Feb 27 2007
334 lecturas

Política

EEUU no va a la guerra. – El PORTAAVIONES ES PARA DEMOSTRAR ”BUENA VOLUNTAD”

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

fotoLa información la entregó a la opinión pública la revista New Yorker el domingo 25 de febrero de 2007: Estados Unidos tiene algo más in mente que un zarpazo a Irán. Si el gobierno de ese país tomó nota de lo que parece una advertencia, no dio señales de ello. Al contrario: hubo felicitaciones por el triunfo tecnológico de un cohete que habría penetrado unos 150 kilómetros en la atmósfera.

Se trata de un paso más de la república islámica para obtener un lugar en el desarrollo de tecnología espacial, aunque no se informó en detalle sobre las características de la prueba. Irán dispone de un satélite propio, que fue puesto en órbita con un cohete ruso; pero en la oportunidad se elevó desde el centro espacial de Ali Akbar Golrou un artefacto de fabricación local.

No es mucho –como tampoco significan mucho los experimentos nucleares iraníes, que además Irán afirma tienen objetivos pacíficos: generación de energía eléctrica y para fines medicinales– si se lo compara con un solo aparato estadounidense. Veamos.

fotoNew Yorker no fue el único medio periodístico en suponer la eventualidad de una agresión; al menos dos diarios ingleses –The Times y The Daily Telegraph– merced a otras fuentes, de EEUU e Israel, informaron lo mismo, aunque el impacto más sólido corrió por cuenta del periodista estadounidense Seymour Hersh. El Premio Púlitzer aseveró que las fuerzas armadas de su país tienen un plan de ataque que podría ponerse en marcha en menos de 24 horas desde que el presidente Bush emita la orden respectiva.

foto
El presidente Bush, impertérrito ante las críticas que arrecian en su país, no ha indicado que dude sobre la justeza, que no justicia, de su aventurada “guerra contra el terrorismo”. Hasta 1.500 objetivos, dice Time se han prefijado en territorio iraní. Las naves estadounidenses miran la puesta de sol y el amanecer sobre el golfo desde el 19 de febrero (2007).

Al portaaviones se suman fragatas misilísticas, naves de abastecimiento y destructores. Otro portaaviones, el Eisenhower, se encuentra en la zona –y no solitario– desde octubre de 2006.

La organización Global Security (www.globalsecurity.org) apunta, como si las flotas estuvieran a punto de zarpar de sus bases y no ya en ultramar, que “la administración Bush hará cualquier cosa dentro de sus posibilidades para que los dirigentes iraníes no se engañen y piensen que no es inminente la accción militar”.

Artículo completo, en inglés, aquí.

foto
No obstante, un portavoz del Pentágono reiteró a fines de febrero que “Estados Unidos no planificaba una guerra con Irán”. El diario mexicano La Jornada informó el 26 de febrero que el gobierno iraní reafirmaba en que no renunciará a su programa nuclear, que era algo decidido y sin posibilidades de marcha atrás.

Con agudeza casi parisina Condoleeza Rice retrucó, según el mismo periódico, que Irán no necesita marcha atrás sino “un botón que los detenga”. Y para cerrar, con menos sentido de humor y con la fraseología habitual de las autoridades políticas de EEU, señaló –en la cadena de TV Fox– que el pueblo iraní “no quiere padecer aislamiento” y que, al contrario, “quiere ser como otros (pueblos), capaz de un mayor pluralismo político”.

Los dados ruedan sobre el tapete. El tapete es el mundo, los dados son atómicos.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario