Jun 24 2017
1206 lecturas

Pol铆tica

El Macri de siempre vs. una Crisitina, con nuevo ropaje (y candidata)

Seguimos avanzando en el proceso electoral, se cerr贸 la entrega de nombres que integrar谩n las listas para los comicios parlamentarios. Tras el cierre, Cristina Fern谩ndez de Kirchner qued贸 en el centro de la escena: present贸 su candidatura a senadora acompa帽ada por el excanciller Jorge Taiana y una lista de diputados que encarna la reci茅n nacida Unidad Ciudadana. Sergio Massa (Frente Renovador) se lanz贸 junto a Margarita Stolbizer (GEN) y el exministro Florencio Randazzo, debilitado, tambi茅n competir谩 en las listas del Justicialismo.

Las novedades en torno a Cristina Fern谩ndez de Kirchner, su acto y -en paralelo- el contra acto en Tribunales, reclamando que la metan presa. A eso le sigui贸 el 鈥渄estape鈥 del fen贸meno de 鈥淟a Salada鈥. La econom铆a con la p茅sima noticia sobre el fin de su luna de miel con el mundo financiero.

A la hora de cerrar estas reflexiones todav铆a los apoderados partidarios est谩n recibiendo llamadas de sus jefes para que saquen, pongan o cambien de lugar a los 鈥渢ocados鈥 por la varita m谩gica para formar parte de la troupe de aspirantes a alg煤n cargo legislativo. All铆 est谩n los que ir谩n a la oferta p煤blica buscando un lugar -en esta democracia limitada- que los ponga al reparo de las vicisitudes del mundo real, para los pr贸ximos 4 贸 6 a帽os. Dado que esta oferta de nombres -en varios lugares- se est谩 terminando, presentando o corrigiendo no haremos eje en las mismas, sino a lo que aconteci贸 y ocurre en su derredor.

S铆, nos detendremos en el acto realizado por Cristina en la cancha de Arsenal -en Sarand铆- en la zona Sur del Gran Buenos Aires. All铆 encontraremos varias novedades que influir谩n sobre el futuro. Pero no omitiremos referirnos al contra acto convocado en los Tribunales de Comodoro Py, donde se ventila la mayor parte de los casos de corrupci贸n que involucran a funcionarios del gobierno anterior. Tambi茅n haremos referencia a lo que est谩 ocurriendo en el conocido Paseo de Compras 鈥淟a Salada鈥 radicada en el municipio de Lomas de Zamora, tambi茅n en la Zona Sur del Gran Buenos Aires.

聽Las novedades que trajo el acto de Cristina

Finalmente se hizo el acto de presentaci贸n del聽 frente Unidad Ciudadana. Fue un acto multitudinario, con una asistencia que oscil贸 entre las 50 y 70 mil personas. Habr谩 que ver si las 鈥渘ovedades鈥 que all铆 trajo el cristinismo ser谩n parte de la pr贸xima campa帽a electoral o si ellas fueron una puesta en escena para dicho acto. Todo parece indicar que los cambios introducidos por el cristinismo tienen visos de continuarse, veremos si ello se confirma.

Pero 驴cu谩les fueron esas transformaciones? Algunas de ellas est谩n referidas al formato, la est茅tica, la presentaci贸n y otras al contenido del discurso. Respecto a las primeras vale la pena citar que ellas parecieron emparentarse con algunas propuestas del ecuatoriano Jaime Dur谩n Barba, el manejador de imagen de fuerte influencia en Mauricio Macri.

Una tribuna cercana a los asistentes, donde se puede girar 360掳 y sin banderas pol铆ticas. All铆 se present贸 Cristina, sola, vestida con mucha mayor humildad, sin joyas ni apliques, acorde a un discurso que pretende identificarse con los que padecen las actuales pol铆ticas.

Pero mucho m谩s interesante que los aspectos externos y formales est谩 el propio discurso, mucho m谩s corto y medido que en otras presentaciones, con una convocatoria hacia los sectores agredidos, algunos de cuyos exponentes fueron subidos al estrado. Tuvo de semejanza con pr谩cticas anteriores en que falt贸 la menor autocr铆tica y parec铆a la exposici贸n de la l铆der de un movimiento que viene padeciendo y ejerciendo una larga resistencia, donde sus propias responsabilidades, por los recientes 12 a帽os de gobierno kirchnerista, hab铆an sido tamizados para que no se deslizara el menor error cometido.

De todas maneras el aspecto m谩s importante ya lo viene reiterando Cristina desde sus primeras apariciones p煤blicas producidas despu茅s de haber dejado el gobierno. Eso est谩 sintetizado en el propio nombre que ella eligiera para su fuerza. Ya no es el 鈥減ueblo鈥, ser谩n los 鈥渃iudadanos鈥 los principales convocados para esta gesta.

Ello, junto al abandono de las banderas y simbolog铆a peronistas, marcan 鈥搈ucho m谩s que el haber dejando el PJ- las intenciones o propuestas del cristinismo. Se trata de un discurso y una denominaci贸n que la aproximan m谩s a la social democracia que a las tradiciones peronistas. Esto no se condice con la base plebeya y pobre del voto que aspira lograr. Los pr贸ximos acontecimientos dar谩n cuenta de la evoluci贸n de esta contradicci贸n.

All铆 se ver谩 si -en definitiva- se impondr谩 el sentimiento de un pueblo abandonado por las instituciones ciudadanas y Cristina vuelve a un discurso m谩s plebeyo; si se pretende que estas instituciones sean puestas al servicio de ese 鈥減ueblo鈥 (cuesti贸n muy dif铆cil de alcanzar en el marco de estas 鈥渄emocracias鈥) o si se define por un discurso 鈥渃iudadano鈥 que poco tiene que ver con el pueblo real al cual va dirigido. En su accionar pol铆tico posterior a esta elecci贸n se sabr谩 si esta propuesta de Cristina es meramente coyuntural en funci贸n de juntar votos para esta elecci贸n o es una decisi贸n de m谩s largo aliento.

聽El contra acto pidiendo por Cristina presa

Frente al acto cristinista de la cancha de Arsenal desde las usinas macristas les pareci贸 oportuno generar un contra acto para resaltar la corrupci贸n reinante durante el gobierno anterior y la lentitud tribunalicia para resolver esas cuestiones. Para ser m谩s claros no faltaron afiches y consignas pidiendo que Cristina fuera presa. El acto no cont贸 con la adhesi贸n esperada.

Entre 3 y 5 mil personas dieron su presente frente a los tribunales federales de Comodoro Py. El hecho transcurri贸 con mucha pena y poca gloria. Ese acto, de cuya debilidad el macrismo deber谩 tomar cuenta, tuvo como una de sus promotoras a Elisa Carri贸, la candidata de Cambiemos para la Capital Federal.

聽El paseo de compras La Salada, el 鈥渟hopping鈥 de los pobres

Si bien no es imaginable que los allanamientos y detenciones de 鈥淟a Salada鈥, producidos horas despu茅s del acto de Cristina sean una respuesta al mismo, parece claro que su difusi贸n y alcances est谩n direccionados a dos objetivos. Uno es estructural y apunta a terminar con las actividades de menudeo fuera de la ley, para darle a los que est谩n en blanco y las grandes corporaciones un mayor control del sistema econ贸mico. El otro tema es su aprovechamiento pol铆tico para 鈥渢apar鈥 otros acontecimientos (como el acto de Arsenal) o poner en la picota algunas candidaturas.

Durante a帽os esas actividades tuvieron una cierta 鈥減rotecci贸n鈥 de los gobiernos. Esto era as铆, m谩s all谩 de 鈥渞econocimientos鈥 que se le pod铆an hacer a algunos funcionarios encargados de controlarlos, porque estas actividades permit铆an precios relativamente聽 bajos de una serie de productos.

El gobierno actual piensa de otra manera. Pretende contener algunos precios mediante la apertura de las importaciones, as铆 lograr evitar una suba exorbitante de ciertos productos pero claro鈥 al precio de una desocupaci贸n creciente entre quienes trabajan en la elaboraci贸n de los mismos.

聽Gobierno y econom铆a: noticias, una buena y otra p茅sima

En medio de los debates pol铆ticos ya citados el gobierno tuvo una semana con altibajos donde se destacan una noticia buena y otra p茅sima.

La noticia buena que le da un peque帽o respiro al gobierno es que, despu茅s de tres trimestres de ca铆da contin煤a, hubo un crecimiento 鈥揷omparado anualmente y para el primer trimestre del a帽o- del 0,3%. Por otro lado, visto este primer trimestre con respecto al cuarto del a帽o pasado el crecimiento fue del 1,1%. Con ello, t茅cnicamente, nuestra econom铆a habr铆a salido de la recesi贸n. Los datos m谩s auspiciosos provienen del campo y la construcci贸n. Los peores de este primer trimestre est谩 en los valores negativos de miner铆a, industria y el comercio, tanto el minorista como el mayorista, esto 煤ltimo da cuenta que el consumo sigue cayendo.

La otra noticia, claramente negativa para el gobierno, tiene que ver con una declaraci贸n emitida el mi茅rcoles pasado por la cual el Banco Morgan Stanley, en nombre de la banca internacional, no reconoce a la Argentina el rango de 鈥渕ercado emergente鈥, como lo son los latinoamericanos Brasil, Chile, Colombia, M茅xico y Per煤 y sigue siendo considerado como 鈥渕ercado fronterizo鈥 al igual que: Bangladesh, Jordania, Kazakhst谩n, Kenia, Kuwait, Lituania, Nigeria, Pakist谩n y Rumania, entre otros.

Esta noticia fue un golpe al ment贸n del gobierno argentino, que estaba convencido que lograr铆a una mejora en su calificaci贸n. Los efectos pr谩cticos de esta medida es que la famosa 鈥渓luvia de inversiones鈥 seguir谩 pendiente. Reci茅n se volver谩 hablar del tema en junio del a帽o pr贸ximo y si el resultado fuera positivo sus efectos reci茅n se sentir谩n en 2019. Para el macrismo tal vez sea demasiado tarde.

Los efectos de esta decisi贸n provocaron un fuerte cimbronazo en el mundo financiero e hicieron subir el d贸lar y bajar las acciones en la Bolsa porte帽a y en la de Nueva York.

De ahora en adelante ser谩 m谩s dif铆cil y costoso conseguir聽 d贸lares prestados. Sin ellos el proyecto del macrismo se vuelve casi inviable.

Las razones de la negativa las dio el propio Morgan Stanley al decir que 鈥渁unque el mercado de renta argentino cumple la mayor铆a de los criterios de accesibilidad para los mercados emergentes, la irreversibilidad de los cambios relativamente recientes a煤n debe ser evaluada鈥. Las principales agencias de bolsa coinciden en que lo sucedido es 鈥渦n castigo al elevado d茅ficit fiscal y a la incertidumbre por las elecciones de medio t茅rmino鈥.

Aunque los analistas financieros no lo digan es probable que est茅 pesando, en la resoluci贸n adoptada, el hecho que Argentina mantiene una fuerte vinculaci贸n con la econom铆a China. El gobierno de Macri pensaba que alcanzaba, para sostener los buenos v铆nculos con el sistema financiero internacional, con las 贸ptimas relaciones pol铆ticas con el poder imperial. Pero 茅ste tiene otro pensamiento: quiere plena sujeci贸n pol铆tica y absoluta dependencia econ贸mica.

El gobierno, posiblemente sabiendo de esta medida, hizo una maniobra audaz y pol铆ticamente indefendible. Tom贸 un cr茅dito a 100 A脩OS, por u$s 2750 millones de d贸lares a un tasa del 7,9% anual. (Los acuerdos con la Baring Brothers 鈥搒iglo XIX- tambi茅n fueron por 100 a帽os pero a una tasa del 6% anual) Los que saben multiplicar sacaron las cuentas y concluyeron que los pr贸ximos 25 gobiernos elegidos por el pueblo estar谩n pagando esta deuda, por la que deberemos abonar 19,6 mil millones de d贸lares en concepto de intereses

Medio mucho鈥βo? Ya hay varios pedidos para que se d茅 marcha atr谩s, otros solicitan el enjuiciamiento de los responsables de este desatino. La ley N掳24.156 no solo proh铆be (Art. 56) tomar estos cr茅ditos destinados a financiar gastos corrientes, sino que -en su Art. 66- declara que son nulos. Los acreedores deber铆an saber que cuando el pueblo gobierne no se les pagar谩. La vigente Ley de Presupuesto -N掳 27.34- tampoco los autoriza.

Estas malas noticias est谩n acompa帽adas de otra que hizo fruncir el ce帽o de varios funcionarios. La planta alimenticia Pepsico, ubicada en Florida 鈥揤icente L贸pez-, en el norte bonaerense no dej贸 ingresar, hasta una nueva comunicaci贸n, a sus 600 trabajadores. Otro aviso sobre los efectos de la actual situaci贸n econ贸mica.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario