Ene 9 2018
315 lecturas

Política

Donald Trump deja sin protección migratoria a más de 200 mil salvadoreños

La administración de Donald Trump anunció este lunes el final de la protección migratoria especial que beneficia a unos 200 mil salvadoreños, lo que los obliga a obtener la residencia por otro camino o dejar Estados Unidos antes del 9 de septiembre de 2019 si no quieren ser deportados.

Washington concedió la protección conocida como Estatuto de Protección Temporal (TPS) a los ciudadanos de El Salvador tras los terremotos de enero y febrero de 2001 en el país centroamericano, que benefició entonces a 263 mil personas. En la actualidad hay 195 mil inscritos.

El Salvador es el cuarto país en perder el TPS durante la presidencia de Trump. El gobierno suspendió el año pasado protecciones similares a ciudadanos de Haití­ y Nicaragua. La cancelación es un paso más en la restrictiva política migratoria que ha adoptado Trump desde su llegada a la presidencia hace un año. El Partido Demócrata y organizaciones civiles condenaron la medida y la calificaron de cruel.

Gestiones de El Salvador

En tanto, el gobierno del presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, agradeció a Estados Unidos que haya concedido 18 meses de extensión al TPS. Esta prórroga es el resultado de numerosas acciones llevadas a cabo por diversos sectores, que junto a la cancillería de El Salvador desarrollaron una intensa gestión a favor de nuestros connacionales, tuiteó Sánchez Cerén.

Los salvadoreños son el mayor grupo beneficiario (más del 60%) y el TPS  se había renovado hasta ahora en 11 ocasiones, pero la secretaría de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, cree que la situación que provocaron los sismos de 2001 ya no es tal y recordó que Estados Unidos aportó dinero para la reconstrucción.

Sánchez Cerén, tuvo una larga conversación telefónica con Nielsen el viernes para renovar su petición de que se extienda el programa para dar más tiempo al Congreso a conseguir una solución permanente para los que han obtenido protección para seguir en el país.

El ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez, informó que la Cancillería gestionará ante el Congreso de Estados Unidos (EE.UU.) una ley que favorezca a los salvadoreños en ese país y que están bajo el Estatus de PTS, el cual se le dio un plazo por un período de 18 meses más, con vigencia hasta el 9 de septiembre de 2019.

“Vamos a seguir trabajando arduamente con Congreso de Estados Unidos para lograr una solución permanente a más de 190 mil compatriotas TPS que viven y trabajan en ese país”, dijo el canciller durante una conferencia conjunta con la embajadora de EE.UU. en el país, Jean Manes, quien hizo un llamado a los salvadoreños que pueden cambiar su estatus migratorio lo hagan en el transcurso de los 18 meses de la prórroga.

El jefe de la diplomacia salvadoreña añadió que en días recientes ha recibido varias comunicaciones de parte de senadores estadounidenses, evidenciando que existe un compromiso de lograr una solución permanente en este tema. Señaló que los salvadoreños amparados en el TPS deben mantener la calma y estar atentos a la reinscripción y seguir el proceso lo antes posible.

Haitianos, nicas y salvadoreños

La administración Trump ya había cancelado hace unos meses el TPS concedido a los haitianos tras el terremoto de 2010 (con 46 mil inscritos) y el que dio a los nicaragüenses tras el huracán Mitch en 1998 (2 mil 500). Aún debe decidir sobre el de los hondureños.

Los salvadoreños en EEUU

Tomó el mismo rumbo con el DACA, programa con el que el demócrata Barack Obama protegió de la deportación a cerca de 800 mil jóvenes indocumentados llegados al país siendo niños. Los salvadoreños beneficiados hasta ahora por el TPS son padres de unos 190 mil niños nacidos en Estados Unidos y que por ello tienen nacionalidad estadunidense. La medida impactará además en la economía de ambos países.

Los salvadoreños residentes en Estados Unidos envían anualmente más de 4 mil 500 millones de dólares a su país, lo que representa 17 por ciento del PIB.

En total 263,282 salvadoreños figuraban como beneficiarios del TPS hasta finales de 2016, según datos del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS). La secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, encargada de tomar la decisión, dijo la semana pasada que las extensiones a corto plazo no son la solución. “Conseguirles una solución permanente es un plan mucho mejor que tenerlos viviendo seis meses, luego 12 meses, luego 18 meses”, dijo en una entrevista, refiriéndose a la incertidumbre de las extensiones a largo plazo del programa.

Enviar a los salvadoreños de vuelta a su país causaría conmoción en partes de Washington, Los Ángeles, Nueva York, Houston y otras zonas metropolitanas que acogen grandes comunidades de salvadoreños. Estos inmigrantes disfrutan de una protección especial desde los terremotos que golpearon el país centroamericano en 2001. Muchos han echado raíces en Estados Unidos, formando familias y abriendo negocios a lo largo de los años.

En septiembre de 2016, el gobierno de Obama amplió 18 meses las protecciones señalando que El Salvador aún sufría los efectos de los sismos de 2001 que mataron a más de mil personas, y que el país no podría absorber el regreso de tanta gente.

La historia de El Salvador y el TPS

La fecha límite coincide con un momento de creciente diálogo entre la Casa Blanca y el Congreso sobre una reforma migratoria que podría incluir protecciones para cientos de miles de jóvenes inmigrantes que llegaron al país cuando eran menores, y que recibieron una protección temporal por un programa de la era Obama. Trump dijo en septiembre que pondría fin al plan de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA por sus siglas en inglés), pero dio al Congreso hasta marzo para tomar medidas.

Estados Unidos creó el TPS en 1990 para ofrecer refugio a gente de países afectados por terremotos, inundaciones, huracanes, guerras y otros desastres. Ahora ampara a casi 320,000 personas de 10 países. Hay casi 440,000 beneficiarios de esos 10 países, incluidos de 263,000 de El Salvador, pero muchos de ellos han legalizado su situación por otras vías.

El secretario de Seguridad Nacional puede renovar esa protección, que incluye permiso de trabajo, por hasta 18 meses cada vez. Las voces crí­ticas dicen que ha resultado no ser temporal en absoluto, ya que muchos beneficiarios siguen en el paí­s años después de su solicitud inicial.

Canadá quiere evitar llegada masiva de inmigrantes salvadoreños

Canadá “quiere asegurarse de estar listo” para evitar una eventual llegada masiva de inmigrantes salvadoreños residentes en Estados Unidos, a los cuales el gobierno de Donald Trump les quitó el estatuto especial que los protegía, dijo este lunes el ministro de Seguridad Pública.

“Debemos estar listos para afrontar todas las eventualidades y lo estamos”, dijo el ministro Ralph Goodale a la cadena de televisión CBC. Canadá trabaja en medidas de contención “desde hace meses” con el fin de evitar una repetición de la llegada masiva de inmigrantes haitianos en el verano boreal pasado, luego que Estados Unidos decidiera quitarles el TPS que los beneficiaba.

En el transcurso de los 18 meses previos al fin del TPS para unos 200.000 salvadoreños residentes en Estados Unidos, el gobierno canadiense “entrará en contacto con grupos y organizaciones” que representan a esa comunidad en Estados Unidos para disuadirlos de atravesar ilegalmente la frontera entre ambos países norteamericanos, que se extiende por 800 kilómetros.

Goodale estimó que ese plazo es suficiente para que su país se organice y precisó que fue una demanda que el gobierno de Justin Trudeau formuló a su par estadounidense.

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario