Jun 7 2017
231 lecturas

Cultura

El adiós a Francois Houtart, un cura belga luchador altermundista y contra el capitalismo

Francois Houtart, sacerdote católico belga, politólogo y sociólogo, con una vasta obra sobre América Latina y militancia altermundista, murió en Quito, a los 92 años.  En sus últimos años ahí trabajaba en la Fundación Pueblo Indio, en el Instituto de Altos Estudios Nacional (IAEN) y en la Universidad Central de Ecuador.

Houtart se había vinculado a la Teología de la Liberación y recorrió países latinoamericanos en los que estudió los procesos de cambio social. Fue formador de sociólogos de la región desde su cátedra de la Universidad de Lovaina, entre los años sesenta y ochenta. Allí estudiaron varios economistas y sociólogos latinoamericanos, entre ellos el expresidente ecuatoriano Rafael Correa.

Fue uno de los principales promotores del Foro Social Mundial de Porto Alegre en 2001 y colaborador del diario La Jornada de México y coordinó un trabajo monumental que investigadores católicos realizaron sobre la situación religiosa en la realidad latinoamericana, que se publicó en 43 volúmenes a principios de los años sesenta del siglo pasado.

El “viejo” Houtart no se perdía un debate del Foro Social. Uno lo recuerda recorriendo distintas mesas, cargado de libros, con una energía y humildad sorprendentes, con una necesidad de aprender y aprehender todo y de todos.

Houtart fue el encargado de llevar la esencia de ese trabajo al Concilio Vaticano II (1962-1965), lo cual lo confirmó ante la jerarquía católica como un experto en asuntos latinoamericanos. Escritor prolífico, publicó cerca de 70 libros, en gran medida sobre la relación entre Iglesia Católica y cambio social, sociología de la religión, las alternativas al capitalismo y América Latina.

En 1976 fundó el Centro Tricontinental, una organización no gubernamental con sede en Lovaina, dedicada a estudios sobre desarrollo desde una “reflexión crítica”, en particular en torno a los actores sociales del sur del mundo y su defensa de derechos sociales, políticos, culturales y ecológicos. El Centro edita desde 1994 la publicación trimestral Alternatives Sud.

La comunidad docente, en especial, lamentó la pérdida del catedrático. Houtart colaboró como investigador en el IAEN desde 2013. Además fue editorialista de Diario El Telégrafo, sacerdote católico y sociólogo marxista. Fundó el Centro Tricontinental (CETRI) que funciona en la Universidad Católica de Lovaina y de la revista Alternatives Sud’.

Siempre fue cuestionado por su pensamiento de avanzada. Muchos lo llamaron el “cura rojo”, mientras que otros llegaron a calificarlo como el “Papa antiglobalización”. Incluso fue postulado como candidato a recibir el Premio Nobel de la Paz, el cual rechazó argumentando circunstancias personales.

El 3 de diciembre de 2015, para celebrar los 90 años del investigador de origen belga, el IAEN inauguró la cátedra Francois Houtart. Durante su trayectoria se dedicó a investigar sobre la economía popular y solidaria, así como la agricultura campesina. Entre sus publicaciones constan: El manifiesto para la agricultura familiar, Camilo Torres Restrepo y el amor eficaz y El bien común de la humanidad. Fue profesor de sociología en la Universidad Católica de Lovaina la Nueva entre 1958 y 1990 y uno de los impulsores del Foro Social Mundial de Porto Alegre. Varios ciudadanos expresaron en las redes sociales su solidaridad con la familia ante la pérdida.

Tras la visita del Papa Francisco a Ecuador, en una carta abierta a su ex alumno Correa, Houtar señaló: “El proyecto de modernizaci6n de la sociedad sufre un proceso de agotamiento, debido a razones internas y externas. Internas, porque se construy6 sobre un capitalismo moderno, que crea sus contradicciones, hasta constituir una nueva clase que poco a poco olvida el origen de su riqueza y se opone al proceso de cambio. Por otra parte, la clase media, que aumentó, está más preocupada del consumo que de la producción”.

“El aspecto extemo es la crisis mundial, que sigue en el tiempo y afecta ahora fuertemente el país y el continente. No se puede hacer solo la hipótesis de que se trata de una crisis pasajera, como los europeos lo hacen desde 2008.”, añadió.

La cancillería ecuatoriana señaló que “sin duda alguna, los grandes intelectuales de la historia van dejando enseñanzas a lo largo de su vida. Este es el caso de Houtart, quien desde su espacio en la academia supo ser soporte para nuestro gobierno y otros gobiernos de la región”. Houtart “será recordado, a lo largo de la historia, como un valiente propulsor del bienestar de toda la humanidad”, añadió.

A los 92 años y todavía activo, se nos fue en la mitad del mundo.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario