Ago 5 2015
1196 lecturas

Ambiente

El estado del clima y el clima de los Estados

Mientras el cambio clim√°tico avanza de acuerdo a lo previsto en los peores escenarios imaginados por la ciencia clim√°tica, la mayor√≠a de los pa√≠ses latinoamericanos esperan sentados a que ‚Äúlos otros‚ÄĚ se ocupen de los resultados de la COP 21.¬†El reporte recientemente publicado de la Administraci√≥n Oce√°nica y Atmosf√©rica de EE.UU. (NOAA)[i] confirma las previsiones largamente anunciadas respecto del cambio clim√°tico. Desde 1997 se han sucedido 17 de los 18 a√Īos m√°s c√°lidos en el planeta y 2014 fue el √ļltimo en superar todos los r√©cords.

La concentraci√≥n de di√≥xido de carbono en la atm√≥sfera contin√ļa aumentando y ya se situ√≥ en 397,2 ppm y la temperatura media en 2014 fue la mayor en los √ļltimos 135 a√Īos de los que se mantienen registros. Europa y M√©xico tuvieron su a√Īo m√°s c√°lido desde que se mide la temperatura y varias regiones del¬† mundo alcanzaron records hist√≥ricos.

Los oc√©anos tambi√©n tuvieron su record y el promedio global de la temperatura superficial del mar alcanz√≥ en 2014 la mayor marca de la historia elevando el nivel medio global del mar en 67mm respecto a la media anual del a√Īo 1993, cuando comenz√≥ su monitoreo satelital.
Las capas de hielo del √Ārtico y Groenlandia as√≠ como las masas glaciares contin√ļan reduci√©ndose y las anomal√≠as clim√°ticas a todo lo largo y ancho del mundo se multiplican: precipitaciones y sequ√≠as inusuales,¬† inundaciones y ciclones tropicales entre otros.

En nuestra regi√≥n, la mayor parte de 2014 se caracteriz√≥ por el aumento de la temperatura del Oc√©ano Pac√≠fico que influy√≥ en el clima de toda Am√©rica del Sur. La media anual de temperatura estuvo predominantemente por encima de lo normal en la regi√≥n con anomal√≠as de entre + 0,5 ¬į C y + 1,5 ¬į C.

En Brasil, las temperaturas medias fueron mayores a lo normal la mayor parte del a√Īo. Durante los meses de enero y febrero la ciudad de S√£o Paulo¬† experiment√≥ su verano m√°s c√°lido desde 1943. La ciudad de R√≠o de Janeiro registr√≥ su mayor record de temperatura alcanzando 40,6 ¬į C el 3 de febrero.

En Colombia, las temperaturas fueron superiores a lo normal durante la mayor parte del a√Īo, registr√°ndose temperaturas m√°ximas de hasta 5¬įC por encima de la media. Del mismo modo, en el Ecuador, el promedio¬† la temperatura para 2014 estuvo promedialmente por encima de lo normal, con anomal√≠as entre + 0,5 ¬į y + 1,5 ¬į C.

En el Cono Sur la temperatura media estuvo entre + 0,4 ¬į C y + 0,6 ¬į C por encima de lo normal.¬† En general, 2014 fue el segundo a√Īo m√°s caliente de Argentina y Uruguay desde 1961. El a√Īo m√°s caluroso de Argentina hab√≠a sido 2012 (+ 0,74 ¬į C) y 2001 para Uruguay (+ 0,6 ¬į C). Temperaturas superiores a lo normal tambi√©n ser registraron en Chile, con anomal√≠as de + 0,26 ¬į C.¬† despu√©s de un diciembre de 2013 extremadamente c√°lido.

La respuesta regionalcambio climatico13

En este¬† contexto, los pa√≠ses de la regi√≥n ‚Äďy del mundo- se preparan para firmar un acuerdo de largo plazo con el fin de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a un nivel que permita -como m√≠nimo- no superar los 2¬į C de aumento de temperatura respecto a la media de la era pre-industrial[ii].

Para eso la Convención de Cambio Climático de Naciones Unidas ha invitado a los países del mundo a presentar sus Contribuciones Nacionales[iii], es decir, cuál es el esfuerzo de reducción que cada uno está dispuesto a hacer para lograr el objetivo.

Pero la mayor√≠a de los pa√≠ses est√°n un poco holgazanes ‚Äďo distra√≠dos con otros problemas- y no se han puesto a pensar a√ļn en este asunto: la Convenci√≥n apenas ha recibido 22 contribuciones a la fecha[iv] y los compromisos que ellas expresan son completamente insuficientes para lograr el objetivo.

En Am√©rica Latina en particular, el √ļnico pa√≠s que ha presentado su Contribuci√≥n Nacional es M√©xico.¬† Chile, Per√ļ y Colombia han anunciado su intenci√≥n pero a√ļn no la han oficializado ante Naciones Unidas. Del resto de los m√°s de 40 pa√≠ses que componen la regi√≥n de Am√©rica Latina y el Caribe a√ļn no se tienen noticias. Algunos todav√≠a no han decidido siquiera si presentar√°n o no sus contribuciones.

Los datos relevados por las instituciones climatol√≥gicas a nivel mundial ‚Äďcomo los que fueron presentados al inicio de este art√≠culo- son a√Īo a a√Īo m√°s dram√°ticos. Y lo que es peor, confirman las previsiones anunciadas desde hace varios a√Īos atr√°s, por lo cual es de suponer que est√°n en lo cierto cuando auguran eventos bastante m√°s adversos en el futuro.

En este escenario, la inacci√≥n pol√≠tica de los pa√≠ses de la regi√≥n es cada vez¬† m√°s incomprensible. El argumento de que hay ‚Äúotros‚ÄĚ m√°s responsables ya no se sostiene. No por falso, sino porque conduce a una estrategia errada. Intentar forzar a los grandes contaminadores a asumir compromisos mayores, hasta ahora solo nos ha dejado ante callejones sin salida.

Ya ha sido m√°s que demostrado que las inversiones en mitigaci√≥n son mucho m√°s rentables que los futuros gastos en reparaci√≥n de da√Īos. Sobre esta base los pa√≠ses latinoamericanos podr√≠an cambiar la estrategia y apostar a que ambiciosas Contribuciones Nacionales sacudan un poco la modorra de las¬† negociaciones y habiliten un acuerdo m√°s ambicioso.

Mientras esto no ocurra, cada país será cómplice del fracaso de París. Y aunque como siempre sucede, los  unos culpen a los otros, resultará evidente que cada uno puso lo suyo para levantar este callejón sin salida.

La ‚Äúdeuda ecol√≥gica‚ÄĚ existe. ¬ŅQu√© duda cabe? Pero a veces que los litigios por deudas incobrables resultan m√°s costosos que la propia deuda. En este caso, insistir en la ‚Äúresponsabilidad hist√≥rica‚ÄĚ de los otros puede resultar en una deuda mucho mayor con las generaciones futuras latinoamericanas.

El plazo para presentar las Contribuciones Nacionales vence el 30 de setiembre. Esperemos que nuestros gobiernos dejen alguna herencia en lugar de nuevas y amplificadas deudas ecológicas.

Notas:
[i] State of the climate in 2014. Special Supplement to the Bulletin of the American Meteorological Society Vol. 96, No. 7, July 2015http://ametsoc.org/SOC-2014.pdf
[ii] La COP 21 a celebrarse en Par√≠s a fin de este a√Īo espera concluir con un acuerdo definitivo contra el cambio clim√°tico.
[iii] INDC: Intended National Determined Contribution. Las INDCs presentadas pueden encontrarse en el sitio oficial de la Convenciónhttp://www4.unfccc.int/submissions/indc/Submission%20Pages/submissions.aspx
[iv] La contribución de los 27 países de la Unión Europea está consolidada en una sola INDC

*Analista de CLAES Centro Latinoamericano de Ecología Social

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario