Ago 22 2015
381 lecturas

Despacito por las piedras

EL TELEGRAPH Y EL JUICIO FINAL

Los bancos centrales han perdido el control de la situación y la economía mundial está a punto de paralizarse. Pronto, los mercados de valores colapsarán bajo el peso de sus elevadas expectativas y valoraciones récord, opinan los apocalípticos expertos económicos del diario británico The Telegraph.

1. Desaceleración de la economía china: China fue el gran salvador de la economía mundial en 2008. El lanzamiento de un paquete de estímulos sin precedentes provocó un auge de la inversión en infraestructura. Sin embargo, actualmente el crecimiento económico del país ha descendido un 7% por primera vez en un cuarto de siglo, señala el diario británico en su artículo “Falta un minuto en el reloj del juicio final para el apocalipsis económico mundial”. Tras una serie de medidas dirigidas a estabilizar el descenso de la economía, el Banco Popular de China utilizó como última opción la devaluación de la moneda nacional, algo que ha sacudido los mercados internacionales.

2. Colapso de los precios de las materias primas: la reducción de la demanda de las materias primas en China ha influido en el mercado de estos productos a nivel mundial. El precio de 22 materias primas cayó a niveles de principios de siglo. El precio del petróleo ha empezado a caer otra vez tras un breve repunte a principios de año. El mineral de hierro es una materia prima esencial que se necesita para alimentar las fábricas de acero de China y como tal es un buen indicador del ritmo de la construcción. Su precio ha caído a 56 dólares por tonelada, mientras que en enero de 2014 costaba 140 dólares.

3. Crisis crediticia: miles de millones de dólares en préstamos fueron invertidos en los mercados mundiales para financiar nuevas minas y la exploración de petróleo, pero sólo algunos de los yacimientos resultaron ser rentables en el contexto del colapso de precios. “En ninguna parte esto se ha dejado sentir con más intensidad que en la extracción de petróleo y gas de esquisto en EE.UU. La caída de los precios del crudo exprimió las finanzas de los perforadores de EE.UU. Dos de los mayores emisores de los ‘bonos basura’ en los últimos cinco años, Chesapeake y California Resources, vieron caer el valor de sus títulos cuando a los mercados de capitales les entró el pánico”, escribe el diario.

4. Efecto dominó: los grandes pilares de la economía mundial están empezando a caer. Mientras que China sufre una desaceleración económica y EE.UU. experimenta una situación parecida a la anterior a la Gran Depresión, los mercados emergentes se están paralizando. Los bancos centrales están perdiendo rápidamente el control. Los mercados de valores en Grecia están en crisis ya que la economía se paralizó y el país coquetea con la salida de la eurozona.

5. Tensión en los mercados de crédito: dado que los bancos centrales han perdido el control de la situación, los mercados de crédito están tratando desesperadamente de cambiar el precio del riesgo. El Libor (London InterBank Offered Rate), una tasa de referencia diaria en el mercado interbancario basada en la tasa de interés a la cual los bancos ofrecen fondos no asegurados a otros bancos, ha ido en aumento durante los últimos 12 meses. Parte de este proceso es un saludable retorno a los precios normales del riesgo después de seis años de un extraordinario estímulo monetario.

6. Choque de tasas de interés: las tasas se han mantenido en mínimos de emergencia en EE.UU. durante seis años. Se espera que las tasas crezcan hasta un 0,25% para fin de año.

Walter Goobar, Miradas al Sur

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario