Mar 20 2006
317 lecturas

Política

EL INGOBERNABLE ECUADOR

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

fotoLa prolongada y a ratos feroz contienda de las naciones originarias –y vastos sectores de la sociedad ecuatoriana– por el cumplimiento de las promesas de sus gobernantes, mayor transparencia de los actos de gobierno, el fin de la entrega estratégica del país a potencias foráneas, una mejor calidad de vida y en contra el TLC con EEUU entró en una etapa impredecible al iniciarse la segunda semana de protestas.

Las protestas cobraron víctimas en la provincia de Chimborazo: por lo menos dos heridos a bala en un confuso incidente al cortar los manifestantes una carretera. Mientras, en la provincia de Cotopaxi se anunció de nuevo el paro de actividades y cortes de caminos, a pesar de haber llegado a un acuerdo el pasado viernes con representantes gubernamentales desplazados a la zona para finalizar el levantamiento.

Las organizaciones sociales dicen que los acuerdos no fueron cumplidos por las autoridades nacionales y los alcaldes de siete municipios reactivaron la medida de cierre de carreteras en reclamo de la entrega inmediata de recursos a la provincia. Tras declarar de nuevo abiertas las movilizaciones, más de 5.000 personas se manifestaron en Latacunga –capital provincial– rechazando al gobierno de Palacio.

En estas provincias, como en otras, las demandas son, con matices, las mismas: recursos para educación, salud, construcción de caminos y la no aprobación gubernamental del TLC con EEUU. La marcha hacia Quito se mantiene y se suman nuevos contingentes.

Un país rebelde, el gobierno en jaque

En Quito, la tensión en las calles cobra un nuevo rostro y más y más violentos enfrentamientos parecren inevitables al impedir la policía el paso a un nutrido grupo de personas de la provincia de Pastaza que venían para manifestar su rechazo al tratado de libre comercio. Otros grupos indígenas mantienen cortada una de las carreteras de salida de la capital del país.

El presidente Alfredo Palacio dijo en una reunión de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), que se desarrolla “un plan malévolo” para acabar con la democracia, más allá de que su mandato se prolongue o no.

foto
El primer mandatario criticó también al líder indígena, Luis Macas por organizar las movilizaciones contra el TLC. Macas es el presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador. Palacio señaló que el país continúa las negociaciones con Estados Unidos y que se defenderán “los intereses nacionales”.

Trascendió que el gobierno de Ecuador pidió este lunes comprensión y más flexibilidad a EEUU en la negociación del capítulo agrícola del tratado pidiendo al mismo tiempo a los pueblos originarios poner fin a las protestas contra dicho convenio. La próxima ronda de negociaciones está prevista para el jueves de marzo en Wáshington. Los indígenas piden una consulta popular sobre el TLC.

Los gobiernos de Colombia y Perú, que a mediados del 2004 empezaron a negociar junto con Ecuador el TLC con EEUU, ya han cerrado sus negociaciones, aunque no logran poner fin a las protestas populares en sus respectivos países.

Según el vicepresidente de la CONAIE, Santiago de la Cruz, y otros dirigentes sociales, el TLC sólo beneficia a EEUU y perjudica a Ecuador, donde se podrían ver afectados unas ocho millones de personas. Advirtió la CONAIE que las protestas, que entraron a su octavo día, se radicalizarán y continuarán hasta que el gobierno de “respuestas claras al pueblo”.

Sin posibilidades de acuerdo

En otro comunicado “al país y al mundo” La CONAIE, manifestó “su profunda extrañeza y preocupación” por las declaraciones de Palacio, que acusan al movimiento indígena de desestabilizar al Ecuador, “sobre todo cuando provienen de un gobierno que ha prohibido, bajo cláusulas de confidencialidad, que los negociadores del TLC con EEUU divulguen y comuniquen los acuerdos a los que se han llegado; de un gobierno que ha protegido a las corporaciones petroleras transnacionales como es el caso de la petrolera Oxy; de un gobierno que ha nombrado a un representante de las empresas exportadoras de flores, y principales beneficiarias de la firma de un TLC con EEUU, como ministro de economía; de un gobierno que ha dedicado más de la mitad del presupuesto nacional al pago de la deuda externa, incumpliendo con programas urgentes de atención social; de un gobierno neoliberal, represivo y entreguista”.

foto
Señala además la confederación indígena en este comunicado:

“Ante los cuestionamientos de las cámaras empresariales y del mismo gobierno de que no existen alternativas al TLC con EEUU, y que se debe firmar necesariamente este tratado, recordamos que sí existen alternativas dignas y soberanas: está ahí la Alternativa Bolivariana de las Américas, ALBA; está también el MERCOSUR, con el apoyo de los gobiernos democráticos y nacionalistas de Brasil, Argentina y Uruguay; está también el fortalecimiento de la Comunidad Andina de Naciones.

Alternativas de soberanía y dignidad sí existen.

Quito no transa

Por su parte las organizaciones barriales de Quito anunciaron el inicio de “jornadas en contra de la elevación de tarifas electricas”.
Natasha Rojas, rresidenta de la Federación de Barrios de Quito, señaló que la elevación de tarifas eléctricas perjudicará al 68% de los habitantes de la capital, mientras que en Guayaquil al 65%. Aclaró que quienes consumen 80 kilovatios de energía son aquellas familias que ocupan un par de focos, una televisión y un radio, de acuerdo a versiones de técnicos de la Empresa Eléctrica Quito. Dijo:

“Con la elevación de tarifas no se va resolver el problema energético que tiene el país”, y que se requiere que el gobierno implemente proyectos hidroeléctricos. “No es posible –aabundó– que el kilovatio/hora generado en Paute se entregue a 1.7 centavos, mientras que las termoeléctricas lo hacen hasta por sobre los 10 centavos. Esta medida tiene relación directa con la firma del Tratado de Libre Comercio y la privatización de las empresas de servicios como la energía eléctrica”.

La dirigenta social quiteña manifestó que no es posible que si a los trabajadores se les eleva 10 dólares a sus sueldos, a cambio se elimine el subsidio a la electricidad, mañana el del gas y posteriormente se eleven las tarifas de transporte. Señaló que era lógico que el presidente del CONELEC con un sueldo de 6.000 dólares esté de acuerdo con esta medida, mientras que el pueblo con un salario básico unificado de 160 dólares se oponga.

Finalmente dijo que a partir de día lunes la Federación de Barrios de Quito iniciará acciones en contra de la elevación de la luz y contra la firma del Tratado de Libre Comercio.

————————————

Fuentes:

– http://www.univision.com

– http://www.europapress.es

– Diario El Universal de Caracas.

– http://es.groups.yahoo.com/group/ecuadorojo

– Agencia de prensa ecuatoriana ALTERCOM.

– Indymedia Colombia.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario