Abr 8 2017
1379 lecturas

Despacito por las piedras

EE.UU. Y EL ATAQUE A SIRIA: LO QUE NO SE DICE

Los Estados Unidos dispararon 59 misiles contra una base a√©rea siria, provocando 7 muertos civiles y 9 heridos. El argumento del gobierno fue que se trat√≥ de una represalia por un ataque con armas qu√≠micas sobre poblaci√≥n civil que atribuyen al gobierno de ese pa√≠s. Ese ataque qu√≠mico hab√≠a producido 84 muertes -entre ellos 27 ni√Īos- y 546 heridos. El gobierno estadounidense dijo oficialmente: ‚ÄúNuestro Ej√©rcito destruy√≥ la base a√©rea desde la que se llev√≥ a cabo el ataque qu√≠mico de esta semana. Est√°bamos totalmente justificados para hacerlo‚ÄĚ. Pero‚Ķ¬Ņqu√© hay de cierto en todo esto y cu√°les ser√≠an los objetivos reales de este ataque?

No son pocos los observadores internacionales que desconf√≠an del comunicado norteamericano. Creen que el ataque con armas qu√≠micas fue un hecho de ‚Äúfalsa bandera‚ÄĚ. Es decir producir un hecho y atribuirlo a otro Estado. Es una pr√°ctica que se ha usado m√°s de una vez en la historia de la humanidad. Estados Unidos es el campe√≥n en la utilizaci√≥n de ese m√©todo.

En varios conflictos o guerras el ataque de ‚Äúfalsa bandera‚ÄĚ fue llevado a la realidad. Ser√≠a muy largo enumerar esos hechos, pero van algunos ejemplos para entender la envergadura de esa metodolog√≠a utilizada recurrentemente por los Estados Unidos. Corr√≠a el a√Īo 1964 y el mundo viv√≠a la guerra fr√≠a entre Estados y la Uni√≥n Sovi√©tica, mientras en China se consolidaba el comunismo y los patriotas vietnamitas quer√≠an unificar su territorio, ¬†dividido luego de la invasi√≥n francesa. Los norteamericanos simularon un ataque a un barco por parte de tropas de Viet Nam del Norte, en el Golfo de Tonkin. Con ese argumento¬† profundiz√≥ su aventura en ese pa√≠s, que debieron abandonar luego de 10 a√Īos de gigantescas tropel√≠as. A partir de ese incidente, que nunca ocurri√≥, los Estados Unidos perdieron 50 mil soldados y los vietnamitas tuvieron 2 millones de muertos.

Los Estados Unidos justificaron su invasi√≥n a Irak, en el a√Īo 2003, en el hecho que Saddam Hussein ‚Äúpose√≠a armas de destrucci√≥n masiva‚ÄĚ. Dichas armas nunca fueron encontradas y luego se comprob√≥ que todo aquello fue una burda mentira. Pero esa guerra que lleg√≥ hasta el 2011 dejo un tendal de medio mill√≥n de muertos y un pa√≠s destruido.

Lo anterior constituyen solo dos ejemplos aleccionadores sobre un modo de proceder. En el caso que nos ocupa parece demasiado tonto e imb√©cil atacar a su propia poblaci√≥n civil con armas que se supone que hab√≠an sido destruidas y cuyo control estaba a cargo de los rusos. El reciente ataque con misiles tendr√≠a otros objetivos, entre ellos cabe considerar: Deteriorar la presencia rusa en Siria, recordemos que Rusia deb√≠a controlar que no quedaran armas qu√≠micas en ese pa√≠s; dar un golpe publicitario a la debilidad de Trump acosado por variadas derrotas internas y por las denuncias sobre cierta colaboraci√≥n de Vlad√≠mir Putin en su campa√Īa electoral; demostrar al mundo que Estados Unidos sigue siendo capaz de cometer ese tipo de atropellos sin preocuparlos el derecho internacional, sus instituciones, y la opini√≥n p√ļblica mundial. Por √ļltimo, es probable que este ataque forme parte del objetivo de dejar sentado que todo aquello que interesa estrat√©gicamente a los Estados Unidos y que no puedan controlar puede sufrir este tipo de ataques. Ellos apuntan a destruir la industria y log√≠stica de ese pa√≠s o reducirlas a la m√≠nima expresi√≥n. Su actual intervenci√≥n en Siria donde, diciendo perseguir a los extremistas del ISIS, bombarde√≥ la mayor parte de la infraestructura de ese pa√≠s es una rotunda prueba de ello. En el mismo sentido ya act√ļo y dej√≥ en ruinas en Libia, Irak y Afganist√°n.

Argentina, junto a los gobiernos de Chile, Colombia, M√©xico, Paraguay, Per√ļ y Uruguay conden√≥ el llamado ‚Äúataque sirio con armas qu√≠micas‚ÄĚ pero ni siquiera hizo lo mismo respecto al efectuado con misiles por los Estados Unidos.

Juan Guah√°n

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

A√Īadir comentario