecto del Seminario Menor de Paraná Justo José Ilarraz, acusado de abusar sexualmente de al menos medio centenar de seminaristas de hasta 14 años entre 1984 y 1992. La investigación está a cargo del vicario de Justicia del Tribunal Interdiocesano de Santa Fe, Alejandro Bovero, quien analiza el testimonio de una de las víctimas que ya declaró ante la Justicia de Entre Ríos. El mes pasado, la Cámara del Crimen de Paraná dispuso que las acusaciones contra Ilarraz habían prescripto. Los querellantes llegaron a la corte provincial y aguardan que ésta convoque a una audiencia pública para debatir la apelación.

Los casos denunciados contra Ilarraz corresponden a los años 1984 y 1992, pero recién salieron a la luz pública en septiembre de 2012, cuando un seminarista de 33 años declaró ante el fiscal Rafael Cotorruelo, para relatar cómo, entre esos años, medio centenar de niños que por entonces tenían entre 12 y 14 años eran abusados por el cura Justo José Ilarraz. La Justicia intervino de oficio luego de la publicación de los casos en un medio paranaense.

Durante la investigación judicial se supo que a principios de los ’90 circulaban rumores que apuntaban contra Ilarraz y que el por entonces arzobispo Estanislao Karlic ordenó una investigación diocesana, que quedó a cargo del sacerdote y abogado Silvio Fariña y del vicario general de Concordia, Alfonso Frank. Las actas del juicio diocesano nunca fueron elevadas a tribunales superiores ni se abrieron a la Justicia penal. Ilarraz fue enviado al Vaticano y luego trasladado a Tucumán, donde ejercía en una parroquia del barrio Ñuñorco, en la localidad de Monteros, hasta que se desató el escándalo y se esfumó como un espíritu.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario