Nov 3 2006
289 lecturas

Opinión

El mundo según Bigio. – CONFLICTOS NACIONALES Y PROBABLE CENIZA GLOBAL

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Un panorama “ligero” de estos días; la mirada de un periodista que ha visto mucho, y que no deja de pensar.

¿MARTES 13 en EEUU?

Cada Noviembre en medio del cuatrenio presidencial, EEUU realiza sus elecciones de “medio término” en donde se renuevan las casas de representantes y de senadores y se eligen a cientos de autoridades.

Para Bush los comicios de este Martes siete pueden convertirse en su martes 13. Nunca antes desde 1974, cuando se dieron estas elecciones durante el escándalo de Nixon en Watergate y en donde los republicanos perdieron 48 curules, el actual partido gobernante norteamericano había estado tan cerca de un desastre electoral como el que puede avecindárseles.

Iraqgate es la razón por la cual sea castigado Bush. Gran parte de quienes inicialmente le endosaron tras el 11-S-2001 se han ido desilusionando al ver que Hussein no impulsaba a Al Qaeda pero que la actual invasion a Iraq si ha potenciado el “terrorismo”.

El voto castigo favorecerá a los demócratas quienes, sin embargo, inicialmente anduvieron tras las guerras de Bush. Desesperadamente y buscando evitar un colapso, la maquinaria republicana viene realizando una campañas muy costosa y llena de acusaciones personales.

CATASTROFE GLOBAL AD PORTAS

El gobierno británico acaba de publicar el Informe Stern según el cual la humanidad marcha hacia su peor catástrofe ecológica. Las emisiones de gas carbónico de hoy son un 40% superior al de antes de la revolución industrial de 1780.

Si no se para y revierte ese curso las consecuencias serían calamitosas. Si en la ola de calor del 2003 murieron en el continente más rico 35,000 europeos, un aumento del 1% de la temperatura planetaria asesinaría a 300,000 personas, extinguiría al 10% de la especies y evaporaría muchos glaciares andinos afectando el agua potable a 50 millones de suramericanos.

Si la temperatura global sube un 2% unos 200 millones de humanos morirían y una cifra igual vería sus ciudades arrasadas por las aguas; 60 millones de africanos estarían expuestos a la malaria, el 40% de las especies se extinguirían y 2 de cada 3 humanos sufriría de cortes de agua.

El calentamiento global costaría seis trillones de dólares en pérdidas a menos que se dedique el 1% del producto bruto mundial a reducir hoy las emisiones de gas carbónico. Pese a la seriedad del informe Washington sigue despreocupándose de ello.

BUSH, LULA

Ambos son los presidentes más votados de las Américas. Bush fue electo cuestionadamente en 2000, pero re-electo ampliamente en 2004. Lula ganó en 2002 y nuevamente en 2006 –con un 61% de los votos–.

Si el oficialismo en Brasil ganó holgadamente, el martes siete, durante las elecciones parlamentarias y de medio término de EEUU, el gobierno apunta a sufrir su peor derrota.

Los escándalos de corrupción no diezmaron a Lula, quien sigue conservando su aval en las clases y regiones más pobres del Brasil. En cambio, en EEUU unas denuncias morales de menor cuantía van mellando a Bush. Esto último se debe al descrédito por la ocupación de Iraq.

La “guerra global antiterrorista” es lo que primero potenció a Bush, pero hoy mina su base de apoyo. En cambio Lula se ha mantenido relativamente al margen de ésta escapando de cualquier desgaste que aquella pueda producir.

“NUESTRA CASA ISRAEL”

Es el partido ultra-derechista que acaba de integrarse al gabinete israelí. Cuenta con 11 de los 120 congresistas y ha aumentado su popularidad tras la guerra del Líbano. Ésta, que trató de demostrar que la coalición entre el centroderechista premier Olmert y el centroizquierdismo del laborismo podía ser “dura”, empujó a la opinión pública hebrea más hacia el nacionalismo, haciendo que crezcan los súper halcones.

Su líder Lieberman entra como vicepremier y ministro de asuntos estratégicos –encargado de combatir a Irán, Hizbollah y Hamas–. Lieberman plantea quitar la ciudadanía a muchos árabes israelíes, ejecutando a algunos de sus parlamentarios, y crear dos estados étnicamente homogenizados y separados mediante transferencias de etnias y ciudades.

Ha llegado a proponer bombardear la represa de Assuan, en Egipto. El ingreso de Lieberman está creando una gran crisis en el laborismo, que está bajo la presión de liberales y pacifistas sionistas, quienes sostienen que él es un populista racista igual a Le Pen o Haider.

ÁFRICA Y BRASIL: NO TODO SE PARECE

Los dos países más poblados del Atlántico Sur coincidieron en su segunda vuelta electoral. En ambos casos, los actuales presidentes apuntan a ser reelectos. En el primer turno Lula ganó 48.5% a 41.5% al centroderechista Alckmin. Del 10% que no votó por ninguno de ellos, la mayoría lo hizo por quienes están a su izquierda. Para tratar de ganar ese sector, Lula ha prometido no privatizar una serie de empresas, mientras que Alckmin ha debido aceptar ello.

En la inicial votación de Congo el presidente Joseph Kabila obtuvo 45% contra 20% de su vicepresidente Jen Pierre Bemba. Ambos oscilan entre masacrarse mutuamente y mantenerse cogobernando.

Los dos fueron entre los caudillos armados que protagonizaron la guerra civil de 1996-2003, la misma que causó cuatro millones de muertos (la guerra más sangrienta en el mundo desde 1940). Aún hoy cada hora mueren 50 personas por los efectos de dicho conflicto.
Kabila ha logrado el apoyo de los candidatos que quedaron en tercer y cuarto puestos, incluyendo la familia Mobutu –contra cuya tiranía se alzaron los Kabila–.

HUNGRÍA Y DESPUÉS…

A 50 años de la revolución húngara hubo en se país choques callejeros que han producido 170 heridos.
Mientras en América Latina la izquierda se opone al neoliberalismo y la derecha lo promueve, en Hungría ocurre lo opuesto. El gobierno socialista organiza despidos de empleados públicos y corte de subsidios sociales y la oposición conservadora (FIDESZ) llama a renacionalizar empresas privatizadas por los ex comunistas.

Uno de los multimillonarios más ricos de Hungría es, paradójicamente, el actual primer ministro “socialista”, Ferenc Gyurcsany.

Ambos bandos reivindican la figura de Imre Nagy, quien en 1956 quiso reformar al socialismo húngaro sacándolo del Pacto de Varsovia. Sin embargo, Nagy murió asesinado por Moscú convencido de la superioridad de la economía planificada y del sistema comunista, mientras que tanto socialistas como conservadores hoy postulan la democracia multipartidaria y la libre empresa.

Hoy, todos los partidos parlamentarios negocian una paz, mientras que los socialistas han logrado evitar mayores divisiones sociales.

——————————-

foto

* Analista internacional. Reside en Londres
www.bigio.org.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario