Mar 5 2018
1144 lecturas

Ambiente

Dos minutos antes del apocalipsis

El 25 de enero de 2018, un grupo internacional de reconocidos expertos y cient√≠ficos del Bolet√≠n de Cient√≠ficos At√≥micos (BCA) ‚Äďcuyos colaboradores incluyen a 15 Premios Nobel‚Äď adelant√≥ el reloj del apocalipsis global para quedar a s√≥lo dos minutos de la medianoche, hora que representa simb√≥licamente el fin de la humanidad.

Seg√ļn el comunicado de este grupo, la hora dram√°tica en que nos encontramos se debe al recrudecimiento de la amenaza de guerra nuclear, a la falta de acci√≥n frente al cambio clim√°tico y a los riesgos que implica el uso y abuso de nuevas tecnolog√≠as, incluyendo inform√°tica y biolog√≠a sint√©tica.Resultado de imagen para biologia sintetica

El Bolet√≠n de Cient√≠ficos At√≥micos se fund√≥ en 1945, a iniciativa de cient√≠ficos de la Universidad de Chicago que hab√≠an participado en el Proyecto Manhattan del gobierno de Estados Unidos para desarrollar armas at√≥micas. El bolet√≠n comenz√≥ con su Reloj del Juicio Final dos a√Īos despu√©s, para trasmitir gr√°ficamente el peligro nuclear y alertar sobre la vulnerabilidad de la humanidad frente al riesgo que significan las armas nucleares.

El reloj del apocalipsis no hab√≠a estado tan cerca de la cat√°strofe global desde 1953, en el auge de la guerra fr√≠a. Ahora es gracias a las bravatas de Donald Trump, su decisi√≥n de invertir en m√°s armas nucleares y la respuesta de los pa√≠ses con cada vez m√°s potencia nuclear a los que desaf√≠a, como Corea del Norte, China y Rusia. Sin duda, tener a un personaje tan absurdo como Trump con posibilidad de apretar el bot√≥n nuclear ‚Äďque nos afectar√° a todos‚Äď es una amenaza de alto calibre.

El grupo tambi√©n menciona como un factor decisivo hacia la cat√°strofe el avance del cambio clim√°tico. Critica las pol√≠ticas de la administraci√≥n Trump para incrementar la explotaci√≥n de petr√≥leo, carb√≥n y gas, al tiempo que se retira del Acuerdo de Par√≠s sobre cambio clim√°tico. Pese a los negadores del cambio clim√°tico que votaron a Trump y est√°n en su gobierno, los datos cient√≠ficos muestran que todos los a√Īos m√°s calientes desde que se empezaron a medir las temperaturas en 1800 ‚Äďmenos uno en la d√©cada de 1990‚Äď han ocurrido en el siglo XXI.

Como resultado, el Caribe y parte de Norteam√©rica han sufrido cat√°strofes sin precedentes debido a la violencia de los huracanes. El hielo del √Ārtico ha estado en su m√≠nimo hist√≥rico por tres a√Īos seguidos, rompiendo r√©cord cada a√Īo. Estados Unidos ha sufrido incendios forestales devastadores a partir de sequ√≠as extremas. Pero no s√≥lo ese gobierno contribuye a la situaci√≥n. La meta del Acuerdo de Par√≠s de no exceder 2 grados de aumento de la temperatura global no se podr√° cumplir con los compromisos voluntarios de los pa√≠ses m√°s contaminantes, que nos encaminan a un aumento de entre 3 y 4 grados.

El BCA asegura que es eminentemente alcanzable y económicamente viable no sobrepasar los 2 grados centígrados, con decisiones políticas de reducción y apoyo económico a los países empobrecidos, para apoyar desarrollos con bajas emisiones de carbono.

Entre los tres mayores factores de riesgo global, el BAC alerta tambi√©n sobre la falta de control y uso malintencionado de nuevas tecnolog√≠as inform√°ticas y biol√≥gicas. Incluye el uso de tecnolog√≠as de informaci√≥n para minar la confianza p√ļblica en los procesos democr√°ticos y en la ciencia. Alerta adem√°s sobre los riesgos de nuevas biotecnolog√≠as, como el uso de la tecnolog√≠a CRISPR-Cas 9 para crear organismos que representan un riesgo potencial de seguridad global.Resultado de imagen para CRISPR-Cas 9

Esto alude a los organismos transg√©nicos con impulsores gen√©ticos (gene drives, en ingl√©s), que est√°n dise√Īados para diseminarse agresivamente en la naturaleza con el objetivo de extinguir especies enteras. Naciones Unidas ya identific√≥ esta tecnolog√≠a como potencial arma biol√≥gica con posibles repercusiones globales, aunque la Fundaci√≥n Gates, su financiador, asegura que es para eliminar plagas. Pero el principal financiador de investigaci√≥n sobre esta tecnolog√≠a es el Ej√©rcito de Estados Unidos.

También empresas como Monsanto y DuPont están interesadas en esa tecnología. Paradójicamente, al mismo tiempo que el grupo de científicos alertaba al mundo sobre los riesgos de estas tecnologías, la Comisión de Bioseguridad de Brasil, publicó una nueva normativa, que lo convierte en el primer país del mundo que considera liberar esta tecnología de alto peligro.

El grupo de expertos del BCA afirma que como el avance de las manecillas del reloj no es automático, sino producto de hechos y voluntades políticas, la humanidad también puede ejercer otras voluntades para regresarlas. Por ejemplo: a contrapelo de los que escalan la amenaza nuclear, la Asamblea de Naciones Unidas acordó en julio de 2017 establecer un Tratado para la Prohibición de Armas Nucleares, legalmente vinculante y con vistas a su eliminación total. Como en tantos otros temas, fue un mensaje claro de lo que quieren la vasta mayoría de países y habitantes del planeta.

En el caso de la biología sintética y los impulsores genéticos, 160 organizaciones campesinas, ambientalistas, sindicales e indígenas llamaron a finales de 2016 al Convenio de Diversidad Biológica (CBD) a instaurar una moratoria a esa tecnología, con vistas a su prohibición total. La Fundación Gates usó ingentes cantidades de dinero para impedir que esa moratoria se adoptara. Pero en diciembre 2017, un grupo de expertos bajo el Convenio de Diversidad Biológica emitió un reporte crítico que recupera la necesidad de extrema precaución, el cual será próximamente considerado.

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario