Feb 18 2011
394 lecturas

Política

El Ejército ocupa Bahreim y reprime a los manifestantes:cuatro muertos

surysur, agencias

El reino de Bahrein se sumió este jueves en una crisis política después de que la policía local dispersó con gas lacrimógeno y perdigones un campamento opositor en el centro de esta capital –con saldo de cuatro muertos–, en una operación que abrió el paso a la ocupación militar de las calles de la ciudad

También dio abrió paso a la reacción de protesta de los 18 diputados del partido chiíta Wefaq, que anunciaron su retiro de la cámara baja y exigieron la renuncia del gobierno. La policía sorprendió a los opositores chiítas a las tres de la madrugada en un intento por sofocar las expresiones de rechazo a la monarquía sunita de este archipiélago del golfo Pérsico, vecino y aliado de Arabia Saudita, reino dominado por la familia Saud, también apegada a la confesión musulmana sunita. Además de los cuatro chiítas muertos, la policía capturó a decenas de personas, de un conjunto de unas 2 mil, quienes desde hace tres días, inspirados en los acontecimientos recientes en Túnez y Egipto, iniciaron una protesta en la céntrica plaza de la Perla, contra quien gobierna desde 1971, el jeque Jalifa bin Slaman al Jalifa, tío del rey Hamad bin Isa al Jalifa. Acciones disuasivas “Se tomaron las medidas preventivas y disuasivas para restablecer el orden y la seguridad pública”, afirmó el ejército en un comunicado emitido después de que decenas de tanques y cientos de soldados establecieron puestos de vigilancia en Manama.

En respuesta a la movilización de las fuerzas de seguridad de Bahrein, el diputado Ibrahim Mattar reiteró el llamado del partido Wefaq a la formación de un gobierno de unidad nacional y a la erradicación de la discriminación laboral de los chiítas en la administración pública y las fuerzas armadas, en este país de un millón 300 mil personas, también vecino de Irán y sede de la quinta flota de la marina de guerra estadunidense.

El miércoles, unas mil personas se congregaron en un cortejo fúnebre en recuerdo de un hombre que falleció en un enfrentamiento ocurrido durante un funeral celebrado el martes, en el que murió otro opositor. Para tratar de contrarrestar la ola de protestas, el gobierno anunció la formación de un comité de investigación de los hechos violentos, pero tras el desalojo de la plaza Perla, el ministro de Estado para Asuntos Exteriores, Nasar al Baharna, y un activista de derechos humanos, Abdulá Al Durazi, renunciaron a sus cargos en la comisión investigadora. Ataque a manifestantes libios

En Libia al menos 35 personas murieron durante las protestas realizadas en cuatro ciudades del norte del país, según versiones de la prensa libia en el exilio, cuya veracidad fue parcialmente confirmada por fuentes médicas. Las manifestaciones contra el presidente Muamar Kadafi, quien se encuentra en el poder desde 1969, se realizaron en las localidades de Bayda, Zintan, Benghazi y Darnah.

Testigos consultados por la agencia de noticias Afp dijeron que en varios puntos de Benghazi, la segunda ciudad de Libia, se escucharon tiroteos la noche del jueves. Según una fuente médica local, las manifestaciones ocurrieron durante el “Día de la ira”. En Internet circularon imágenes de protestas que supuestamente fueron realizadas en Libia, pero las versiones no fueron confirmadas debido a que el gobierno de Kadafi no permite la cobertura a periodistas extranjeros. En Trípoli, centenares marcharon por calles céntricas en apoyo a Kadafi, a quien llaman “padre del pueblo libio”.

En Saná, Yemen, por quinto día consecutivo hubo manifestaciones en el centro de la capital para protestar contra el gobierno de Alí Abdalá Saleh, quien ocupa el poder desde 1978, pero esta vez los reclamos fueron contra la situación económica, en este país donde la mayoría vive en condiciones de extrema pobreza. “El pueblo reclama la caída del régimen”, coreaban los opositores. La policía arremetió contra ellos, ocasionando heridas a unos 25.

En Damasco, una corte especial de seguridad condenó a la bloguera Tal al Maluhi a cinco años de prisión tras encontrarla culpable de trabajar para la Agencia Central de Inteligencia, informó la cancillería siria.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario