Mar 8 2019
1159 lecturas

Pol铆tica

El acceso a agua potable es un punto crucial para nuestra supervivencia

En esta entrada, nos centramos en lo que podr铆a ser una de las omisiones m谩s peliagudas de todas las que hay, un asunto de la m谩xima prioridad pero del que no hay apenas constancia. De hecho, el tecno optimismo se encarga de minimizarlo al poder sacar (mucha) tajada de ello, punto que ese enfoque es precisamente otra parte del problema. Dada su importancia, la extensi贸n es mayor. (1)

III – El agua.

La realidad es que en un planeta lleno de agua, parad贸jicamente nuestra supervivencia depende de un porcentaje 铆nfimo del agua existente.

Resultat d'imatges de water crisis

El acceso a agua potable es un punto crucial para nuestra supervivencia, quiz谩s es el m谩s problem谩tico, no ya para sobrevivir como civilizaci贸n/sociedad sino para sobrevivir como especie. Y, tal vez por ello, el menos entendido de los temas relacionados con los recursos f贸siles y las din谩micas extractivistas.

 

Este problema a menudo es abordado desde el optimismo tecnol贸gico. Incluso cuando se habla de forma clara sobre la problem谩tica y sus repercusiones, el mensaje final que se traslada es el 鈥渢ecno optimista鈥. Lo cual no hace sino evidenciar que, como sucede con otros problemas que se vislumbran en el futuro de la humanidad, (Ej. las bater铆as y la electricidad), acabar un an谩lisis del problema con la coletilla 鈥渓a tecnolog铆a lo solucionar谩鈥 es simplemente repetir un mantra religioso que confirma de forma inconsciente la existencia de un problema para el que se sabe que no existe soluci贸n.

La realidad poco conocida es que pese vivir en un planeta donde el agua es muy abundante s贸lo una peque帽a parte es utilizable. Los gr谩ficos que se presenta a continuaci贸n empiezan a evidenciar el problema.Resultat d'imatges de proporcion de agua en el planeta


Si se analiza, en detalle lo que realmente indican estos gr谩ficos es que el agua superficial, la m谩s accesible, s贸lo constituye entre el 0,25-0,3% del agua dulce total del planeta (seg煤n el gr谩fico escogido).

La realidad es que si s贸lo dependi茅ramos del agua superficial o de escorrent铆a (r铆os y lagos) para nuestra subsistencia hace tiempo que habr铆amos desaparecido o estabilizado nuestra poblaci贸n a niveles muy bajos. El agua superficial es s贸lo una peque帽a fracci贸n del agua que necesita nuestra civilizaci贸n humana para mantenerse en crecimiento continuado, el resto lo aportan las aguas subterr谩neas.

Pero tampoco nos pongamos muy espl茅ndidos pues las aguas subterr谩neas realmente potables solamente constituyen alrededor del 0,76% de toda el agua del planeta.

En resumen, que nuestra supervivencia no s贸lo como civilizaci贸n (que usa cada vez m谩s agua para usos energ茅ticos e industriales,鈥) sino como especie, se basa en el uso cada vez m谩s intensivo de, tan s贸lo, el 1% del agua del planeta y m谩s de 戮 partes no son accesibles directamente, aguas subterr谩neas.

S铆, he dicho no accesibles porque lo que ocurre, como con otras muchas cosas, es que a menudo la gente asocia aguas subterr谩neas con una fuente, un manantial o un pozo artesiano. Muy poca gente lo asociar谩 con extracciones mec谩nicas de un acu铆fero y a casi nadie le vendr谩 a la mente una explotaci贸n minera de aguas f贸siles, agua subterr谩nea almacenada hace miles o millones de a帽os a m谩s de 250 metros de profundidad.

Como siempre, m谩s valen unas im谩genes que mil palabras:

Al hablar de agua subterr谩nea el primer error es pensar que es un recurso renovable, gracias al ciclo del agua por filtraci贸n de las precipitaciones que se producen en todo el planeta. Del segundo error se encarga la religi贸n ecologista y su mantra renovable = sostenible donde sostenible se asocia a que se puede realizar un uso ilimitado.

Pero lo que evidencia algunos estudios es que de ese 0,76% de aguas subterr谩neas s贸lo entre un 5% y un 22% son aguas con menos de 50 a帽os de antig眉edad, contando toda el agua dulce que se estima puede haber en los primeros 2 Km de la corteza terrestre. Pero esos mismos estudios nos indican que de las aguas subterr谩neas m谩s accesibles (entre 0 y 250 metros de profundidad) s贸lo el 6% se pueden considerar aguas modernas (con menos de 50 a帽os de edad) o dicho de otra manera,s贸lo el 6% de las aguas subgterr谩neas se pueden considerar renovables.

En resumen, que decir que el agua potable es un bien renovable es mentir sin escr煤pulos, cuando s贸lo podemos contar con la renovaci贸n del 0,05% de las aguas del planeta (0,046% de las aguas subterr谩neas m谩s el 0,002% de las aguas de los r铆os y el 0,0007% de las aguas de los lagos), es decir el 5% de las aguas dulces no congeladas.

Esa es la realidad, sin entrar en el % de esa agua dulce que es realmente potable, pues aunque algunos piensan que la contaminaci贸n s贸lo afecta a las aguas superficiales, esa no es la realidad.

Hay muchos ejemplos de cu谩les son las consecuencias de considerar el agua como un recurso ilimitado, pero un caso paradigm谩tico que se ha comentado ya, es el del Pl脿 de Sant Jordi de Mallorca donde se ubica el aeropuerto de Son Sant Joan. En esta zona, mediante el uso de energ铆as renovables, molinos de extracci贸n de agua para regad铆o movidos por el viento, 聽fue suficiente unos pocos a帽os de extracci贸n intensiva para pr谩cticamente agotar el agua dulce y salinizar toda una zona anta帽o extremadamente f茅rtil y que ahora, s贸lo sigue produciendo gracias, en gran parte, a los aportes externos de nutrientes y a un uso restringido del agua. Este es s贸lo un ejemplo, como lo podr铆an ser la cuenca Murray-Darling, afectada entre el 70鈥80% por salinidad, la cuenca del mar de Aral, afectada en un 50%, 1/3 del Delta del Nilo, el 28% de los terrenos agr铆colas de Estados Unidos o 录 parte de Pakist谩n y Uzbekist谩n, por poner otros ejemplos.

Otro ejemplo es la cuenca Mediterr谩nea Oriental que sustenta al 4,4 por ciento de la poblaci贸n mundial, pero s贸lo contiene el 1,1 por ciento de sus recursos h铆dricos renovables. El uso del agua, principalmente para el regad铆o (Ej. Siria), ha conducido al r谩pido agotamiento de las aguas subterr谩neas, mientras que la construcci贸n de presas altera los flujos (Ej. Frontera Turqu铆a-Siria), y la contaminaci贸n agr铆cola y dom茅stica causa otros problemas adicionales. Adem谩s, el cambio clim谩tico est谩 llevando a un aumento de las temperaturas medias anuales. La disminuci贸n de los flujos de agua ha provocado la p茅rdida total de algunos cuerpos de agua (por ejemplo, el lago Amik en Turqu铆a y el oasis Azraq en Jordania) y el desecamiento estacional de r铆os permanentes (por ejemplo, el r铆o Queiq en Turqu铆a y Siria).

Lo importante del ejemplo, la lecci贸n a aprender, importante en grado sumo para el caso, es que lo importante no es el tipo de energ铆a utilizado por una sociedad, pues incluso haciendo uso de energ铆as renovables podemos vivir de un modo no sostenible.

Este extractivismo tambi茅n se encuentra tras muchos otros problemas en el mundo, como la 鈥榮equ铆a鈥 en Siria que sirvi贸 de factor desestabilizador de un territorio dentro de una guerra geoestrat茅gica global que est谩 asolando esa parte del mundo. As铆 en pocos a帽os se pas贸 del 鈥榗reciente f茅rtil鈥 en realidad se ha convertido en 鈥榝ertilidad decreciente鈥 por este punto en concreto, que est谩 arrasando y acelerando el proceso descrito en el punto anterior.

De hecho, Siria era un gran exportador de grano hasta no hace mucho. Pero con el cambio clim谩tico, el tipo de producci贸n intensiva, as铆 como la incentivaci贸n por parte del gobierno sirio de usar aguas fre谩ticas para el regad铆o, la situaci贸n termin贸 de una forma parecida a la del Pl脿 de Sant Jordi, s贸lo que con el a帽adido de una subida de precio del agua y del coste de bombeo en unos acu铆feros cada vez m谩s vac铆os.

Los problemas de producci贸n agr铆cola (menor producci贸n), junto a una subida de precios del grano en todos los mercados (que corresponden con la subida de precio del petr贸leo en 2008, entre otras razones, por el uso de dichos granos para hacer biocombustibles), junto a los problemas de bajada de ingresos por su producci贸n petrol铆fera, y a la presencia de intentos internacionales de desestabilizaci贸n internacional por la lucha de intereses en hacer pasar gaseoductos y oleoductos por su territorio, hicieron que el malestar entre la poblaci贸n se incendiase.

 

Nada casualmente, coincidiendo con las mal llamadas 鈥榬evoluciones de la primavera 谩rabe鈥 que al principio, y todav铆a en seg煤n qu茅 sitios contin煤an llam谩ndose 鈥榣as revueltas del pan鈥, ya que el origen principal ten铆a que ver con la subida de precios de los granos en pa铆ses fuertemente importadores de grano, como Egipto, o aquellos cuya balanza comercial sali贸 perjudicada por ello鈥 o por la posterior ca铆da de los precios, tanto del grano como del petr贸leo.

A nivel global la inseguridad h铆drica es uno de los principales factores a tener en cuenta en el futuro pues:

(Fuente UNCCD: https://static1.squarespace.com/static/5694c48bd82d5e9597570999/t/5aa7c295419202c439f6a920/1520943804300/GLO_Spanish_rev1.pdf, cap铆tulo 8 鈥 Recursos H铆dricos).

Pero esas son las consecuencias del problema, el problema sigue siendo considerar el agua potable como un recurso renovable, cuando nuestra tasa de extracci贸n ya hace tiempo que ha superado la tasa de reposici贸n y estamos haciendo uso continuado de dep贸sitos de agua que tardar谩n m谩s de 50 a帽os en reponerse. Como ya vimos en la anterior entrada (enlace) lo renovable es renovable mientras la tasa de extracci贸n es menor que la tasa de recarga, en el caso del agua tambi茅n tenemos que fijarnos en el punto anterior (peak-oil) y empezar a hablar de 鈥減eak water鈥, no como un hecho del futuro, sino como un hecho del presente en algunos lugares del mundo, o un hecho del pasado en otros, donde ya ni siquiera explotando los acu铆feros m谩s profundos, y utilizando unas inversiones millonarias en tecnolog铆a y energ铆a, es posible extraer el agua necesaria para mantener el ritmo de crecimiento social planificado.

Como le铆amos, ya hace tiempo que algunas partes del planeta han dejado la etapa de plateau de la t铆pica curva de Hubbert (que tambi茅n es aplicable a las extracciones no renovables de agua) para adentrarse de lleno en la fase de restricciones y cortes del suministro. As铆, se espera que en unos pocos a帽os, 2025, 2/3 de los habitantes del planeta est茅n ya de lleno en esta fase.

Sin embargo, la principal raz贸n por la que este problema se acalla no es porque este sea un problema de dif铆cil soluci贸n, del que se pretenda desviar la atenci贸n como en el anterior punto. El problema real es que si el agua deja de considerarse un bien renovable, se tendr铆a que reexplicar el concepto de lo que es un bien renovable y aclarar el concepto de uso sostenible de los bienes naturales, y entonces, el mantra 鈥榬enovable = sostenible鈥 perder铆a su raz贸n de ser. Esa es, a mi criterio, la aut茅ntica clave del problema.

Aqu铆 el silencio clamoroso no es sobre el importante problema del agua, sino sobre qu茅 pasa cuando de un bien 鈥渢e贸ricamente鈥 renovable se hace un uso no sostenible.

Notas

1.- Ver nota anterior en https://crashoil.blogspot.com/2019/03/el-discurso-del-sistema-antitesis-i.html

 

.http://crashoil.blogspot.com/2019/03/el-discurso-del-sistema-antitesis-parte.html

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario