Jul 21 2016
518 lecturas

Política

Donald Trump ya es el candidato republicano a la presidencia de EEUU: ¿y ahora?

 

Donald Trump fue coronado oficialmente candidato presidencial de un Partido Republicano dividido, durante el segundo acto de la Convención Nacional Republicana,  en Denver, Colorado. El proceso formal de la nominación de Donald Trump y de su compañero de fórmula, Mike Pence, fue seguido por un par de discursos incómodos de los líderes republicanos del Congreso, testimonios de familiares sobre el buen carácter del magnate y una ensalada de figuras que no se sabe bien qué hacían en el podio. El tema del día fue: “Hacer que Estados Unidos funcione de nuevo”.

El ahora rey del partido apareció en un video transmitido en vivo durante la convención, poco después de obtener el número de delegados necesarios para asegurar la nominación republicana. Declaró: “Es un día muy especial. Después de más de un año logramos un resultado histórico. Este es un movimiento y tenemos que llevarlo hasta la meta”. Afirmó que se llevará a cabo “el cambio real y el liderazgo de regreso a Washington”, enfocado en poner primero al pueblo estadunidense para lograr varios objetivos económicos y políticos. Resaltó la necesidad de “restaurar la ley y orden, rápidamente”.

Paul Ryan, político republicano de mayor rango en la sala y presidente de la Convención Nacional Republicana, tuvo la ingrata tarea de llamar a la unidad en torno a un candidato que él había criticado y de manera renuente finalmente apoyó.

“Aquí estamos en un momento en el que hombres y mujeres en ambos partidos tan claramente desean un gran cambio en la dirección de Estados Unidos”, argumentó Ryan. Aseveró que los demócratas sólo ofrecen “más de lo mismo, un tercer periodo de Obama llevado a cabo por otra Clinton”. Insistió en que sólo con Trump tendremos una oportunidad para una “manera mejor, al instalar una mayoría gobernante conservadora”.

Otros oradores estelares fueron el líder del Senado, Mitch McConnell; los precandidatos presidenciales Chris Christie, gobernador de Nueva Jersey, y el neurocirujano más raro del país, Ben Carson. Como está programado para cada noche, familiares de Trump intentaron ofrecer una dimensión personal de un político aún reprobado y de quien desconfía una amplia mayoría de la población: esta noche fue el turno de Donald Trump Jr y de su hija Tiffany.

Pero no faltaron los participantes poco convencionales en estos espectáculos, incluyendo al presidente de la asociación de lucha extrema, una golfista profesional y una actriz poco conocida que también se identifica como productora de aguacates y diseñadora de interiores.

Pero igual que el primer día, el único punto de unidad aquí es Hillary Clinton (en segundo plano Barack Obama). De nuevo hubo expresiones de la profunda división, incluyendo la ausencia por segundo día de la aristocracia del partido (dos ex mandatarios, dos ex candidatos presidenciales) y una larga lista de legisladores y gobernadores.eeuu Donald Trump y Melania1

Después de un primer día de sesiones, que se inició con la rebelión pública de un sector de delegados antiTrump, las actividades se alargaron, dejando a una de las estrellas emergentes, la senadora Joni Ernst, hablando ante una arena semivacía, en la que el momento estelar, el discurso de Melania Trump, generó una controversia que imperó en los medios nacionales ayer por la mañana, ante acusaciones de que había plagiado parte de un discurso de Michelle Obama ante la Convención Demócrata en 2008. Este segundo día de cuatro fue más controlado.

Pero la desunión se expresó de nuevo en varios momentos. Algunos públicos, otros en privado. Los delegados antiTrump prometieron continuar sus rebeliones, buscando entorpecer los procedimientos como forma de protesta. Hoy, la delegación de Michigan se abstuvo de reportar el número de delegados que asignó a cada precandidato.

Muchos legisladores y políticos electos han asistido a reuniones de sus delegaciones estatales, pero no piensan estar en la convención. “Se irán antes del jueves, cuando Trump será coronado”, reportó Político.

A la vez, la sensación de que no se sabe bien qué ocurre aquí, ni cómo llegó todo a este punto por la cúpula del partido, estrategas electorales, el club de multimillonarios y empresarios que han mantenido el control de este partido, así como expertos y analistas políticos del país, sigue generando una incertidumbre inusual en un juego antes tan controlado.

Muchos delegados y sus representados afirman que apoyan a Trump como parte de una insurgencia contra la cúpula política del país. Consideran que no es una campaña, sino un movimiento.

Un delegado de Nueva York lo resumió así en entrevista con La Jornada: “Hay dos partidos en Estados Unidos: los políticos y el pueblo. Les dimos una oportunidad en 2010, cuando ganamos la cámara baja, y no hicieron nada. Les dimos otra cuando ganamos el Senado, en 2012, y tampoco hicieron nada. Lo que están viendo aquí es una caldera que está estallando en algo que se llama Trump”.

 

Activistas instalan muro contra el odio afuera de la fiesta de Trumpeeuu vs trump muro

Un muro para encerrar al odio de Trump apareció frente a la entrada de la Convención Nacional Republicana –en su tercer día de sesiones– creado y apoyado por activistas inmigrantes, veteranos de guerra, organizaciones de justicia social y defensores de derechos civiles, el cual prometen dará la vuelta al país.

Si Trump quiere un muro, pues se lo damos; pero en lugar de un muro de odio, nuestro muro es para proteger nuestras comunidades y nuestro derechos, afirma a La Jornada Marisa Franco, una coordinadora de Mijente, agrupación de defensa de inmigrantes, que copatrocinó esta iniciativa. Afirmó que esta elección está generando una amenaza sin precedente “y necesitamos un poco de imaginación para enfrentarlo.

Yo nací en este país, de padres mexicanos, y en varias manifestaciones me han gritado que me regrese a mi país. Éstas son políticas del pasado; nosotros queremos ir hacia otro futuro. Hay muros que nos dividen, el nuestro es para unirnos.

El muro está hecho con más de 300 metros de tela pintada de ladrillos y consignas, y lo llevaban decenas de activistas acompañados por cientos de manifestantes. En la plaza pública del centro de Cleveland el muro portátil se instaló (cada persona llevaba una sección como un poncho y, al estirarse y darse la mano uno con otro, se creaba el muro) y sus portadores cantaron: “esos muros que construyen para separarnos a la fuerza/ Nunca serán tan fuertes/ Como los muros de nuestros corazones…. El desierto está ardiendo/ Nosotros somos la lluvia”.

De ahí, el muro se trasladó por las calles del centro, y finalmente llegó al perímetro de seguridad alrededor de la arena donde se realiza la convención republicana, ahora fiesta de Trump.

Eva Cardenas, de Ruckus Society, otra de las organizaciones patrocinadoras, dijo que el muro es una línea de defensa contra el odio y racismo de Trump, y para enviar un llamado a todos a levantarse y asumir responsabilidad por el futuro de este país.

Cargando la instalación había participantes de los grupos organizadores de este esfuerzo: además de Mijente y Ruckus estaban Veteranos de Irak contra la Guerra (IVAW), Other 98%, Grassroots Global Justice, Working Families Party, Georgia Latino Alliance for Human Rights, junto con todo un abanico de activistas antiTrump.

Si muro quieres, muro te damos y sin papeles, sin miedo coreaban algunos, mientras otros ofrecían amurallen a Trump en inglés y español.

eeeuu vs trump1Y tal como amenazó Trump, que México pagará para construir su muro, éste fue construido por mexicanos de ambos lados de la frontera. El proyecto se financió con más de 600 donaciones individuales, entre ellas varias de México provenientes de agrupaciones e individuos tal como La Burra Blanca, Libre y sin Temor; Prevención, Capacitación y Defensa del Migrante AC (Precadem) y Radio Zapote.

A nombre de ellos, Iyali Garcia Esquivel declaró que México no sólo exporta a su gente y sus recursos, sino también nuestra resistencia y nuestra dignidad, y se sumaron a construir el muro para encerrar a Trump. El muro es contra el odio, el racismo y la ignorancia. No sólo estamos amurallando a Trump, estamos demostrando al mundo que nuestros vínculos son mas fuertes que su retórica o cualquier frontera.

Franco informó que la instalación viajará a diversas comunidades y también se espera que otros construyeran sus propios muros contra el odio.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario