Dic 11 2017
774 lecturas

EconomíaPolítica

El TLC Mercosur-UE a punto de caramelo: se anuncia el 13 o el 21

Como se tem√≠a, todo indica que se marcha hacia un anuncio ¬†inmediato del Tratado de Libre Comercio entre el¬† Mercosur y la ¬†Uni√≥n Europea, con un anuncio de cierre de negociaciones que el presidente argentino insiste en hacer al final de la conferencia ministerial de la Organizaci√≥n Mundial del Comercio OMC), o bien con una firma antes de fin de a√Īo en la Brasilia, protagonismo que reclama el presidente de facto brasile√Īo.

‚ÄúPuede firmarse el 21 de diciembre en Brasilia‚ÄĚ, se√Īal√≥ el presidente de facto brasile√Īo Michel Temer. Sin duda era una aspiraci√≥n suya (quiz√° ni siquiera consensuada) que el anuncio del pacto entre Mercosur y Uni√≥n Europea se concrete y firme en breve en la capital de Brasil,¬†durante la cumbre del bloque sudamericano.¬†Temer habl√≥ con la prensa al salir de la sesi√≥n inaugural de la conferencia ministerial de la Organizaci√≥n Mundial del Comercio. Pero ni √©l, ni el uruguayo Tabar√© V√°zquez, quisieron jugarse por una contundente aseveraci√≥n.

Brasil y Argentina apuestan a fondo a la futura asociaci√≥n aun cuando las ofertas de liberalizaci√≥n comercial no incorporen la mayor parte de sus ambiciones iniciales. En el intercambio de propuestas entre las dos regiones, que se concret√≥ el viernes √ļltimo en Bruselas, los europeos prefirieron omitir el cap√≠tulo agr√≠cola.mercosur cancilleres con malmstrom

Los representantes del Mercosur se quejan que la apertura agr√≠cola de Europa se mantiene dentro de un nivel ‚Äúinsuficiente‚ÄĚ, en especial en el caso de la carne y del etanol, donde las cuotas de importaci√≥n europea de esos productos, exentas de impuestos aduaneros, son bastante menores al monto que hab√≠an negociado hace una d√©cada. Los europeos juegan con los apuros pol√≠ticos de Macri y Temer.

Desde la canciller√≠a argentina se habla de problema de tiempos. En el Palacio San Mart√≠n, ¬†donde se escenific√≥ la √ļltima ronda de negociaciones entre los dos bloques ser√° escenario hasta el mi√©rcoles de dif√≠ciles y √°speros encuentros paralelos a la OMC, obligando a que los cancilleres del bloque permanezcan en Buenos Aires.

En la √ļltima ronda de negociaciones que termin√≥ el viernes pasado, hubo avances en varios de los puntos: se desataron nudos en normas sanitarias y fitosanitarias, en facilitaci√≥n del comercio, en servicios y en cooperaci√≥n aduanera, pero restan cap√≠tulos pendientes que deber√°n ser resueltos, al menos en t√©rminos generales, durante esta √ļltima rueda de tratativas. Eso es lo que permitir√° llegar al anuncio del ‚Äúacuerdo pol√≠tico‚ÄĚ el pr√≥ximo 21. Tanto de un lado como de otro indican que esa no ser√° una declaraci√≥n m√°s. Significar√° formalizar que habr√° un tratado y de eso ya no se vuelve atr√°s, lo explica bien el matutino derechista argentino Clarin.

En el encuentro dominguero participaron los ministros Jorge Faurie (Argentina)  Aloysio Nunes Ferreira (Brasil); Rodolfo Nin Novoa (Uruguay) y Eladio Loizaga (Paraguay). Por la UE participó Cecilia Malmstrom, comisaria europea de Comercio y allí se planteó la urgencia de Macri de hacer el anuncio en el marco de la Conferencia ministerial de la OMC, obviando la forma que tendría el acuerdo.

Y al final llega el lobo

mercosur-ue3Al menos por parte de los pa√≠ses l√≠deres del Mercosur. el prop√≥sito es¬†que fuera m√°s que una mera declaraci√≥n de buenas intenciones ‚Äďuna declaraci√≥n pol√≠tica-, que se pusiera de manifiesto que se ha logrado concretar un acuerdo pendiente desde hace 20 a√Īos, ¬†pero que solo ¬ęrestan¬† definiciones¬† t√©cnicas a resolver a principios de 2018¬Ľ¬†. Obviamente, es un mundo muy diferente a cuando se comenz√≥ a negociar.

Por confusi√≥n, distracci√≥n, manipulaci√≥n o hasta aceptaci√≥n interesada por recursos de financiamiento, el anuncio tomar√° a los movimientos sociales y los √°mbitos de opini√≥n progresistas y de izquierda fuera de este eje. Fueron en general cooptados por la idea que ¬ęno pasar√≠a nada¬Ľ al suponer que la atenci√≥n de este esta semana deb√≠a ser puesta en la paralizada OMC, en una agenda impuesta por las ONGs europeas, invisibilizando de hecho el TLC UE-Mercosur.

En las reuniones de grupos altermundistas esta semana en Buenos Aires se escuchó una repetición de diatribas contra los TLCs en forma general o contra el neoliberalismo y sus males,  pero no específicamente en su expresión concreta: este acuerdo de liberalización que sería el de mayor significación mundial hasta el momento.

Los organizadores de la conferencia de la OMC mostraron un muy buen maneja estrat√©gico de la informaci√≥n. Los altermundistas, acostumbrados a la resistencia y la denuncia, abandonaron los temas sustantivos para protestar ‚Äďsin dudas con toda la raz√≥n- por la expulsi√≥n de dos periodistas y la confecci√≥n de m√°s de 60 militantes que el ministerio de Seguridad argentino consider√≥ ‚Äúpeligrosos‚ÄĚ.

Hoy ya se vive una instancia diferente en lo referente al TLC UE-Mercosur ‚Äďcon un acuerdo en preanuncio- y por ello se hace necesario para el movimiento popular (industriales, sindicatos, acad√©micos, campesinos, peque√Īas y medianas empresas), revisar en detalle lo que se acuerda entre las partes, por un lado, y los puntos que no se han resuelto, para analizar y definir qu√© se puede hacer para lograr generar una oposici√≥n sustantiva y no solo melanc√≥lica‚Äč en relaci√≥n a la ofensiva de la derecha .

El distraccionismo fue un arma √ļtil: Tras el esc√°ndalo diplom√°tico que gener√≥ la expulsi√≥n de miembros de ONG y periodistas y cuando los ejes de la informaci√≥n se hab√≠an corrido a este tema y no los sustantivos de la reuni√≥n, el gobierno argentino inform√≥ que dejar√° ingresar a quienes sean respaldados por sus canciller√≠as (que deben dar garant√≠as de su comportamiento), entre ellos a tres franceses, un belga y al noruego Petter Titland, deportado a Brasil quien volvi√≥ a ingresar a la Argentina.

Toda una innovación en materia migratoria y de respeto a los canones de organización de conferencias internacionales. Quizá alguna ONG tome esta decisión como un triunfo  (aunque no elimina la ignominiosa lista negra)

*Periodista y politólogo uruguayo, analista del Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, estrategia.la)

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario