Jun 11 2018
753 lecturas

Ciencia y Tecnolog铆aPol铆tica

Edward Snowden: El Gobierno y las empresas se han aprovechado de nuestra ignorancia

Cinco a帽os despu茅s de la hist贸rica filtraci贸n de realizar la mayor filtraci贸n de documentos secretos de la historia de EEUU, Edward Snowden hace un balance de lo conseguido en la lucha contra la vigilancia masiva por el Estado y los servicios de inteligencia. 鈥淟a gente dice que no ha cambiado nada, que todav铆a hay vigilancia masiva. Pero los cambios no se miden as铆. Mira la situaci贸n previa a 2013 y mira todo lo que ha pasado. Todo ha cambiado.鈥

Cinco a帽os despu茅s de la mayor filtraci贸n de documentos secretos de la historia, Edward Snowden no se arrepiente de nada. Estados Unidos lo tiene en la lista de personas m谩s buscadas. Vive exiliado en Rusia. Sin embargo, se siente satisfecho con la forma en que sus revelaciones sobre vigilancia masiva han sacudido a gobiernos, agencias de inteligencia y las mayores empresas de internet.

En una entrevista telef贸nica con motivo del aniversario del d铆a en que The Guardian public贸 la noticia por primera vez,聽Snowden recuerda aquel d铆a en que su mundo 鈥搚 el de muchos otros en el planeta鈥 cambi贸 para siempre. Se fue a dormir en un hotel en Hong Kong y, cuando se despert贸, la noticia de que la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) hab铆a estado absorbiendo los datos de millones de m贸viles estadounidenses llevaba horas en los titulares.

Snowden supo en ese momento que su vida que conoc铆a hab铆a acabado. 鈥淢e dio miedo, pero a la vez fue liberador鈥, se帽ala. 鈥淭en铆a la sensaci贸n de que era algo definitivo. Ya no hab铆a vuelta atr谩s鈥.

驴Qu茅 ha pasado en los 煤ltimos cinco a帽os? Snowden es uno de los fugitivos m谩s famosos del mundo, se ha filmado con su historia un documental ganador de un Oscar,聽una pel铆cula de Hollywood聽y se han escrito al menos una docena de libros. Los gobiernos de Estados Unidos y Reino Unido, a causa de sus revelaciones, han sido llevados a los tribunales para cambiar las leyes de vigilancia. Ambos pa铆ses han tenido que aprobar nuevas leyes. Las empresas de internet, gracias a la reacci贸n popular en torno a la privacidad, han hecho que el cifrado sea algo generalizado.

Snowden, evaluando los cambios, afirma que algunos activistas por la privacidad se han mostrado decepcionados con la forma en que se dieron los acontecimientos, pero 茅l no est谩 de acuerdo con eso. 鈥淟a gente dice que no ha cambiado nada, que todav铆a hay vigilancia masiva. Pero as铆 no es como se miden los cambios. Mira la situaci贸n previa a 2013 y mira todo lo que ha pasado. Todo ha cambiado鈥.

Seg煤n 茅l, el cambio m谩s importante ha sido la conciencia p煤blica: 鈥淓l Gobierno y el sector empresarial se han aprovechado de nuestra ignorancia. Pero ahora lo sabemos. La gente es consciente. La gente sigue sin tener poder para detenerlo, pero lo estamos intentando. Las revelaciones han hecho que la lucha sea m谩s de equilibrada鈥, explica.

Snowden asegura que no se arrepiente de nada. 鈥淪i quisiera estar a salvo, no me habr铆a ido de Haw谩i鈥 (donde hab铆a sido destinado cuando trabajaba para la NSA, antes de marcharse a Hong Kong).

Su propia vida est谩 marcada por la incertidumbre, quiz谩 ahora m谩s que nunca, dice. Su asilo en Rusia depende de un cambio de opini贸n del gobierno de Putin, y las agencias de inteligencia estadounidense y brit谩nica no le han perdonado. Para ellas, el asunto est谩 m谩s candente que nunca. Dicen que su traici贸n les ha perjudicado a un nivel que el p煤blico no llega a comprender.

Esto se reflej贸 en una inusual declaraci贸n de Jeremy Fleming, director de la agencia de vigilancia brit谩nica GCHQ聽que, junto con la estadounidense NSA, fue el principal objetivo de la filtraci贸n. Respondiendo a una pregunta de The Guardian por el aniversario de la filtraci贸n, Fleming alega que la misi贸n de GCHQ era mantener Reino Unido a salvo: 鈥淟o que hizo Edward Snowden hace cinco a帽os fue ilegal y puso en peligro nuestra capacidad de proteger Reino Unido, provocando un da帽o real e innecesario a la seguridad del pa铆s y a nuestros aliados. Deber铆a pagar por lo que hizo鈥.

El peligro de lo no publicado

La furia de la comunidad de inteligencia en Estados Unidos y Reino Unido no es s贸lo por lo que se ha publicado 鈥搎ue representa poco m谩s del 1% de los documentos鈥 sino tambi茅n por lo que no se ha publicado. Explican que han tenido que trabajar suponiendo que toda la informaci贸n a la que tuvo acceso Snowden ha sido comprometida y la han tenido que desechar.

Las agencias tuvieron otro trabajo m谩s. Al haber tenido que desechar tanta informaci贸n, tuvieron que desarrollar e instalar nuevos y mejores sistemas, m谩s r谩pido de lo planeado. Otro cambio lleg贸 en el 谩rea de transparencia. Antes de Snowden, las preguntas de la prensa a la GCHQ se encontraban con respuestas de 鈥渟in comentarios鈥, mientras que ahora tienen m谩s voluntad de colaborar. El hecho de que Fleming haya respondido con una declaraci贸n demuestra ese cambio.

En su declaraci贸n, Fleming expresa su compromiso con la transparencia, pero deja claro que eso no es m茅rito de Snowden, porque el cambio es anterior a 2013. 鈥淓s importante que sigamos siendo tan abiertos como podamos y estoy comprometido con los cambios que hemos comenzado hace m谩s de una d茅cada para lograr mayor transparencia鈥.

Otras personas de los servicios de inteligencia, especialmente en Estados Unidos, admiten a rega帽adientes que fue por Snowden por lo que comenzaron a debatir sobre d贸nde se deb铆a trazar la l铆nea que separa la vigilancia de la privacidad. El exdirector adjunto de la NSA, Richard Ledgett, cuando se jubil贸 el a帽o pasado, afirm贸 que el Gobierno deber铆a haber hecho p煤blica la informaci贸n de que pose铆a una gran cantidad de datos telef贸nicos.

Manifestaci脙鲁n a favor de Snowden frente al Congreso de EEUU en Washington en octubre de 2013.

Manifestaci贸n contra el espionaje por la NSA y a favor de Snowden frente al Congreso de EEUU en Washington en octubre de 2013

El exdirector de la GCHQ, David Omand, est谩 de acuerdo con la afirmaci贸n de Fleming sobre el da帽o causado, pero admite que Snowden ha contribuido a que se introduzca legislaci贸n nueva. 鈥淎hora tenemos un marco legal mejor y m谩s transparente para la recolecci贸n de datos de inteligencia. Por supuesto que esto habr铆a sucedido de todas formas, pero indudablemente sus acciones aceleraron el proceso鈥, se帽al贸 Omand.

El Congreso estadounidense aprob贸 la Freedom Act en 2015, que limita la recogida masiva de datos telef贸nicos. Un a帽o m谩s tarde, el Parlamento brit谩nico aprob贸 la pol茅mica Investigatory Powers Act (Ley de Poderes de Investigaci贸n).

Ross Anderson, un importante acad茅mico especializado en seguridad inform谩tica y privacidad, cree que las revelaciones de Snowden fueron un momento trascendental. 鈥淟as revelaciones de Snowden fueron uno de esos momentos luminosos que cambian la forma en que la gente ve las cosas鈥, explica Anderson, profesor de Ingenier铆a de Seguridad en el laboratorio inform谩tico de la Universidad de Cambridge. 鈥淨uiz谩 no cambiaron mucho en Reino Unido por nuestra cultura de idolatrar a James Bond y todo lo que hace. Pero en el resto del mundo hizo que la gente comprendiera realmente que la vigilancia es un asunto serio鈥.

Los legisladores y gran parte de los medios de comunicaci贸n brit谩nicos no se han comprometido al mismo nivel que sus colegas en otros pa铆ses europeos, en Estados Unidos, Am茅rica Latina, Asia y Australia. Entre las excepciones est谩 el diputado liberal dem贸crata Julian Huppert, que presion贸 por este tema hasta que perdi贸 su esca帽o en las elecciones de 2015. 鈥淟as revelaciones de Snowden fueron un golpe tremendo, pero han hecho que logremos mayor transparencia en algunas de las agencias sobre su trabajo鈥, sostiene.

鈥淓l contraataque acaba de comenzar鈥

Una de las revelaciones que m谩s impacto tuvo fue sobre el nivel de colaboraci贸n entre las agencias de inteligencia y las empresas de internet. En 2013, las empresas estadounidenses aventajaban a la UE en las negociaciones sobre protecci贸n de datos. Las filtraciones de Snowden cayeron como una bomba en medio de las negociaciones y la ley de protecci贸n de datos que se aplic贸 el mes pasado es una consecuencia de ello.

Uno de los efectos m谩s visibles de las revelaciones de Snowden fue la peque帽a se帽al amarilla que comenz贸 a aparecer en el servicio de mensajer铆a WhatsApp en abril de 2016: 鈥淟os mensajes y llamadas en este chat ahora est谩n protegidos con cifrado de extremo a extremo鈥.

Antes de Snowden, este cifrado lo usaba poca gente. 鈥淪i pudiera regresar a 2013鈥, explica Jillian York, directora del departamento internacional por la libertad de expresi贸n del grupo por los derechos digitales de la Fundaci贸n Electronic Frontier, 鈥測o quiz谩 en mi tel茅fono tendr铆a TextSecure, la versi贸n previa de la comunicaci贸n cifrada de la aplicaci贸n Signal. Tendr铆a otra herramienta de cifrado de correo electr贸nico, PGP, pero no la usar铆a nadie鈥. La 煤nica gran excepci贸n era el iMessage de Apple, que ha estado cifrado de extremo a extremo desde su lanzamiento en 2011.

Los desarrolladores en las grandes empresas tecnol贸gicas, escandalizados por las revelaciones de Snowden, comenzaron a ponerse en acci贸n. Algunos, como los de WhatsApp, aplicaci贸n que fue comprada por Facebook un a帽o despu茅s de que salieran a la luz las filtraciones, implementaron su propio cifrado. Otros, como Alex Stamos, de Yahoo, dimitieron antes de apoyar m谩s espionaje聽(Stamos es ahora director de seguridad de Facebook, pero ha anunciado que saldr谩 pronto de la compa帽铆a).

鈥淪in Snowden鈥, cuenta York, 鈥渘o creo que Signal hubiera conseguido financiaci贸n. No creo que Facebook hubiera conseguido a Alex Stamos, porque se habr铆a quedado en Yahoo. Estas peque帽as acciones provocaron acciones mayores. No es que estas empresas de pronto dijeran 鈥榥os importa la privacidad鈥. Creo que no tuvieron otra opci贸n鈥.

Otros cambios en el sector tecnol贸gico demuestran que la influencia de Snowden ha sido limitada en muchos aspectos. El ascenso del 鈥渁ltavoz inteligente鈥, ejemplificado en el Echo de Amazon, ha dejado perplejos a muchos activistas defensores de la privacidad. 驴Por qu茅, s贸lo unos a帽os despu茅s de un esc谩ndalo mundial sobre vigilancia a manos del Gobierno, la gente acepta instalar en sus hogares micr贸fonos que permanecen siempre encendidos?

鈥淓l reciente dilema de privacidad que representa instalar un aparato que puede literalmente o铆r todo lo que dices es una escalofriante innovaci贸n en la era de las cosas conectadas a internet鈥, escribi贸 el a帽o pasado Adam Clark Estes, de Gizmodo, uno de sus primeros alias, Cincinnatus, en homenaje al romano que regres贸 a su granja tras servir a la sociedad. Snowden explica que 茅l tambi茅n siente que, una vez cumplido su rol, se ha retirado a una vida tranquila, pasando el tiempo desarrollando herramientas para ayudar al periodismo a proteger sus fuentes. 鈥淐reo que nunca me hab铆a sentido tan realizado鈥, afirma.

Sin embargo, aclara que no celebrar谩 el aniversario como un triunfo. Todav铆a queda mucho por hacer. 鈥淓l contraataque acaba de comenzar鈥, asegura Snowden. 鈥淟os gobiernos y las empresas llevan mucho tiempo en este juego y nosotros acabamos de comenzar鈥.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario