Feb 14 2021
332 lecturas

Política

El Ejército de Brasil forzó a la Corte Suprema la prisión de Lula en 2018

 

El exjefe del Ejército, Eduardo Villas Boas, reveló que la cúpula militar brasileña articuló en 2018, año de la elección del presidente Jair Bolsonaro, una amenaza -que fue conocida por un texto en Twitter- para que el Supremo Tribunal Federal no aceptara un habeas corpus para liberar al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, amplio favorito para las elecciones de aquel año.

Temer y Vilas Boas

La revelación sobre un posible golpe está incluida en una entrevista de 13 horas que concedió para un libro del Centro de Documentación Histórica de la Universidad Fundación Getulio Vargas (FGV) divulgada recientemente a la prensa, en la que justifica la amenaza contra el máximo tribunal porque había movimientos golpistas que pedían una intervención militar en caso de la liberación de Lula, preso tras ser condenado por el exjuez Sérgio Moro por corrupción.

Para Villas Boas, liberar a Lula sería un riesgo a la institucionalidad, aunque no dice el porqué,  deja en claro una eventual una intervención militar en caso de que Lula fuera liberado. En el libro revela que fue bajo su comando que los militares volvieron a sumergirse en la política, buscando a un candidato que en las elecciones presidenciales de 2018 pudiese derrotar a la izquierda, representada esencialmente por el Partido de los Trabajadores (PT) de Lula da Silva.

«El texto fue sometido a mi staff y luego a los jefes militares de área (de todo el país) antes de su publicación. Se trataba de una advertencia, mucho más que una amenaza», dice en el libro el exgeneral del Ejército Vilas Boas quien llegó al cargo máximo en el gobierno de la trabalhista Dilma Rousseff (2011-2016) y luego, en 2019, tras su retiro, se convirtió en asesor presidencial de Bolsonaro. Es figura de enorme influencia sobre la tropa.

Entre las revelaciones impactantes, Villas Boas admite que se reunió varias veces con el entonces vicepresidente Michel Temer, cuando se armaba el golpe institucional (parlamentario) que alejó a la presidenta Dilma Rousseff. También admite que un texto divulgado por las redes sociales en vísperas de que el Supremo Tribunal Federal votase un habeas corpus solicitado por la defensa de Lula da Silva tenía como propósito directo alcanzar el resultado pretendido: el rechazo a la petición.

También sorprendió la confesión de que el texto no era suyo sino el resultado de varias conversaciones con el alto comando del Ejército. O sea, fue una iniciativa de la jefatura de la más importante de las fuerzas armadas brasileñas. La Aeronáutica y la Marina no fueron ni consultadas ni informadas.

Luego de que Rousseff, instaurara la Comisión de la Verdad, destinada a investigar y denunciar los crímenes de lesa humanidad cometidos por militares y agentes públicos de seguridad durante la dictadura (1964-1985), el alto mando vio la necesidad de enterrar la propuesta y confiar en algún mandatario que no fuera del PT.

Para Villas Boas, Bolsonaro, quien era considerado un ejemplo de indisciplina e irregularidad como capitán del Ejército, era la única opción viable para derrotar a la izquierda en 2018 y, de paso, asegurar a los uniformados un retorno al escenario político.

Lo que queda en claro, es que el de Bolsonaro no es un gobierno militarizado, con más de 10 mil efectivos (activos y retirados) en cargos del gobierno, sino un gobierno de los militares, que hicieron todo lo posible para volver al poder tras la dictadura de 1964.

En el de Brasil hoy,  hay un gobierno encabezado por un ex militar y excongresista de oscura trayectoria con total respaldo del ejército, que ahora se hace cómplice de todo lo que ocurre en el Brasil. También de la pandemia: más de mil muertos por Covid-19 cada 24 horas, o sea, más de 40 cada hora, casi uno por minuto, señala Eric Nepomuceno.

Mientras, el PT

La defensa del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva aseguró que existen pruebas suficientes para encausar al exjuez Sérgio Moro por parcialidad e ilegalidad en la persecución judicial que protagonizó contra el exmandatario. Los abogados defensores señalaron que la lucha contra la corrupción fue el lema que impulsó la ahora desactivada operación Lava Jato, sin embargo, ‘las prácticas legales corruptas y sin escrúpulos eran la realidad cotidiana’.

Los abogados del líder del Partido de los Trabajadores accedieron a conversaciones, pirateadas por hackers a teléfonos móviles de miembros de la Lava Jato, tras una decisión del juez Ricardo Lewandowski, del Supremo Tribunal Federal y señalaron que “los diálogos que ahora se revelan refuerzan este antiguo escenario de sospecha e ilegalidad practicado por Lava Jato y muestran al desnudo cómo se ha corrompido el Estado de derecho”.Resultado de imagen para Ricardo Lewandowski

Los abogados Cristiano Zanin y Valeska Martins dijieron que el material al que accedieron fue el confiscado por la Policía Federal en el momento en que era comandado por el propio Moro, durante la operación denominada Spoofing (usurpación) y reiteraron que el acceso fue autorizado por decisión del juez Lewandowski.

Se trata  de material que está en poder del Estado, sometido al escrutinio de los expertos y cuyo acceso fue franquiciado por el máximo órgano del Poder Judicia, añadieron, tras denunciar que el contenido del material telefónico decomisado muestra trampas procesales de todo orden y la constitución de una verdadera agencia clandestina de persecución contra los adversarios, sus abogados e incluso los jueces.

‘Estamos ante una oportunidad única para entender cómo el lawfare (guerra jurídica) puede llevar a un país a la ruina, como ocurrió con Brasil’, subrayaron. Los mensajes pusieron al desnudo la falta de imparcialidad de Moro y su influencia en procedimientos y estrategias de la Lava Jato, así como sus claras intenciones de condenar sin pruebas a Lula. El dictamen de Lewandowski representa otra victoria judicial para el expresidente.

* Investigadora brasileña, analista asociada al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    Añadir comentario