Ene 28 2005
282 lecturas

Opinión

Diarios: el dilema entre el sitio digital y el papel

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

La “biblia” americana, el New York Timesestá considerando cambiar su modelo de negocio en la web y empezar a cobrar por los contenidos de NYT.com. ¿Por qué, si es un éxito colosal? Ha sobrepasado los 18 millones de visitantes al mes y su facturación publicitaria está creciendo entre un 30% y un 40% anual. Es un negocio de 100 millones de dólares con sólidos márgenes.

El problema es que New York Times Co. no pita, a pesar de los esfuerzos y las inyecciones inversoras de su propietario, Arthur Ochs Sulzberger Jr. Según BusinessWeek, la compañía fracasó claramente en 2004 en su intento de conciliar la calidad con el crecimiento. La cotización de la empresa ha caído el 25 por ciento desde 2002, los beneficios del pasado año son el 4% menores y la circulación del diario y la publicidad están estancadas.

Las dudas no son baladís, porque la publicidad digital está dando un salto. Este año alcanzará en EEUU una facturación de US$ 9.700 millones, el 3,7 por ciento del total de la publicidad. Y ante esa perspectiva, que prima el número de visitantes, arriesgarse a perder algunos millones a cambio de cobrar puede no traer cuenta.

La combinación de fórmulas, como hace el Wall Street Journal parece abrir camino. El sitio del diario económico -algunas de cuyas ediciónes en papel languidecen- tiene 701.000 suscriptores que pagan 79 dólares al año. Pero, gracias a las partes en abierto, 5,8 millones de usuarios vistan el sitio cada mes, lo que permite que la publicidad de WSJ.com facture 30 millones de dólares.

Esto ha influido en que la división electrónica de Dow Jones acabe de cerrar la compra del sitio financiero MarketWatch por 519 millones de dólares, siete veces su facturación del 2004, con lo que espera que, junto a WSJ.com, Dow Jones digital alcance los nueve millones de vistantes únicos. Hay efervescencia en los portales financieros de la web, ante la perspectiva de buenos tiempos.

El caso de Le Monde es más extremo. El influyente diario es una ruina, ha perdido 54 millones de euros en tres años, pero lemonde.fr se ha convertido en el primer sitio de información general de dirigentes empresariales de Francia, con 50.000 abonados de pago y medio millón de conexiones diarias. Su facturación publicitaria creció el 40 por ciento el año pasado, pero aún es veinte veces menor que la que factura su hermano de papel, siendo ésta terriblemente declinante.

Pasa quen estamos en una transición (tal vez perpetua). Lo viejo declina y lo nuevo aún no ha crecido lo suficiente.

——————————

* En Periodista Digital.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario