Sep 29 2008
383 lecturas

Opinión

EE.UU: El Plan Paulson y las dudas que genera

Oscar Ugarteche*

El viernes 19 de setiembre del 2008 el secretario del Tesoro estadounidense Hank Paulson (HP) conminó al congreso de sus país a autorizarlo a usar 700,000 millones de dólares `para la compra de activos financieros en las manos de la banca y con el poder discrecional para hacerlo sin preguntas ni bendición de cuentas. A esas alturas la banca de inversión ya había desaparecido y se habían transformado en holdings bancarios. Estos son los casos de Morgan Stanley y de Goldman Sachs.
 
 
El Plan Paulson aparece luego de que nacionalizaran en un 80% Fannie Mae y Fredie Mac , las dos instituciones de garantías hipotecarias más grandes de Estados Unidos. Luego también de la nacionalización de la compañía de seguros más grande ese país AIG. En todos estos casos, el gobierno norteamericano ha tomado posesión de la propiedad del ente que está rescatando.
 
Súbitamente, el 19 de setiembre HP propuso un fondo bancario para el rescate de activos financieros (FOBAPROA por sus siglas en español), muy parecido al mejicano de 1995. El rasgo central del Fondo Bancario de Protección al Ahorro (FOBAPROA) mexicano es que el Estado compra los activos sin tomar control de los bancos quebrados y más bien alivia la situación de estos al inyectarles fondos mediante estas compras. De esta forma lo más importante es el precio al cual el Estado compra los activos y el precio al cual los vende. En particular si se los vende de regreso a los mismos bancos y a los mismos inversionistas. Por ejemplo, si el Estado compra a valor en libros un activo financiero que en el mercado vale 5% del valor en libros, y luego se los regresa a los mismos, traslada 95% del valor del activo, del Estado a los banqueros. Por esto es que los rescates bancarios de esta naturaleza son vistos con sospecha.
 
La oposición a este plan ha surgido desde la calle y desde el mundo académico. La calle dice “porqué vamos a rescatar a los banqueros ricos” y los académicos dicen “porqué vamos a rescatar a bancos antes de haber hechos las tareas de ajustar la economía y de contener el consumo”. También dicen “el mercado funciona y hay que dejarlo que funcione o estaremos trasladando un problema de hoy a la próxima generación y frenando el crecimiento económico de los próximos años con mucho mayores impuestos” La crisis financiera estadounidense y el Plan Paulson han desatado pasiones hasta en la calles en centenares de ciudades de dicho país con la ciudadanía oponiéndose abiertamente.
 
¿Quién es Paulson?
 
Con información de la presentación de Bush cuando propuso a HP sabemos que el actual secretario del Tesoro es el ex presidente ejecutivos de Goldman Sachs, el banco de inversión más grande de Wall Street y el que más funcionarios de alto nivel ha dado a los gobiernos del país del norte en los últimos años. El Secretario del Tesoro Rubin también venía de Goldman Sachs asì como el actual gobernador del estado de Nueva Jersey. Paulson fue presentado por Bush como un hombre que durante ocho años fue presidente ejecutivo de Goldman Sachs y que fue un funcionario de allí toda su vida desde 1974. Es un banquero de inversión puro y duro. Según Bloomberg, Paulson ganó 38 millones de dólares en el año 2005 y otros en el 2006 antes de ser secretario del Tesoro. Bloomberg dice que tiene 3.2 millones de acciones de Goldman Sachs que valen más de 400 millones de dólares y otras fuentes ponen su patrimonio total en 700 millones de dólares.
 
HP fue nombrado por Bush quien dijo entonces “Paulson comparte mi filosofía que la economía prospera cuando confiamos en los americanos para ahorrar, gastar e invertir su dinero como ellos tienen a bien”
http://www.whitehouse.gov/news/releases/2006/05/20060530.html
“También entiende que el gobierno debería gastar el dinero de los contribuyentes sabiamente o no hacerlo en lo absoluto. Él trabajará estrechamente con el Congreso para ayudar a refrenar el apetito de gastos del gobierno federal y nos mantendrá sobre la pista para lograr nuestro objetivo de cortar el déficit en la mitad hacia 2009”.
 
Finalmente dijo Bush: “Como uno de los ejecutivos más prominentes los Estados Unidos de América, ha sido una voz fuerte y constante para la responsabilidad corporativa. Cuando los escándalos corporativos se rompieron –Enron, World Com, Arthur Andersen–, Hank mostró su mando y carácter por pedir las reformas que reforzarían el modo en que las empresas son administradas y mejorar sus contabilidades. Y como ministro de economía y hacienda, traerá aquellas altas normas a uno de los puestos más importantes en Washington”.
 
El impasse
 
Con una campaña hecha por Bush y HP sobre la urgencia de pasar la ley que le permitirá al secretario del tesoro manejar 700,000 millones de dólares libremente sin explicaciones y con inmunidad, la prensa estadounidense dice que se asemeja a la campaña para hacer la guerra contra Irak, porque urgía y debía de hacerse sin titubeos. Dice la prensa que se equivocaron entonces y que ahora no se pueden volver a equivocar. Darle a un banquero de inversión, que es accionista en un banco, dinero en efectivo para que invierta sin explicaciones es no solo alimentar el conflicto de intereses y la corrupción de alto nivel sino además una estafa a los contribuyentes. Que la banca quiebre y que los mercados funcionen o que nacionalicen los bancos, pero de ningún modo que permitan el desenlace de lo que es un traslado de riqueza de los pobres a los ricos otra vez, como se vio antes en América latina en la última parte de los años 90.
 
*Integrante del Observatorio Económico de América Latina (OBELA)

 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario