May 7 2016
703 lecturas

Despacito por las piedras

ECONOMÍA MUNDIAL NO SE CAE, TAMPOCO SE LEVANTA

En días recientes se han publicado varios informes sobre la evolución y perspectivas de la economía mundial. Dentro de obvias diferencias en los análisis realizados hay algunas cuestiones que son vistas de un modo semejante por los diversos analistas.

La mayor coincidencia se manifiesta en una visión más conservadora sobre los resultados finales de este 2016. Los pronósticos, de comienzos del año, que destacaban un crecimiento global que superaría el 3% han reducido esa perspectiva a poco más del 2,5%, dejando las posibilidad de un 3,5% de crecimiento para el 2017.

Cabe recordar que desde hace varios años la economía mundial no refleja un crecimiento importante. Muchos esperaban un despegue para el presente año. La evolución de los indicadores va señalando que ello no será así y que seguiremos en una economía que simplemente se reproduce.

La principal causa de este “parate económico” mundial es el “enfriamiento” progresivo en China. Allí continúa la pérdida de velocidad en el crecimiento, la misma que llevara a la economía China a ser la más voluminosa del mundo. No obstante sigue siendo –junto a la India- la actual locomotora que arrastra al conjunto de la economía mundial. La economía China está evolucionando de tener la clave de su despliegue en el sector externo a otro modelo centrado más en su mercado interior. Esta relativa “pérdida de impulso” de China se completa con el desaceleramiento de otras economías de países emergentes, particularmente Brasil. Ello ha provocado que en Europa y Estados Unidos se profundicen los debates sobre las crecientes desigualdades internas, con el avance de sectores representativos de minorías sociales y nacionales y el despliegue de tendencias nacionalistas que empujan hacia el aislamiento. La situación política de los Estados Unidos con la casi segura candidatura de Donald Trump a la Presidencia por el Partido Republicano, es una muestra de esta tendencia aislacionista, en este caso muchas veces rozando con la xenofobia. La reciente elección del musulmán y laborista Sadiq Khan como alcalde (intendente) de Londres refleja la fortaleza y el crecimiento de esas minorías, negadas por el tradicional sistema de poder europeo.

Sin desarrollar los fundamentos de quienes atribuyen esta crisis y estancamiento a la irresoluble situación del capitalismo mundial, también se pueden encontrar elementos que explican lo que ocurre en algunas razones estructurales de aspectos científico-técnicos. En este sentido, hay coincidencias acerca de los gigantescos avances producidos en algunos aspectos como la informática, la nano tecnología y la biotecnología, pero también se señala que tales avances no se han manifestado –todavía- con toda su potencialidad, en materia de aplicaciones comerciales.

La preocupación es que tampoco se cumplan las previsiones para el 2017 y la actual tendencia se estabilice y deje a la economía mundial al borde de un generalizado estancamiento.

Juan Guahán, Question

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario