Abr 26 2007
288 lecturas

Opinión

Ecuador define su institucionalidad. – PERSPECTIVAS PARA LA ASAMBLEA

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

SE CLARIFICA EL SUNTO ELECTORAL

Luego de las declaraciones del Presidente Rafael Correa, en el sentido de que no habrá una lista única sino varias listas de la mismas tendencia, las perspectivas electorales se clarifican notablemente.

Guillermo Navarro Jiménez*

Se advierte que se conformarán varias listas, y, con ello, que los esfuerzos por captar las candidaturas se redoblarán, sin consideración alguna al problema central que debe preocuparnos en este momento: la preparación de las propuestas concretas de reforma a la Constitución vigente y a las leyes conexas.

La preocupación tiene varias aristas: una primera dice a la posibilidad de que los candidatos sean designados “a dedo” por decisiones de las cúpulas de los partidos, movimientos y organizaciones de izquierda, con lo que la democracia participativa se constituirá en un simple juego de palabras, en un recurso político y no en una convicción y praxis política como corresponde.

La segunda es el aparecimiento de una serie de movimientos estructurados en el sólo propósito de designar como candidatos a los promotores de las nuevas organizaciones, en clara actitud oportunista que debería bastar para descalificarlos.

La tercera tiene relación con la presencia de ex candidatos que imposibilitaron la unión de las fuerzas de izquierda, en afán personal de –esta vez sí ganar– como lo expresará uno de quienes fueron y son parte de esa línea divisionista.

La cuarta, se deriva de un hecho innegable, la proliferación de nuevos movimientos, la presencia de ex candidatos y la presencia de los candidatos de siempre como resultado de las decisiones copulares, responde, ante y sobre todo, a intereses personales. Intereses que conducen a que los seleccionados no sean siempre los más aptos, a la vez que crean barreras infranqueables al proceso unitario.

Pero sobre todas las preocupaciones antes mencionadas, la más importante es la ninguna asimilación que se hace de experiencias de países vecinos. Entre estas las de Colombia. Efectivamente, las advertencias derivadas de la experiencia de la Asamblea Constituyente de Colombia, expresadas por el Diputado Navarro Wolf, han caído en saco vacío.

Efectivamente, qué respuesta representa el comportamiento antes objetado a las aseveraciones de Navarro Wolf, cuando menciona: “Los temas que se estudiaron bien, salieron bien. Las instituciones que analizaron en detalle están funcionando bien (…) Otras, que no se estudiaron bien tuvieron sus fallas”, o que: “Una asamblea constituyente es como un tobogán. Empieza despacio, y cada vez es más rápido y se tiene menos tiempo, por ello es fundamental hacer un estudio previo de lo que se quiere cambiar. No hay que improvisar”, o que: “Quienes van a ir a la asamblea constituyente tienen que mezclar el trabajo de conseguir los votos con la preparación seria de los temas, porque quien lleve bien estudiado los temas es quien va a conseguir resultados”. ¡Ninguna!

Dígase lo que se diga, entonces, preténdase lo que se pretenda en contrario, el comportamiento que exhiben todas los partidos, movimientos y organizaciones de izquierda en la actual coyuntura política, no reparan en las advertencias anteriores, por lo que las palabras de Navarro Wolf, cuando expresa que: ?Quien cree que esto solo es un nuevo juego electoral es quien puede repetir las experiencias anteriores vividas en el Congreso?, adquieren, si no se repara a tiempo las actitudes y comportamientos erróneos antes mencionados, un carácter premonitorio.

Ante lo anterior, sólo cabe insistir en un planteamiento que, en forma reiterada, lo hemos sostenido: es mucho más importante y prioritario el estudiar el texto constitucional vigente y preparar las propuestas de cambio, que privilegiar la selección de los candidatos a asambleístas. Orden de prioridad que, por otra parte, permitirá disponer de una base cierta para la selección de los candidatos para las distintas listas que se conformarán: los aportes reales y personales al estudio y a la formulación de las propuestas de cambio.

Lo contrario, esto es elegirlos por su constante presencia pública (entre otras instancias en el Congreso Nacional), es sólo una forma de ocultar lo inocultable: la carencia de cuadros preparados para eventos como el que se avecina. Carencia que por cierto, responde al abandono de la política de formación de cuadros, que se registra en la mayoría de partidos, organizaciones y movimientos de la izquierda ecuatoriana.

Quito, 25 de abril del 2007.

ALI BABA Y LOS CINCUENTA Y SIETE BRIBONES

Seguramente alguien corregirá el título del artículo, ya que presume se hace referencia al clásico cuento infantil de Ali Baba y los cuarenta ladrones, en dónde Ali Baba tiene una banda que hace los más extraordinarios atracos y los lleva hasta una cueva en la cual sólo se puede entrar al pronunciar la palabra mágica “ábrete sésamo”; esta historia como tantas otras deleitaba cuando niños se las escucha y se le pide se las vuelvan a contar una vez más.

Lic. Hítalo S Pucha*

Pero el cuento de Ali Baba y lo 57, es muy diferente ya que no tiene nada de divertido ni se quiere que se vuelva a repetir, porque en este caso Ali Baba es la oligarquía ecuatoriana, que durante décadas ha realizado los más grandes atracos de la historia, claro está que Alí Baba, tiene un sinnúmero de nombres solo para recordar a partir de los años ochenta este Ali Baba estaba personificado en Oswaldo Hurtado de la Democracia Popular hoy UDC, quien propicio el más grande perjuicio del Estado Ecuatoriano, a través de la sucretización de la deuda externa en dónde los empresarios obtuvieron millonarios créditos del extranjero, para que luego con éste mecanismo de sucretización el estado asumiera sus deudas en dólares y ellos sigan pagando al Estado a razón de 25 sucres por cada dólar, sin ningún reajuste hasta la presente fecha que el dólar tiene un valor de 25000 sucres.

Posteriormente Ali Baba se encarno en León Febres Cordero del Partido Social Cristiano, quien a más de implantar un régimen de terror y violación permanente a los derechos humanos, cambio las reglas del juego en los contratos petroleros, con las transnacionales principalmente norteamericanas; para ello hizo que en la ley de hidrocarburos se permita que el Estado Ecuatoriano de cada cien barriles de petróleo sólo reciba 20 y las transnacionales se lleven ochenta, con lo cual para poner un ejemplo aproximadamente sólo la Petrolera Occidental le ha desvalijado a nuestro país sobre los dieciséis mil millones de dólares, es decir con ello se hubiera en buen romance pagado la deuda externa.

Ali Baba sigue su recorrido histórico y pasa a ser Rodrigo Borja de la Izquierda Democrática quien reforma las leyes laborales con lo cual le da paso para que los empresarios puedan explotar con mayor garantía a sus trabajadores, quitándoles una serie de derechos obtenidos durante largos años de lucha. Pero Ali Baba no contento con éste hecho pasa a tomar posesión del cuerpo y mente de Sixto Duran Ballén, en dónde su Vicepresidente el nefasto Alberto Dahík conjuntamente con Ana Lucia Armijos Ministra de Finanzas en aquel entonces coideario del Fredy Bravo, implantaron las más drásticas medidas económicas en contra del pueblo y por supuesto para beneficios de los empresarios, a más de los destacados casos de corrupción de flores y miel donde estaban vinculados familiares del Presidente Ballén.

Ali Baba pasó a ser divertido, cantante, bailarín, comía guatita, se ponía la camiseta roja-amarilla del Partido Rolodosista Ecuatoriano, para junto a Alvaro Noboa su Presidente de la Junta Monetaria, dar rienda suelta a su desenfrenada cleptomanía, festejando el primer millón de dólares ganado por su hijo Jacobino en las aduanas, o por los milloncitos que se festinaban con la mochila escolar de su Ministra Sandra, claro que en ésta época a Ali Baba, perdón Abdalá las cosas le fueron mal porque el pueblo lo echo del poder y tuvo que buscar asilo en Panamá.

Pero Ali Baba paso por una metamorfosis luego de mover su cinturita al ritmo de Fabián Alarcón, para ponerse de color ver y convertirse en Jamil Mahuad de la Democracia Popular, en dónde una de sus más grandes fechorías la hizo con el feriado bancario, robándole a los depositantes todos sus ahorros para entregarles a los dueños de los Bancos, de igual forma como manera de precautelar que esos dineros estén seguros decreto la dolarización, dejando enormes utilidades para los empresarios, pero eso sí sumiendo en la miseria, indigencia e inclusive ahuyentando a más de dos millones de ecuatorianos para que se busquen la vida, en España, Italia, EEUU, entre otros países sin importarles ser humillados, vejados, no considerados como seres humanos y lo mas grave destruyendo cientos de miles de núcleos familiares.

Talvez el lector dirá, Ali Baba hasta ahí quedó, claro que no, sigue enrostrado en Gustavo Noboa, Lucio Gutiérrez, Alfredo Palacio, quienes a través del ejercicio del poder han continuado con la aplicación del modelo de libre mercado, no sólo privatizando las empresas estatales sino que concesionado, que es una forma más perversa de aprovecharse de la infraestructura estatal, y dándole la administración a empresas privadas, vinculadas principalmente a los grupos oligárquicos de Guayaquil y Quito, representados en los partidos tradicionales de la derecha.

Ahora Ali Baba no sólo tiene cuarenta de su banda, sino que por el contrario tiene a cincuenta y siete, que desde el mes de enero han venido torpedeando el anhelo de cambio del pueblo ecuatoriano, oponiéndose primero, a la convocatoria a consulta popular para instalar una Asamblea Nacional Constituyente con plenos poderes. Y hoy buscando la frase mágica ?ábrete sésamo? para regresar al Congreso y continuar con su lúgubre plan de no permitir la transformación radical de las estructuras del país.

“Ábrete sésamo” es laexpresión que el Tribunal Constitucional ha lanzado para que sus cincuenta y siete puedan entrar en su cueva, y así torpedear la Constituyente, una vez adentro harán lo que siempre han hecho, dictaminar acuerdos, leyes urgentes, e incluso romper el candado constitucional, para poder mantener sus privilegios y los de sus grupos.

Por ello el pueblo ecuatoriano tienen que perseverar en su constante movilización, la unidad de sus organizaciones, sus partidos políticos de la tendencia de izquierda: Alianza País, Pachacutik, MPD, Partido Socialista; y participar con listas únicas para poder tener una Asamblea Constituyente que represente a los trece millones de ecuatorianos, y jamás tengamos que tener una banda como la de Ali Baba y sus cincuenta y siete bribones.

Loja, 24 de abril de 2007.

<*i> de COFREP. Presidente del Frente Popular de Loja.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario