Jun 18 2018
1010 lecturas

Econom铆aPol铆tica

El FMI reorganiz贸 el gabinete de Macri

Dif铆cil situaci贸n para el gobierno argentino cuyos funcionarios, impedidos de viajar a Mosc煤 por orden presidencial, deben mirar por televisi贸n las incidencias del Mundial, mientras constatan las cotidianas y crecientes movilizaciones contra sus pol铆ticas y asisten a la lucha entre facciones del poder econ贸mico representadas en el gabinete de empresarios de Mauricio Macri Blanco, que este fin de semana sufri贸 una reorganizaci贸n acorde a las exigencias del Fondo Monetario Internacional.

Da la impresi贸n que el gobierno de Mauricio Macri Blanco ha perdido el apoyo del 鈥渟e帽or mercado鈥 que ya no le cree ni conf铆a en 茅l. Hoy por hoy, la mayor fortaleza del gobierno de Mauricio Macri Blanco es el sostenimiento de los poderes pol铆ticos mundiales que no quieren que el hoy Presidente del G-20, que ellos ungieron, termine en la calle antes que se realice la reuni贸n prevista para la 煤ltima semana de noviembre de este a帽o.

Pero Macri enfrenta no solo las movilizaciones diarias de trabajadores, jubilados, maestros, estudiantes, sino tambi茅n la puja interna, con dos posiciones enfrentadas, dado que el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional no inclin贸 la balanza hacia ninguno de los dos grupos de los capitalistas financieros 鈥揷on rango de ministros o altos funcionarios- y la puja interna se radicaliza.ar macri preocupado

La situaci贸n sigue tensa en el Parlamento, que dio media sanci贸n al proyecto de interrupci贸n del embarazo, pese a la oposici贸n de la Iglesia cat贸lica y el macrismo. La correlaci贸n de fuerzas ha cambiado y hoy Macri no parece contar con los votos para hacer aprobar los acuerdos que 茅l acepto con el FMI. No ser谩 f谩cil darle legitimidad institucional a la pol铆tica del FMI.

M谩xime que se trata de una pol铆tica de toma de control del Banco Central, que impone aumentos de tarifas, una mayor inflaci贸n para bajar los salarios medidos en d贸lares (de 420 a 190 d贸lares mensuales), para licuar las deudas en pesos que le abren m谩s frentes de conflicto, para abrir las importaciones con el cierre de peque帽as y medianas empresas, una pol铆tica de mayor exclusi贸n social.

La liberaci贸n financiera y la desregulaci贸n del comercio exterior dejan el manejo de la econom铆a en manos de los grupos econ贸micos concentrados, tanto dom茅sticos como for谩neos, esquema que significa la p茅rdida de soberan铆a, maximizada por el retorno al FMI.

Una de las fracciones financieras representada en el gobierno tiene su centro en las decisiones y condicionalidades dictadas desde Washington (en especial del FMI) y presion贸 para que los ministros de Energ铆a y Miner铆a (Juan Jos茅 Aranguren, alto ejecutivo de la trasnacional globalizadora Shell) y de Producci贸n, Alberto Cabrera, tambi茅n con fuertes conexiones con Londres, dejaran sus cargos.

ar dujovne y lagardeNicol谩s Dujovne, el negociador ante el FMI, qued贸 a cargo de las fusionadas carteras de Hacienda y Finanzas, mientras Luis Toto Caputo, siempre de la mano de los fondos financieros de inversi贸n Blackrock y Templeton, era enviado a apagar el fuego en el Banco Central.

Dujovne, apadrinado por el FMI, parece ser quien desplaza al hasta ahora director de orquesta (jefe de gabinete) Marcos Pe帽a Brown, quien cuenta con el apoyo de los grupos locales y obviamente de su parentela en la secretar铆a de Comercio y en los directorios del Grupo Galicia, La An贸nima y la Patagonia.

Pe帽a anunci贸 en mayo la intenci贸n del macrismo de impulsar un Gran Acuerdo Nacional (驴una repetici贸n del GAN que el dictador Alejandro Lanusse propusiera a inicios de los 70 para salvar los papeles del gobierno militar de entonces?), una mesa de negociaci贸n con aliados y opositores moderados para garantizar la aprobaci贸n parlamentaria del presupuesto nacional de 2019 (a帽o de elecciones), donde se deben plasmar los recortes y ajustes dise帽ados que -a trav茅s de Dujovne- exige el FMI.

Mientras funcionarios y propagandistas del gobierno intentan imponer el imaginario de que se trata de 鈥渦n,聽 nuevo FMI鈥, el exministro de Hacienda del macrismo, Alfonso Prat Gay, se帽alaba que 鈥減edirle al FMI es como pedirle a un suegro con el que nos llevamos mal鈥

Una reorganizaci贸n del gabinete econ贸mico va dando cuenta de ganadores y perdedores. En un primer momento, con la designaci贸n de los directivos de los grupos econ贸micos en los muchos ministerios, Macri logr贸 balancear el juego, pero ahora los diferentes factores del poder econ贸mico observan c贸mo se van definiendo quienes pierden y quien gana.

El s谩bado, el gobierno anunci贸 el desplazamiento de dos ministros, Francisco Cabrera y Juan Jos茅 Aranguren, y en su reemplazo, fueron designados Dante Sica, ex secretario de Producci贸n de Eduardo Duhalde, y Javier Iguacel, hasta ahora director de Vialidad Nacional, operador pol铆tico clave del macrismo. El reemplazo de estos dos ministros se produjo 48 horas despu茅s que se resolviera el desplazamiento de Federico Sturzenegger de la titularidad del Banco Central.

En los tres casos 鈥揝turzenegger, Cabrera y Aranguren鈥, se trata de personas muy allegadas al presidente Mauricio Macri Blanco, quien en m谩s de una oportunidad sali贸 a defenderlos por los cuestionamientos que recibieron en el desempe帽o de sus cargos.聽Dentro de los cambios, la Secretar铆a de Miner铆a pasar谩 a depender del Ministerio de Producci贸n y no, como hasta ahora, del Energ铆a y Miner铆a, y Cabrera ser谩 presidente del Banco de Inversi贸n y Comercio Exterior (BICE) y asesor del presidente Macri.Federico Sturzenegger en la presentaci贸n del Informe de Pol铆tica Monetaria del Banco Central, en enero. (German Garcia Adrasti)

Esta decisi贸n se conoci贸 horas despu茅s de que se fusionaran los ministerios de Hacienda y Finanzas, dejando a Nicol谩s Dujovne a la cabeza, en coincidencia con el cambio de destino de Luis Caputo, hasta entonces ministro de Finanzas, que dej贸 este 煤ltimo cargo para pasar a la presidencia del Banco Central en reemplazo de Sturzenegger.

Cabrera era blanco de severas cr铆ticas del sector empresario que lo acusaba de asistir pasivamente al proceso de desindustrializaci贸n, como autor de un documento donde a los sectores 鈥渧iables鈥 y a los 鈥渋nviables鈥, los condenados a desaparecer y ser reemplazados por la importaci贸n, como la mayor parte de la industria con mano de obra intensiva, a los que se les aconsejaba 鈥渞econvertirse鈥, lo cual fue interpretado como una invitaci贸n a hacerse importadores en sus mismos rubros.

Dante Sica es un consultor de buena llegada a diversos sectores empresarios, particularmente de la industria automotriz, y es visto como una cara m谩s amable para el empresariado, aun con las mismas pol铆ticas de desindustrializaci贸n de Cabrera. Por su parte, Iguacel 鈥搎uien trabaj贸 para petroleras privadas- es un operador pol铆tico muy activo del macrismo en el armado de causas y denuncias judiciales contra las contrataciones de obra p煤blica del anterior gobierno.

La salida de Aranguren y Cabrera, luego de que la escalada imparable del d贸lar eyectara a Federico Sturzenegger del Banco Central y trasladara all铆 al ministro de Finanzas Luis Caputo, reaviv贸 las cr铆ticas de la oposici贸n.

Exministros Cabrera y Aranguren

Exministros Cabrera y Aranguren

鈥淓l problema no es el cambio de nombres, sino el cambio de un proyecto econ贸mico. Sica no va a empezar una pol铆tica de aliento a las exportaciones, de freno a las importaciones o de aliento a la industria y a la producci贸n. Tampoco se van a retrotraer las tarifas que tanto descontento social han generado. No hay ning煤n cambio en el rumbo econ贸mico de este gobierno鈥, dijo el exministro de Defensa y jefe de la bancada peronista en Diputados, Agust铆n Rossi.

Daniel Filmus, exministro de Educaci贸n y hoy diputado, lanz贸 una iron铆a tras conocerse los anuncios: 鈥淪i con el mejor equipo de los 煤ltimos 50 a帽os nos fue tan mal, no me quiero imaginar c贸mo nos va a ir ahora que entran los suplentes!!!鈥, expres贸 por Twitter.

Si bien nada estaba claro para el poder f谩ctico argentino, el panorama qued贸 m谩s enredado con ascenso de Donald Trump en EU y de Teresa May en Gran Breta帽a, referentes hist贸ricos en los negocios financieros de los grupos econ贸micos locales. Washington ha impuesto su peso con la jugada desde el FMI, en di谩logo con una fracci贸n de los grupos econ贸micos locales como Socma (Sociedad Macri), obviamente de la familia del presidente.

El acad茅mico Walter聽 Formento, director del CIEPE, se帽ala que todos los escenarios est谩n abiertos y la paciencia y la continuidad en la puja definir谩n la partida, donde los actores financieros transnacionales -de Londres o de Washington-, vienen de perder posiciones internacionales en la reuni贸n del G7, en las Cumbre de Par铆s, de la Otan, del Tlcan y del TPP, y tambi茅n en la reuni贸n de Trump con las Coreas.ar marcha federal

Mosc煤 era una fiesta pero en Argentina los camioneros aseguraron que no circulara 鈥渘i una carretilla鈥 durante su paro, y tuvieron el apoyo de los trabajadores bancarios, los gremios docentes y algunas organizaciones de izquierda y movimientos sociales, en un rechazo generalizado por los tarifazos, la inflaci贸n y contra los acuerdos con el FMI.

Mientras el gobierno, con una inflaci贸n desbocada, ofrece un 15% de aumento a los trabajadores, que reclaman no menos del 27%, en medio de una sorda lucha interna por la pr贸xima conducci贸n de la Central General del Trabajo (CGT, la principal central sindical) que el 22 de agosto deber铆a designar a los nuevos directivos entre una corriente enfrentada al gobierno y sus medidas y otra de sectores m谩s moderados o negociadores.聽 Para el 25 de junio est谩 convocado un paro general.

Y, lejos, en Rusia, Argentina apenas empata con Islandia en el Mundial y Lionel Messi malogra un penal. El salvavidas del Mundial parece que no le servir谩 a Macri para desviar la atenci贸n sobre el creciente malestar popular. En definitiva, el l铆mite de los ajustes es la capacidad de resistencia de los ajustados.

* Periodista y polit贸logo uruguayo, asociado al Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (CLAE, www.estrategia.la)

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario