Dic 8 2012
874 lecturas

EconomíaPolítica

El Mercosur en expansión: Bolivia se sumó al bloque

La reunión cumbre de Brasilia mostró un bloque en expansión y contrastó con la crisis de la economía del mundo desarrollado. Bolivia firmó su integración al bloque mientras Ecuador esperará y Venezuela acordó un cronograma de adaptación de su política arancelaria.

Luego de un largo período de movimiento más bien escaso, la Cumbre del Mercosur de Brasilia sirvió para mostrar a un bloque dinámico y en expansión frente a la persistente crisis del mundo desarrollado. En el encuentro, Venezuela acordó su cronograma de adaptación a la política arancelaria del grupo –que arrancará en abril del año próximo con aproximadamente un tercio de sus productos– y Bolivia firmó el protocolo que lo convertirá en un nuevo miembro pleno, si consigue la aprobación de los Parlamentos de los demás países. Ecuador es el candidato que sigue en la fila, aunque prefiere esperar un poco. Las pequeñas Surinam y Guyana, en tanto, pidieron ser miembros asociados. “Estoy feliz en ver que el Mercosur se está consolidando en un ideal de integración cada vez más suramericano”, sostuvo la anfitriona Dilma Rousseff.

El cierre de la Cumbre fue justamente la firma por parte de todos los presidentes del protocolo que suscribió Evo Morales para formalizar su pedido de ingreso al bloque. “Esta decisión hace más fuerte al organismo”, resaltó Rousseff al inicio de la sesión en el Palacio Itamaraty. La intervención de Evo no fue transmitida, pero según fuentes que participaron del encuentro pidió que las necesidades de su país sean tenidas en cuenta en el bloque, una referencia a las asimetrías que existen entre las distintas economías que lo conforman. Cosa extraña, Morales se fue antes del almuerzo, sonriente pero sin hacer declaraciones. Explicaban que el apuro se debía a que hoy tiene que estar en Madrid para un encuentro con el jefe de gobierno Mariano Rajoy. Cristina Kirchner le dio la bienvenida al “compañero” Morales, subrayando que la boliviana es una de las principales corrientes migratorias de la Argentina con su “laboriosidad, su trabajo y su compromiso”. José “Pepe” Mujica, quien recibió de Rousseff la presidencia pro témpore, saludó la incorporación de Bolivia porque “hacía falta la presencia de los pueblos indígenas”.

A partir de ahora, Bolivia tendrá voz en las sesiones, pero el voto recién lo ejercerá cuando se complete su incorporación. Es el primer paso, no se sabe cuánto puede demorar el segundo. El plazo que comenzó a correr es de seis meses, pero es prorrogable. Basta recordar lo que sucedió con Venezuela, cuyo ingreso estuvo trabado primero en el Congreso de Brasil y luego en el Senado de Paraguay por años. Los presidentes aprovecharon la suspensión de Paraguay del bloque durante la última cumbre de Mendoza debido a la destitución express de Fernando Lugo para aprobar de una vez el ingreso de Venezuela, si no seguramente todavía seguiría en veremos.

Por esas cuestiones del destino, en la primera cumbre de Venezuela como miembro pleno no estuvieron el presidente Hugo Chávez –quien recién volvió el jueves a Caracas luego de un nuevo tratamiento en Cuba–, ni su vice y canciller Nicolás Maduro –no se explicaron las razones–. La representación venezolana corrió por cuenta de otro de los hombres fuertes de la administración chavista, su ministro de Petróleo y Energía y titular de Pdvsa, Rafael Ramírez.

Rousseff destacó el potencial que adquiere el bloque con sus nuevas incorporaciones. “Disponemos de gran capacidad energética, producción de alimentos, un parque industrial pujante y un mercado de grandes dimensiones”, enumeró sobre lo que llamó “la quinta economía mundial”, en referencia a los 3.324.501 millones de dólares que da el PBI de sus países sumados, sólo superado por Estados Unidos, China, Japón y Alemania. Con Venezuela, detalló, el bloque se extiende hacia el Caribe y gana “mayor densidad” en el Amazonas. Con Bolivia, el bloque se fortalece y suma “diversidad cultural”.

Rafael Correa confirmó la intención de seguir los pasos de Chávez y Morales, pero aclaró que dado que Ecuador carece de moneda propia –su economía está dolarizada– debe continuar analizando el asunto con cuidado para que no haya desequilibrios comerciales.

En el cierre, Mujica aceptó el traspaso de la conducción con una de sus frases: “Haremos lo que podamos, desafíos existen muchos”. El hecho generó el enojo del gobierno paraguayo de Federico Franco que, de no haber estado suspendido, le hubiera correspondido tomar la posta. “Una transgresión del orden institucional”, sostuvo en un comunicado. En la declaración final de la Cumbre, los jefes de Estado reflejaron el deseo de que “el proceso electoral en Paraguay, miembro de este bloque suspendido en junio último, contribuya al restablecimiento de la democracia en ese territorio, requisito indispensable para retornar al Mercosur”. Por orden alfabético, la próxima presidencia pro témpore, a mitad de 2013, le tocará por primera vez a Venezuela.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario