Ene 16 2007
960 lecturas

Economía

Ecuador: – DEUDA EXTERNA, HISTORIA DE UN LARGO ATRACO

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Las pol√≠ticas de endeudamiento externo p√ļblico y de pago del servicio son de larga data; se constituyeron en un verdadero flagelo para la econom√≠a y la vida popular. Han sido un instrumento de enriquecimiento y de acci√≥n corrupta del poder subordinado a la banca internacional.

La organización del Estado y el marco jurídico que determina su funcionamiento fue organizado para el atraco, a través de la contratación de créditos, renegociaciones, emisión y venta de bonos; recientemente mediante pago anticipado de tramos de deuda.

La pol√≠tica fue determinada por las multilaterales, alrededor de estos procesos y desde ella el sostenimiento del mecanismo de ‚Äúajustes‚ÄĚ ‚Äúestabilizadores‚ÄĚ y ‚Äúestructurales‚ÄĚ gravaron la vida popular con los ‚Äúpaquetazos‚ÄĚ econ√≥micos, retrasaron la econom√≠a, asaltaron los recursos petroleros y dineros p√ļblicos, liquidaron la soberan√≠a, desaparecieron la moneda nacional, expulsaron poblaci√≥n al exterior; en suma, subordinaron al Estado y lo pusieron al servicio de la banca especuladora.

Las Cartas de Intención del FMI, sustituyeron los planes de gobierno.

En los √ļltimos 35 a√Īos los especuladores y las mafias financieras, apuntaladas por uno y otro gobierno, endeudaron al pa√≠s, despilfarraron y atracaron m√°s de US$ 90,000 millones, producto de los cr√©ditos externos e ingresos petroleros. La deuda externa p√ļblica creci√≥ en 47 veces; desde US$ 229 millones en 1970 a US$ 10,851 millones en 2005.

La deuda externa privada, que fue asumida por el BCE en 1983, reduci√©ndose a US$ 85 millones, supera hoy los US$ 7.000 millones, representando un 70% de la p√ļblica.

El servicio de la deuda absorbe un 50% de los ingresos corrientes del PGC; en el 2006 fue de US$ 2.850 millones todo lo cual incidió fuertemente en el gasto social, reduciéndolo significativamente y alejó la reactivación productiva. En términos netos, por ésta vía, el país se convirtió en exportador de capitales.

En efecto, en ese per√≠odo, cancel√≥ por servicio de la deuda US$ 57.1 miles de millones y recibi√≥ desembolsos por nuevos cr√©ditos por US$ 46.6 miles de millones, lo que arroj√≥ un d√©ficit de US$ 7.3 miles de millones. La Comisi√≥n de Investigaci√≥n de la Deuda Externa P√ļblica concluy√≥ su trabajo, entre otras, con estas conclusiones. El actual presidente tiene en sus manos el informe. Analiz√≥ los distintos procesos que dieron lugar a este descalabro, cuyos efectos nocivos hasta el momento los sufre la poblaci√≥n.

Entre ellos, el endeudamiento ‚Äúagresivo‚ÄĚ de la dictadura militar del triunvirato de Poveda Burbano, Dur√°n Arcentales y Leoro Franco, que inaugur√≥ este perverso proceso;

‚Äď la ‚Äúsucretizaci√≥n‚ÄĚ de la deuda externa privada en el gobierno de Oswaldo Hurtado, con el que se libera a la gran banca, poderosas empresas y personas, de sus deudas, obligando al BCE a que asuma unos $1,488 millones;

‚Äď la ampliaci√≥n de la misma en el gobierno de Le√≥n Febres Cordero, en el que adem√°s se facilit√≥ la entrega de dinero del BCE a los financistas para recomprar papeles de deuda a precios bajos y devolverles el 100% de su valor nominal, en lo que se llam√≥, ‚Äúreconversi√≥n de deuda‚ÄĚ.

En el gobierno de Rodrigo Borja se coron√≥ el proceso de sucretizaci√≥n, dos d√≠as antes de terminar su mandato emite un bono por un bill√≥n 3.354.212 millones de sucres al uno por ciento y 100 a√Īos plazo, para la liquidaci√≥n de las p√©rdidas registradas en el proceso y se crearon las condiciones para renunciar a la prescripci√≥n de la deuda con la banca privada internacional, lo que debi√≥ ocurrir en diciembre de 1992.

Sixto Durán Ballén y Alberto Dahik convalidan la deuda con la banca privada y la convierten en Bonos Brady, favoreciendo a los acreedores con el Convenio de Garantía de Depósitos (Tolling Agreement).

Con Jamil Mahuad sobrevino la fraudulenta quiebra bancaria y el multimillonario salvataje estatal y la ma√Īosa creaci√≥n de la AGD, en el marco del llamado ‚Äúatraco del siglo‚ÄĚ.

Más adelante se impuso la dolarización, extensión del atraco, y luego la renegociación de Jorge Gallardo en el gobierno de Gustavo Noboa, proceso en el cual se revalorizó en un 40% la deuda en bonos Brady y se crearon los bonos Global, con los que se reconoció hasta el 12% de interés.

Con el actual gobierno se inician dudosos procesos de inversión y venta de bonos; y luego, de recompra anticipada de los bonos Global.

Todo esto paralelo con mayor endeudamiento. ¬°Triste historia de atracos!

——————————-

* Leonardo Vicu√Īa Izquierdo, catedr√°tico y economista pol√≠tico.

Artículo distribuido por ALTERCOM, Agencia de Prensa de Ecuador. Comunicación para la Libertad (www.altercom.org.

Addenda

Escribe en 2002 el profesor Alberto Acosta en la introducci√≥n a su trabajo sobre la ¬ęrelaci√≥n incestuosa¬Ľ entre deuda externa y emigraci√≥n en el Ecuador:*:

Ecuador, pa√≠s latinoamericano, el m√°s peque√Īo de la regi√≥n andina y con una poblaci√≥n de 12 millones de habitantes, concluy√≥ el siglo XX con una crisis sin precedentes. Luego de un prolongado per√≠odo de estancamiento desde 1982, al a√Īo 1999 se le recordar√° por registrar la mayor ca√≠da del PIB. Este declin√≥ en 7,3% medido en sucres constantes y en d√≥lares en 30,1%, de 19.710 millones pas√≥ a 13.769 millones de d√≥lares. El PIB por habitante se redujo en casi 32%, al desplomarse de 1.619 a 1.109 d√≥lares .

El pa√≠s experiment√≥ el empobrecimiento m√°s acelerado en la historia de Am√©rica Latina: entre el a√Īo 1995 y el a√Īo 2000, el n√ļmero de pobres creci√≥ de 3,9 a 9,1 millones, en t√©rminos porcentuales de 34% al 71%; la pobreza extrema dobl√≥ su n√ļmero de 2,1 a 4,5 millones, el salto relativo fue del 12% a un 31%. En estas condiciones se registr√≥ un deterioro acelerado de los √≠ndices de bienestar. El ingreso por habitante del Ecuador alcanza apenas un 43% del promedio latinoamericano.

Lo anterior vino acompa√Īado de una mayor concentraci√≥n de la riqueza. As√≠, mientras en 1990 el 20% m√°s pobre recib√≠a el 4,6% de los ingresos, en el 2000 captaba menos de 2,5%; entre tanto el 20% m√°s rico incrementaba su participaci√≥n del 52% a m√°s del 61%. Esta inequidad es, sin duda alguna, una de las principales explicaciones de la pobreza. Esto es sobre todo preocupante, pues en este pa√≠s la capacidad productiva disponible podr√≠a satisfacer la demanda de bienes y servicios de toda la poblaci√≥n, de existir una adecuada distribuci√≥n del ingreso y de la riqueza.

La consecuencia l√≥gica de esta evoluci√≥n fue el masivo desempleo y subempleo; la ca√≠da de los ingresos; la reducci√≥n de las inversiones sociales: salud, educaci√≥n, desarrollo comunitario, vivienda; la creciente inseguridad ciudadana; el deterioro de la calidad de vida; y, la ca√≠da vertiginosa de la confianza en el pa√≠s…

El país, entonces, al entrar en la mayor crisis de su historia, inauguró un proceso inédito de emigración, cuyas consecuencias recién se empiezan a entender. Solo en el cambio de siglo miles de ecuatorianos, unas 700 a 800 mil personas (mucho más de un 10% de la Población Económicamente Activa РPEA), habrían huido del país .

* El artículo completo puede leerse en la revista La Insignia

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario