Ene 2 2015
501 lecturas

Opinión

Dilma promete sustentar la unidad, la integridad y la independencia

La presidenta reelecta de Brasil asumió ante la Cámara de Diputados su segundo mandato por cuatro años, lo que elevará a 16 el período en que el Partido de los Trabajadores (PT) está al frente del Poder Ejecutivo (tras los ocho de Luis Inacio Lula da Silva). Durante su jura, Dilma Rousseff prometió “promover el bien general del pueblo brasileño” así como también mantener “la integridad y la independencia” de su país.
La mandataria, víctima de la última dictadura brasileña, asume tras vencer al socialdemócrata Aecio Neves con una ventaja del 3 por ciento de votos en los comicios de octubre del año pasado. Dilma tomó posesión del cargo en una ceremonia que reunió en Brasilia a representantes de 136 países, incluidos 14 jefes de Estado y de gobierno. La primera mujer en gobernar este país de más de 200 millones de habitantes, segundo productor mundial de alimentos y con enormes reservas petroleras, comienza el gobierno con una popularidad del 52 por ciento.

La presidenta, de 66 años, llegó al Congreso después de recorrer en coche abierto -un Rolls-Royce modelo 1952 donado por Inglaterra- el trayecto de dos kilómetros entre la Catedral Metropolitana de Brasilia y el edificio del Congreso Nacional, vitoreada por miles de simpatizantes del PT. En la sede del Poder Legislativo fue recibida por el presidente del Senado, Renan Calheiros, quien también comandó la ceremonia de investidura. br dilma p
El acto que, pese a celebrarse en el primer día del nuevo año, reunió en Brasilia  a representantes de 136 países, entre ellos 14 jefes de Estado y de gobierno. Vestida con falda y blusa con encaje color rosado claro, Rousseff, relegida en los comicios del 26 de octubre pasado, en los que recibió un 51.64 por ciento de los votos válidos, juró mantener, defender y cumplir la Constitución e impulsar el bien general del pueblo, así como defender la soberanía del país.

En su discurso de aceptación dijo que las relaciones con América Latina seguirán siendo la gran prioridad de su política externa, pero destacó la “gran relevancia” de “perfeccionar” las relaciones con Estados Unidos. “Es de gran relevancia perfeccionar la relación con Estados Unidos, por su importancia económica, política, científica y tecnológica, sin mencionar el intercambio comercial”, expresó la mandataria, en un discurso de alrededor de 40 minutos pronunciado ante el Congreso luego de jurar como presidenta por segunda vez y luego de cumplir con un primer mandato de cuatro años.

Las relaciones entre Brasilia y Washington atraviesan un período de enfriamiento desde hace más de un año, tras la revelación de actividades de espionaje de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) estadounidense que afectaron comunicaciones de la propia Rousseff. El escándalo llevó a la mandataria brasileña a suspender una visita de Estado a Washington programada para octubre de 2013.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario