May 14 2020
322 lecturas

OpiniónPolítica

El falso dilema de elegir entre la vida o las elecciones, a seis meses del golpe de estado

 

Ni bien promulgada la Ley 1297 de Postergaci√≥n de Elecciones (30 de abril 2020) que establece un nuevo plazo de 90 d√≠as para la fecha de las elecciones generales, el autoproclamado gobierno de √Ā√Īez sale al frente para acusar al MAS de pretender imponer elecciones en desmedro de la Salud y la Vida.

¬ŅDebemos los bolivianos elegir entre la Salud y las Elecciones?¬† Nada m√°s falso.¬† El clamor de ¬°elecciones ya!, es precisamente porque este gobierno de facto es el principal atentado a la vida y la econom√≠a.

Por sus crímenes de lesa humanidad

Este gobierno se estren√≥ masacrando: 36 personas asesinadas (en semanas posteriores se sumaron otras 4 personas a consecuencia de sus heridas letales), m√°s de 1.000 heridos y similar n√ļmero de detenidos en las primeras semanas de su gobierno son la prueba viva de ello.

Para el efecto, el mismo día de la primera masacre de Sacaba (15 de noviembre 2019) el gobierno golpista promulgó el DS 4078,  que exime de responsabilidad a Fuerzas Armadas y Policía en cuanto a consecuencias de la represión, lo que equivale a  tener carta blanca para matar impunemente.

Hasta el día de hoy, los ministros responsables (ministro de gobierno Arturo Murillo y ministro de defensa Fernando López) no se presentaron a la Asamblea Legislativa Plurinacional para rendir cuentas. No existe ni un solo acusado, menos detenido por las masacres.

Tras un periodo de aparente ‚Äúpacificaci√≥n‚ÄĚ, donde los principales acuerdos fueron burlados, a fines del a√Īo pasado se aprueba la Ley 1266 que fija los nuevos comicios para el 3 de mayo 2020. Arguyendo razones t√©cnicas, convierte los 90 d√≠as de un gobierno de transici√≥n en 180 d√≠as.

En pleno desarrollo del calendario electoral, surgen los primeros contagios del coronavirus. Desde el 22 de marzo, el gobierno decreta la cuarentena rígida (total), con lo cual también se paraliza el cronograma electoral.

Por su p√©simo desempe√Īo en el manejo de la pandemia: Negligente, deficiente y nada transparente

Estamos en la cola, el pa√≠s con menos pruebas y m√°s muertos. A dos meses del brote de Covid-19, en Bolivia,¬† con m√°s de 11 millones de habitantes, los tests no pasan de 12.000, lo cual nos ubica en el √ļltimo pa√≠s de Am√©rica Latina en cuanto a pruebas por mill√≥n de habitantes con apenas 655, comparando con Per√ļ que realiza¬† 11.376 pruebas y el pa√≠s que m√°s invierte (pese a su grav√≠sima crisis econ√≥mica) es Venezuela, con 16.802 pruebas por mill√≥n de habitantes.

En cuanto a la mortalidad, ocupamos el segundo lugar si de incidencia fatal se trata.  Por si fuera poco, el manejo político de las estadísticas y la información, hace sospechar que los casos reales pueden ser muchos más. Casualmente, ni bien se volvió a hablar de un nuevo calendario electoral, los casos se dispararon y el pronóstico es cada vez más sombrío.

Las pocas pruebas que se realizan en el interior,¬† tardan d√≠as en llegar a alg√ļn laboratorio ubicado en el eje troncal, mientras que los invitados personales de las autoridades de turno y sus familiares, utilizan los aviones del Estado como aerotaxis, bajo el r√≥tulo de ‚Äúayuda humanitaria‚ÄĚ. Otros insumos m√©dicos vitales, como ser respiradores, quedan en simples promesas electorales, un cuento desde antes de la cuarentena.

Las cl√≠nicas privadas cobran hasta 11.000 Bolivianos por d√≠a (m√°s de 1.500 d√≥lares) si el paciente tiene coronavirus, tan s√≥lo aplicar el test tiene un costo entre 700 y 1.000 Bs. Un detalle no menor, las autoridades del rubro (ministro, viceministro, etc.) son a la vez due√Īos de grandes cl√≠nicas privadas y quienes lucharon frontalmente contra la implementaci√≥n del Seguro Universal de Salud (SUS), encabezando huelgas de varias semanas en los a√Īos pasados.

Quien sabe esa sea la explicaci√≥n de por qu√© el sistema p√ļblico de salud, los SEDES (Servicios Departamentales de Salud), carecen sistem√°ticamente de reactivos, kits de pruebas cl√≠nicas, equipos e insumos. Pese a que China don√≥ m√°s de 20.000 kits y 100.000 barbijos, cuyo destino es una nebulosa.

No hay reactivos, no hay confiabilidad, peor transparencia en los datos de cifras del manejo de la pandemia cuya real dimensi√≥n desconocemos, ni del destino de los millones de donaciones y dinero p√ļblico destinados supuestamente a combatir la pandemia.

Usar la represión y la criminalización como estrategia de contención

No existen serias medidas de  prevención (tests masivos entre otros) ni una atención de calidad (ni el personal de salud ni los hospitales son aprovisionados con los implementos de bioseguridad y equipamiento).

La estrategia se basa en la represi√≥n, la aplicaci√≥n del terror, la criminalizaci√≥n del hambre y a√ļn de la solidaridad, arrestos, fuertes multas y la impune persecuci√≥n a quien ose tener una opini√≥n diferente (aunque no sea m√°s que en un grupo de watsap o facebook), pues ser√° presentado como peligroso y avezado delincuente, en chaleco antibala y con polic√≠as armados hasta los dientes, y derivado inmediatamente a alguna c√°rcel de m√°xima seguridad. Una persecuci√≥n generalizada pero mucho m√°s sa√Īuda trat√°ndose de dirigentes, autoridades o candidatos del MAS.

Por desgracia, cuentan para ello con el silencio c√≥mplice de la mayor√≠a de los medios de comunicaci√≥n, cooptados a cambio de jugosas pautas publicitarias. Muchos de estos medios fueron actores claves del golpe, ahora reciben su ‚Äúrecompensa‚ÄĚ y de sus filas salen autoridades de turno como la actual ministra de comunicaci√≥n, Isabel Fern√°ndez, del Canal UNITEL que lidera la televisi√≥n sensacionalista, superficial y sin escr√ļpulos para tergiversar los hechos.

El √ļltimo DS 4231 promulgado en fecha 7 de mayo y difundido como muestra de cinismo el D√≠a del Periodista (domingo 10 de mayo), el mismo que ampl√≠a lo referido en los DS 4199 y 4200 respecto a la difusi√≥n de ‚Äúinformaci√≥n de cualquier √≠ndole, sea en forma escrita, impresa, art√≠stica y/o por cualquier otro procedimiento que ponga en riesgo o afecte a la salud p√ļblica generando incertidumbre en la poblaci√≥n, ser√°n pasibles de denuncias por la comisi√≥n de delitos tipificados en el C√≥digo Penal‚ÄĚ.

La tipificaci√≥n de ‚Äúdesinformaci√≥n como atentado contra la salud p√ļblica‚ÄĚ y como figura legal para perseguir a quien tenga una opini√≥n contraria o critique a este gobierno, es algo francamente preocupante y atentatorio a la normativa jur√≠dica nacional e internacional. Y la pregunta del mill√≥n: ¬Ņqui√©n define si es ‚Äúdesinformaci√≥n‚ÄĚ?

Por ser un gobierno de transición que se toma atribuciones para medidas que no le competen

Durante los dos meses de cuarentena, el gobierno perfeccion√≥ el asalto a las empresas p√ļblicas, enmarcado en la situaci√≥n de emergencia sanitaria, arbitraria e inconstitucionalmente va decretando cambios a la normativa y va tomando decisiones pol√≠ticas y econ√≥micas que no le competen a un gobierno de transici√≥n. Ciertamente la mano oculta detr√°s de muchas medidas es la del asesor de √Ā√Īez,¬† exfuncionario en la embajada norteamericana y agente de la CIA Erick Foronda, el nexo directo con Donald Trump y los mandatos del imperio.

Despu√©s de una improvisada pol√≠tica de bonos que alcanzan a 500 Bs (menos del 25% de un salario m√≠nimo) y cuyo cobro se convierte en una odisea de filas interminables, las autoridades de turno anuncian un plan de creaci√≥n de 600.000 empleos masivos, a partir del segundo semestre, ‚Äúobras‚ÄĚ que se circunscriben a dotar de empedrados, aceras y otras y que no son otra cosa que campa√Īa electoral. Se√Īora √Ā√Īez, nadie le pide hacer planes de mediano o largo plazo, usted es transitoria. Deje las tareas serias para un gobierno electo democr√°ticamente.

La reciente promulgación de otro DS 4232 que abre las puertas al uso de semillas transgénicas (como por lógica también de más agrotóxicos) van contra la soberanía y seguridad alimentaria, contra la CPE y solamente beneficiarán a los grandes agroindustriales y la CAINCO, que tienen a sus representantes en los diferentes ministerios del actual gobierno golpista. Después del escándalo en YPFB a raíz de los sobreprecios y otras irregularidades en procesos sin seguir protocolos y menos transparencia en la información, posesionan como nuevo Director a un exejecutivo de una transnacional, algo que tampoco está permitido en nuestra CPE.

En medio a√Īo,¬† est√°n llevando a la quiebra a nuestras empresas estatales y est√°n preparando la entrega de nuestros recursos naturales a las transnacionales (en especial el litio), poniendo en riesgo todas las conquistas sociales, econ√≥micas y la soberan√≠a de nuestro pueblo.

Los esc√°ndalos por hechos de descarado desfalco, contratos lesivos y negociados en los diferentes ministerios se van destapando a diario, el nepotismo y la corrupci√≥n se han vuelto pol√≠tica de Estado con el uso indebido de bienes del estado como el recurrente uso de aviones de las Fuerzas Armadas como aerotaxis para el c√≠rculo de amistades y allegados a altos funcionarios del entorno presidencial. Intentan ocultar tambi√©n los nexos con narcoavionetas ligadas a varios c√°rteles, y donde hasta un peligroso integrante buscado por la DEA, Gustavo √Ālvarez Peralta, fue una alta autoridad en el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras.

Tanto el Sr. √Ālvarez, como el Sr. Elio Montes (ex-gerente ENTEL) y ahora el reci√©n depuesto expresidente de YPFB Sr. Herland Soliz, desaparecieron del mapa, √©ste √ļltimo, en plena cuarentena y con las fronteras cerradas‚Ķ

Solamente un gobierno electo democráticamente, por lo tanto constitucional, tiene la atribución de una planificación y eventual modificación de las políticas económicas y sociales, lo contrario significa usurpar funciones.

Por el uso político del Covid-19 para mantenerse en el gobierno

El Covid-19 y la cuarentena le sirven al gobierno como anillo al dedo para su cortina de humo y marearnos la perdiz. Es así que la presidente candidata y su reducido partido, que no pasó del 4% de preferencia electoral, pretende eternizarse y postergar las elecciones en lo posible sin fecha (post-pandemia).

Un pueblo boliviano en cuarentena total por covid-19 tras una ...Presentando recursos de inconstitucionalidad a una Ley que quiere precisamente devolver la constitucionalidad a nuestro pa√≠s, es la v√≠a que se ha propuesto √Ā√Īez, en cuyo c√°lculo pol√≠tico est√° pasar de la autoproclamaci√≥n a la autoprorrogaci√≥n. Razones no le faltan, pues a ella y sus allegados les falta tiempo para seguir desfalcando y cumplir las promesas de privatizar nuestras empresas y recursos naturales.

No por nada el presidente Donald Trump se habr√≠a tomado la molestia de conversar por tel√©fono con la se√Īora √Ā√Īez, para dictarle las tareas pendientes. El otro tema de conversaci√≥n muy probablemente gir√≥ en torno a la solicitud de asilo pol√≠tico de √Ā√Īez y su pandilla, que no se arriesgar√°n a quedarse en el pa√≠s tras tantos cr√≠menes y actos de corrupci√≥n.

Ya nos referimos a la actitud c√≥mplice de la mayor√≠a de los grandes medios de comunicaci√≥n. El gobierno dispone tambi√©n de un ej√©rcito de analistas y opin√≥logos que intentan confundir a la opini√≥n p√ļblica, con un relativo √©xito.

Ciertamente nadie va a minimizar la peligrosidad del Covid-19, el desafío consistirá en aprender a convivir con el virus, adecuar protocolos y medidas de seguridad para retomar un gradual nivel de normalidad de la vida cotidiana, ya que el hambre apremia y es necesario generar ingresos.

Pero no menos importante es volver a la constitucionalidad,¬† por lo tanto garantizar en el plazo establecido las elecciones pendientes, con todas las medidas de bioseguridad y un protocolo especial. (¬ŅAcaso no vivimos haciendo colas desde hace semanas en los bancos?) La soluci√≥n no es en seguir como estamos,¬† justamente porque la vida y las decisiones de la mayor√≠a deben importar.

Por la Patria y el pueblo, ¬°elecciones ya!Bolivia: nuevas elecciones se celebrar√°n en mayo | Las noticias y ...

  • Contra la impunidad de los cr√≠menes de lesa humanidad y la vulneraci√≥n a nuestros derechos
  • Por la vida y la salud: una estrategia responsable, cient√≠fica y t√©cnica de lucha contra la pandemia
  • Por la transparencia en la informaci√≥n sobre la situaci√≥n real del Covid-19,el destino y las condiciones de las donaciones y los dineros p√ļblicos
  • Para acabar con el saqueo, la intervenci√≥n y la rifa de nuestras empresas estrat√©gicas y recursos naturales
  • Para consensuar medidas econ√≥micas y pol√≠ticas que piensen en las mayor√≠as sin poner en riesgo las conquistas sociales ni nuestra soberan√≠a
  • Por la vigencia y el respeto a nuestros derechos constitucionales
  • Por el restablecimiento de relaciones internacionales en el marco del respeto, la solidaridad y la soberan√≠a
  • Para volver a la constitucionalidad y contar con un gobierno elegido por voto popular.

* Comunicadora popular boliviana

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario