Jun 16 2012
962 lecturas

Noticias

El Congreso amenaza al presidente Fernando Lugo

El presidente de Paraguay Fernando Lugo echó a su ministro del Interior, Carlos Filizzola, luego de que los líderes del Congreso lo amenazaran con promover una serie de juicios políticos si no entregaba la cabeza de su estrecho colaborador. Horas antes, el ministro, en representación del gobierno, había respaldado el accionar policial en el sangriento desalojo de un predio tomado por los campesinos.

Reunidos de forma urgente y extraordinaria los legisladores discutieron la situaci√≥n creada en el pa√≠s tras la muerte de por lo menos 17 personas, en un enfrentamiento entre campesinos y polic√≠as, al nordeste del pa√≠s. Anoche, horas despu√©s de que los l√≠deres del Congreso pidieran la cabeza de Filizzola, Lugo anunci√≥ que aceptaba la renuncia del ministro y que hoy nombrar√≠a a su sucesor. El portavoz de la oposici√≥n en el Parlamento, el senador y presidente del Congreso nacional, Jorge Oviedo Matto, responsabiliz√≥ al mandatario por la falta de seguridad interna. ‚ÄúEsto es un secreto a voces que siempre supimos, una desgracia m√°s que azota a nuestro pa√≠s, evidentemente con complicidad del presidente Lugo‚ÄĚ, asever√≥ el l√≠der parlamentario del partido derechista Unase, fundado por el general golpista Lino Oviedo.

Matto acus√≥ directamente al primer mandatario por la inacci√≥n del gobierno para combatir y eliminar a los grupos campesinos que participan en tomas de tierras. ‚ÄúAc√° no hay que hablar de jefe de polic√≠a ni de ministro, ac√° el presidente Lugo es el responsable de la seguridad interna, las fuerzas del orden est√°n a su cargo. Esto no puede seguir as√≠‚ÄĚ, enfatiz√≥. Ante la posibilidad de que los autores del asesinato de los polic√≠as fueran miembros del grupo denominado Ej√©rcito del Pueblo Paraguayo (EPP), indic√≥ que el mismo hace tiempo deb√≠a haber sido eliminado por las fuerzas de seguridad, de existir voluntad para ello.

‚ÄúEvidentemente, cuando no hay intenci√≥n o hay personas que no quieren ver, l√≥gicamente no se soluciona. Es una cuesti√≥n muy grave que ocurre en nuestro pa√≠s. Algo debe hacerse. Lastimosamente, las fuerzas del orden no est√°n a cargo de este poder del Estado porque, de haber sido as√≠, se hubiese solucionado el problema, les aseguro‚ÄĚ, apunt√≥. Sin embargo, el gobierno aclar√≥ que por ahora no hay evidencias de la participaci√≥n del EPP en la toma.

Oviedo Matto asegur√≥ que, con la tecnolog√≠a disponible actualmente y seg√ļn la opini√≥n recabada de expertos extranjeros, es perfectamente posible ubicar y desarticular a los grupos violentos. ‚ÄúConsult√© con expertos israel√≠es que me visitaron hace poco y la pregunta que les hice me dio la respuesta que ya conoc√≠a, claro que se puede tomarlos a todos‚ÄĚ, dijo.

En relaci√≥n con la posibilidad de que se incremente la violencia, el parlamentario manifest√≥ que suceder√° con la proximidad de las elecciones. ‚ÄúEsto se ir√° incrementando a medida que nos acerquemos a las elecciones generales porque √©ste es el caldo de cultivo que quieren. No les sali√≥ con las manifestaciones que armaron hace unos d√≠as frente a este poder del Estado, pero evidentemente este tipo de cosas ir√°n acrecent√°ndose porque hay ideas como que desde el gobierno no quieren entregar el poder‚ÄĚ, asegur√≥ Oviedo Matto. Record√≥ adem√°s que, el a√Īo pasado, el Congreso declar√≥ el estado de excepci√≥n en varios departamentos conflictivos del norte del pa√≠s, a fin de que el Ejecutivo pudiera pacificar la zona, pero no se produjeron resultados.

El legislador se√Īal√≥ tambi√©n la posibilidad de que una comitiva parlamentaria se traslade hasta la zona de conflicto, en Curuguaty, a fin de obtener datos precisos de la situaci√≥n y tomar las medidas oportunas a su alcance aunque record√≥ que la seguridad interna es competencia exclusiva del Poder Ejecutivo.

Tras escuchar las declaraciones de los legisladores opositores, Lugo convocó a su consejo de ministros y los medios de comunicación especularon con la posibilidad de que se produzca alguna destitución, aunque el titular del Interior aseguraba que no va a renunciar. Más tarde diría que su renuncia siempre estuvo a disposición.

Si bien el gobierno informó que la situación está controlada, hay muchas versiones sobre cómo ocurrieron los hechos y no se ha explicado con claridad de qué forma se produjo el enfrentamiento. Tampoco se informó cuántos participaron y tampoco cuántas personas resultaron heridas. Algunas versiones de prensa indicaron que hubo cerca de 80 personas con lesiones diversas pero son datos no confirmados oficialmente. Las autoridades sanitarias de Curuguaty se han limitado a decir que los servicios locales estaban desbordados.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario