Abr 11 2005
403 lecturas

Ambiente

El futuro de los mares

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Adital, Abril 2005).
foto
De seguir así, advierten los expertos mundiales en pesquerías, en el futuro sólo se obtendrá del mar una dieta de medusas y sopa de plancton. 

En este presente, y posible futuro, la pesca es el factor humano más importante entre los que producen este cambio en el mar. Como animales terrestres, para nosotros los cambios que afectan a los animales de la superficie son bien visibles, mientras que nos resulta difícil percibir los que afectan a los organismos marinos.

Hay muchas poblaciones de peces que se han reducido ya al 10 por ciento y hasta el uno por ciento de su biomasa, pues no hay que olvidar nunca que la pesca es una actividad que se sustenta en la captura y muerte masiva de peces.

 
Incluso hay lugares como en el Atlántico Norte, donde la pérdida de biomasa, de peces grandes, ha llegado a ser cinco sextos en 50 años, y sólo queda un 12 por ciento de lo que había hace medio siglo. En el noroeste de África la pérdida de biomasa es de dos tercios en 50 años, también de peces grandes.

fotoEn la actualidad muchos países y regiones están en diferentes momentos de un proceso de transición hacia la explotación de peces pequeños y de plancton.

 
Pero esa no es una forma de estar afrontando el problema. Se habla de reducir el esfuerzo pesquero –las capturas– en un 10 por ciento, pero esto no va a influir mayormente ni en la recuperación de la biomasa marina ni en evitar la transición antes mencionada.

La presión que se hace sobre los peces es dos o tres veces mayor a lo aceptable, y cualquier discriminación del esfuerzo pesquero de un 10 por ciento se compensa ampliamente con el avance tecnológico que produce artes de pesca cada vez más destructivas. La única forma de apreciar un cambio real en la biomasa marina es reducir la presión pesquera radicalmente, incluso a cero para ciertas reservas o áreas.

 
Por el momento hay que olvidarse del mar como una fuente de alimentación ilimitada para una población humana que aumenta indefinidamente, fotopero si se gestiona como es debido, puede producir una cierta cantidad de peces, posiblemente mayor que la actual.

Debemos inventar una manera sustentable de pesca, lo que va a exigir alguna forma de limitar los medios que ahora usamos para pescar, porque cuando sólo limitamos el número de barcos, el cambio tecnológico permite mantener o aumentar las capturas. Lo que no se puede hacer es llevar la situación hasta el límite y después esperar que los científicos hagan algo para recuperar mágicamente los stocks de peces.

La ciencia no hace milagros.

————————–

* Economista, director de Oceana, oficina para América del Sur y Antártica.

Adital: http://adital.sigadel.com.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario