Abr 12 2021
386 lecturas

Pol铆tica

El maestro Pedro Castillo, sorpresa en un Per煤 fragmentado

Las tendencias de dispersi贸n de las preferencias, registradas en las encuestas, quedaron refrendadas en las urnas en la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Per煤, donde, sorpresivamente, el maestro Pedro Castillo, de Per煤 Libre, qued贸 a la cabeza, con apenas 16 por ciento de los votos.

La clara fragmentaci贸n de la intenci贸n de voto implic贸 que hasta cinco candidaturas llegaran al d铆a de los comicios con similares probabilidades. La dispersi贸n fue tal que la suma de los votos sumados de los tres primeros candidatos, 聽no alcanzan el 50% de los votos v谩lidos, un hecho in茅dito en la historia de las elecciones peruanas desde 1980.聽"Es posible que en pocos meses los peruanos tengamos que tomar una decisi贸n entre dos opciones diametralmente distintas". (Collage: El Comercio)

En el segundo lugar y en empate t茅cnico aparecen Keiko Fujimori, de Fuerza Popular, Hernando de Soto, de Avanza Pa铆s y Rafael L贸pez Aliaga, de Renovaci贸n Popular: uno de ellos definir谩 la segunda vuelta electoral junto a Catillo, a quien OtraMirada califica como un pol铆tico con 鈥渦n discurso radical, estatista, pero moralmente conservador鈥. En un contexto de crisis econ贸mica, pol铆tica y moral agravada con la pandemia, (re)apareci贸 tambi茅n la extrema derecha fundamentalista con L贸pez Aliaga.

Eso s铆, qued贸 establecida una polarizaci贸n entre dos modelos de soluci贸n a la grave crisis pol铆tica, econ贸mica y social que atraviesa el pa铆s, agudizada por la pandemia. Sumados los votos de Castillo a los de Yhonny Lescano, Acci贸n Popular (9,8%) 鈥揷on algunos planteos de izquierda鈥, y la progresista Ver贸nika Mendoza, de Juntos Por el Per煤 (7,8%), muestra a un 36% del electorado favorable a cambios profundos en el manejo de la econom铆a y el Estado. Y de la necesidad de una nueva Constituci贸n.

Castillo, sorpresivo ganador de la primera vuelta, opt贸 por la prudencia desde su local partidario de la norte帽a regi贸n de Cajamarca, donde naci贸 y es profesor rural. Con el cl谩sico sombrero blanco de ala ancha de esa regi贸n andina, que us贸 en toda la campa帽a, el candidato de 51 a帽os pidi贸 calma.

鈥淗oy el pueblo peruano se ha quitado la venda de los ojos. Gracias al pueblo peruano por su confianza. Ma帽ana no es un d铆a de cambio inmediato, sino de retorno a la lucha. No vamos a ir a tocar las puertas a quienes piensan en intereses errados鈥, dijo en su breve discurso de victoria, con mascarilla puesta por la pandemia del coronavirus.

Pedro Castillo, candidato de Per煤 Libre, ocupa la primera posici贸n. (Foto: GEC)Castillo tuvo un sorpresivo crecimiento en la 煤ltima semana de la campa帽a, especialmente en las zonas andinas y rurales. Con el resto de candidatos con un bajo apoyo, no necesit贸 un crecimiento espectacular para meterse primero a la hora de la elecci贸n. Ha cosechado en el descontento por las profundas desigualdades agravadas por tres d茅cadas de neoliberalismo.

La elecci贸n dej贸 en evidencia la falta de representatividad de todas las agrupaciones pol铆ticas, con los punteros con muy baja votaci贸n. Nunca antes alguien hab铆a ganado una elecci贸n con tan poco apoyo. Los analistas apuntan a una falta de representatividad que refleja la profunda crisis de una clase pol铆tica desacreditada por sucesivos esc谩ndalos de corrupci贸n -seis expresidentes y varios candidatos, como Keiko, tienen acusaciones de corrupci贸n- y por su incapacidad para enfrentar los graves problemas del pa铆s.

Tras los graves esc谩ndalos de corrupci贸n, incluidos los de la trasnacional brasile帽a Odebrecht, los tres candidatos plantearon la necesaria revisi贸n de los contratos-ley y eliminar exoneraciones y privilegios, en aplicar una reforma tributaria progresiva e impulsar la diversificaci贸n productiva.

Significar铆a un cambio radical al modelo aplicado los 煤ltimos 30 a帽os y que reivindican los candidatos Keiko Fujimori, Fuerza Popular (14%), Rafael L贸pez Aliaga, Renovaci贸n Popular (11,9%), y Hernando de Soto, Avanza Pa铆s (10,8),e incluso George Forsyth, Victoria Nacional, que se aferran al continuismo neoliberal, a la matriz fujimorista impuesta desde 1990: continuidad del modelo extractivista, apertura comercial total, desregulaci贸n, flexibilizaci贸n laboral y la mantenci贸n de los privilegios tributarios para las grandes empresas y las grandes fortunas.La ONPE inform贸 que, en el plazo de ley, llegaron a instalarse 83,011 (99.96 %) mesas de sufragio de un total de 83,048 para el desarrollo de las elecciones generales. (Foto: C茅sar Campos | GEC)

La consolidaci贸n de una alternativa de izquierda podr铆a abrir una perspectiva esperanzadora, que ha vivido m谩s de una d茅cada de inestabilidad institucional y en la que la pol铆tica ha alcanzado preocupantes cimas de descr茅dito. Para ello falta, desde luego, que se confirme el triunfo de Castillo y que 茅ste logre salir adelante en una segunda vuelta que puede darse por segura.

La 煤ltima crisis pol铆tica, la de 2016, provocada por el enfrentamiento con la derecha del presidente Pedro Pablo Kuczinsky y con el fujimorismo que dominaba el Congreso, no termina con estas elecciones. Tampoco la crisis econ贸mica y la emergencia sanitaria, que ya ha matado a miles de peruanos, de mantenerse la pol铆tica neoliberal que Per煤 sufre desde hace 30 a帽os. Entonces, la salidas se buscar谩n fuera del molde de un estado corrupto e incapaz.

 

* Antrop贸loga, docente e investigadora peruana, analista asociada al Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (CLAE, www.estrategia.la)

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario