Oct 10 2016
1315 lecturas

OpiniónPolítica

El programa de los granujas

Las elecciones presidenciales que se avecinan en los EEUU, en Francia y en otros sitios parecen mostrar que el descaro, la desfachatez, la impudicia y la desverg√ľenza son condiciones necesarias para ser candidato.

El comportamiento de Donald Trump ‚Äďarquetipo de lo zafio que suelen ser los millonetas‚Äď revela m√°s de la sociedad estadounidense que del candidato mismo. Robert de Niro se lamenta:¬†‚Äú¬ŅC√≥mo es posible que tal idiota haya llegado tan lejos?‚Ä̬†La respuesta es sencilla: porque a lo largo de d√©cadas los EEUU han creado las condiciones para ello. Ronald Reagan y George W. Bush fueron los proleg√≥menos. Cuando mandan los mercados financieros, en la Casa Blanca puedes poner a Jerry Lewis, a Bernard Madoff e incluso a Sarah Palin.

Hillary tampoco es de los trigos limpios: junto a Bill Clinton estuvo mezclada en estafas financieras desde los a√Īos 1970, cuando Bill era Gobernador de Arkansas y ella su primera dama. El conocido¬†Whitewater scandal¬†fue parte de la c√©lebre crisis de los¬†Savings & Loans¬†(Cajas de Ahorro y Pr√©stamos). Susan Mc Dougal, socia de los Clinton, y Jim Guy Tucker, sucesor de Bill como Gobernador de Arkansas, fueron condenados a prisi√≥n. Los Clinton pasaron a trav√©s de las mallas de la Justicia.

programa

Si todo no puede serle achacado a los Clinton, salvar las 747 Cajas de Ahorro y Pr√©stamo que quebraron le cost√≥ al Estado Federal la m√≥dica suma de 160 mil millones de d√≥lares. Despu√©s vendr√≠an el¬†Travelgate, el¬†Monicagate¬†y el¬†Filegate, sin olvidar la sospechosa muerte de Vince Foster, en la que los Clinton tambi√©n fueron investigados. Actualmente hay un proceso en curso en raz√≥n de los 55 millones de d√≥lares que Hillary, en su calidad de Secretaria de Estado, le don√≥ a Laureate Education Inc., en cuyo directorio estaba Bill. Lo mejor de todo es que los Clinton recuperaron 16,46 millones de d√≥lares de ese dinero p√ļblico. eeuu bill clinton

Lo peor, sin embargo, ocurrió con Bill Clinton en la Casa Blanca: la desregulación de los mercados financieros impulsada por Larry Summers, su Secretario del Tesoro de 1999 al 2001. No se puede olvidar que salvar a Citigroup, que vivía en la ilegalidad de cara al Glass-Steagal Act, fue uno de los primeros objetivos. Luego vino el desmadre de los créditos subprime, y ya conoces lo que sigue. Si sus adversarios acusan a Hillary de ser un simple peón de Wall Street y de la banca es porque hay buenas razones.

En Francia, de cara a las presidenciales del a√Īo pr√≥ximo, la derecha organiz√≥ una ‚Äėprimaria‚Äô, ese chanchullo que tiene por objetivo hacerle creer a los incautos que el candidato lo eligen los pringaos.

Entre los favoritos est√° Nicolas Sarkozy, involucrado en no menos de nueve procedimientos judiciales, e inculpado por ‚Äėcorrupci√≥n activa‚Äô, ‚Äėtr√°fico de influencias‚Äô y otras indelicadezas. Una de ellas, un fraude al Fisco por m√°s de 400 millones de euros en favor del ya condenado Bernard Tapie, tiene con un pie en la c√°rcel a Christine Lagarde, directora-gerente del FMI, ministro de Finanzas de Sarkozy en el momento de la estafa.lagarde merkel sarkozy

El otro favorito es Alain Jupp√©, 71 a√Īos, un pol√≠tico de larga trayectoria. A su haber tiene una condena a 14 meses de prisi√≥n remitida, m√°s un a√Īo de inelegibilidad, por ‚Äėtoma ilegal de inter√©s‚Äô (2004). Jupp√© asegura que no hubo enriquecimiento personal, pero olvida que mientras fue Concejal de Par√≠s benefici√≥ durante a√Īos, ilegalmente, de una vivienda social de 150 m2 a precio de huevo, y consigui√≥ dos m√°s, una para su ex mujer, y otra para su hijo. Esas viviendas fueron renovadas m√°s que convenientemente con dinero p√ļblico.

Alain Jupp√© acaba de comparecer en la TV, para exponer su Programa. En el √°mbito econ√≥mico el candidato a la candidatura constata una situaci√≥n insostenible, y afirma que los √ļltimos gobiernos no han atacado, como har√° √©l, las cuestiones que da√Īan la econom√≠a francesa.

Entre sus proposiciones est√° una fuerte baja de impuestos. T√ļ ya sabes, los impuestos son caca, y para abrirle la puerta al para√≠so en la tierra conviene bajarlos hasta donde sea posible. Uno sabe que ‚Äďen ausencia de alguna coherencia fiscal‚Äď los pa√≠ses de la Uni√≥n Europea compiten alegremente en la materia sin que la crisis desaparezca. Peor a√ļn, la reducci√≥n de la recaudaci√≥n fiscal empeora el endeudamiento p√ļblico, y lo √ļnico que se les ocurre a los gobiernos es reducir el gasto fiscal. Menos Salud, menos Educaci√≥n, menos Investigaci√≥n cient√≠fica, menos servicios p√ļblicos, una cosa lleva a la otra, la UE sigue cayendo en picada.

Francia tiene unos 5 millones de desempleados, a√ļn cuando desde hace casi 40 a√Īos los impuestos que pagan las empresas no hacen sino bajar. A tal punto que 10 puntos del PIB pasaron de remunerar el trabajo, a remunerar el capital. Eso hace, cada a√Īo, un lucro suplementario de unos 220 mil millones de euros. Y no les basta.

Un periodista hizo una simulaci√≥n de la proposici√≥n de Alain Jupp√© y lleg√≥ a conclusiones que merecen el desv√≠o. El periodista tom√≥ tres tipos de familias, todas constituidas por una pareja con dos hijos. La primera, adinerada, dispone de un patrimonio de 3 millones de euros y de ingresos anuales de 200 mil euros. La segunda, ‚Äėclase media‚Äô, dispone de 60 mil euros de ingresos anuales. En la tercera familia, modesta, ambos padres ganan el salario m√≠nimo lo que da un ingreso anual de 30 mil euros.

fr-manifestacion_sarcozyEl resultado de la baja de impuestos propuesta por Alain Juppé es el siguiente:

Familia adinerada: reducción anual de impuestos de 21.700 euros.
Familia ‚Äėclase media‚Äô: reducci√≥n anual de impuestos de 2.000 euros.
Familia modesta: aumento anual de impuestos de 170 euros.

Ante la sorpresa general, Alain Jupp√© explic√≥ ‚Äúla l√≥gica‚ÄĚ de su Programa: si le reduces los impuestos a los ricos, estos no se llevan el dinero al extranjero, traen de vuelta el que ya tienen en otros pa√≠ses e invierten para ganar a√ļn m√°s plata. Esa inversi√≥n genera empleo, y los miserables pueden esperar encontrar un curro. LQQD, o sea: Lo Que Queda Demostrado.

Tratar bien la evasión fiscal, el tráfico de capitales, el egoísmo y la codicia: he ahí el remedio.

Lo que nos deja un pel√≠n esc√©pticos habida cuenta que no son los capitales los que faltan: hace poco el Banco Central Europeo (BCE) puso un bill√≥n de euros a disposici√≥n de la banca privada. ¬°Un bill√≥n! Al cabo de dos o tres semanas todo ese dinero regres√≥ al BCE sin haber generado ni una sola inversi√≥n. Parece que se les olvid√≥ el detallito de la demanda inexistente o por lo menos insolvente. ¬ŅDe qu√© sirve producir si nadie tiene capacidad de consumo?

Por otra parte, si el gobierno dice que no hay plata para los servicios p√ļblicos, no es menos cierto que le sobra dinero para las guerras neocoloniales en que Francia se ha inmiscuido al lado de los EEUU y Gran Breta√Īa. ¬ŅNo hay plata?

El √ļnico efecto comprobable y comprobado de la baja de impuestos al riquer√≠o, practicada por los gobiernos de Mitterrand, Chirac, Sarkozy y Hollande (1983-2016), ha sido la formidable concentraci√≥n de la riqueza en el 1% de la poblaci√≥n privilegiada, y el empobrecimiento gradual del otro 99%.

Alain Jupp√© no se detiene en tan buen camino y tambi√©n propone aumentar la edad legal de la jubilaci√≥n a 65 a√Īos, que hasta hace poco era de 60 a√Īos para hombres y mujeres. Hay que trabajar m√°s, asegura, para consolidar el sistema solidario por repartici√≥n. Puede ser. Yo no digo que no, habr√≠a que ver, hay quienes contradicen esas afirmaciones.

Lo cierto es que Alain Jupp√©, alto funcionario del Estado (inspector de finanzas), jubil√≥ urgentemente a los 57 a√Īos de edad, antes de que se aplicara la nueva ley (2003) que prolongaba el tiempo de trabajo m√≠nimo para jubilar a 40 a√Īos. El buen Jupp√© hab√≠a trabajado apenas 38 a√Īos y tres meses. La jubilaci√≥n a los 65 a√Īos es buena para los miserables, no para el Sr. Jupp√©.

Como quiera que sea, entre sus derechos de funcionario y de parlamentario el hombre palpa unos 12 mil euros mensuales, sin contar las retribuciones que recibe ahora como Alcalde de Bordeaux y presidente de la Comunidad Urbana de Bordeaux M√©tropole. Como si fuese poco, el muy granuja quiere, adem√°s, ser elegido presidente de la rep√ļblica.

T√ļ me dir√°s, ‚ÄúS√≠, pero Jupp√© es de derechas‚ÄĚ. Claro que s√≠. Pero Laurent Fabius, alto funcionario del Estado, ex parlamentario, ex ministro, ex primer ministro, ex ministro de Relaciones Exteriores y ahora presidente del Consejo Constitucional, se jubil√≥ a la tierna edad de 55 a√Īos en el 2001, ¬°Y es socialista! Otro que predicaba el aumento de la edad de jubilar‚Ķ

Actualmente, los hijos de vecino ‚Äďlos pringaos‚Äď pueden jubilar a la edad m√≠nima de 62 a√Īos, si es que trabajaron y cotizaron un m√≠nimo de 41 a√Īos y tres trimestres.

europa ancianos2Lo cual no es √≥bice u obst√°culo para que el buen Alain Jupp√© ‚Äďque la c√°tedra presenta como el pr√≥ximo presidente de Francia‚Äď tenga a√ļn m√°s proposiciones. Por ejemplo, la de terminar con la semana legal de 35 horas, pas√°ndola a 39 horas semanales. Sin aumento salarial. En claro, todo dios tendr√≠a que regalarle al gran capital 18 horas de trabajo por mes.

Es en este tipo de detalles que se reconocen los grandes hombres: una media docena de esc√°ndalos de corrupci√≥n, tr√°fico de influencias, fraude al Fisco, toma legal de inter√©s y, de ser posible, unas cuantas inculpaciones en Justicia. Una condena es considerada un top. Si a eso le sumas un Programa econ√≥mico dise√Īado para auxiliar al gran capital‚Ķ eres un hombre de Estado.

Si no sab√≠as porqu√© Ricardo Lagos y Sebasti√°n Pi√Īera son candidatos a las elecciones presidenciales en Chile, ahora lo sabes.

 

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario