Oct 27 2012
443 lecturas

NoticiasPolíticaSociedad

El triste record de España: 5,8 millones de desempleados

Cada cuatro trabajadores, uno no tiene empleo: una marca que no se veía desde tiempos de Franco. La nueva encuesta oficial contó 5.778.100 personas buscando trabajo, un 25,02 por ciento de la población económicamente activa. La tasa de desempleo en España superó, por primera vez en su historia democrática, el 25 por ciento. Según la Encuesta de Población Activa, uno de cada cuatro trabajadores se encuentra sin empleo.

Inmersa en la crisis económica desde hace cinco años y con la aplicación de recortes y ajustes para combatir el déficit público –medidas impuestas por la Unión Europea (UE)–, España batió un nuevo record en desempleo y alcanzó un nivel sin precedentes. La encuesta fue publicada ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y revela la cifra referida al tercer trimestre del año. El sondeo indica que el desempleo superó el 25,02 por ciento, lo que implica que, en total, 5.778.100 personas se encuentran sin trabajo en el país ibérico. Estos datos se desprenden de otro estudio que detalla que entre julio y septiembre aumentó la desocupación en 85 mil personas.

Ni siquiera el verano, época en la que tradicionalmente aumenta el empleo, logró frenar la situación. La tasa de desempleo en el período que va entre julio y septiembre es 0,38 puntos superior a la que se alcanzó en el trimestre precedente. Detrás de las cifras del INE hay un drama vital para muchas familias. Es que también el número de hogares con todos sus miembros desempleados llegó a un máximo histórico: 1.737.900. Más que en el trimestre precedente. Y la tasa de desempleo juvenil, aunque descendió 0,94 puntos frente al segundo trimestre del año, apunta a una posible generación perdida, el 52,34 por ciento de los menores de 25 años no tiene trabajo. Un total de 970.200 jóvenes, 6,5 puntos porcentuales más que en el mismo período del año pasado. Como precisó el sondeo, el desempleo bajó también entre los inmigrantes pero la tasa de desocupación en este colectivo sigue estando por encima de la media española, un 34,84 por ciento, es decir, algo más de 1,182 millones de extranjeros sin trabajo. De los empleos destruidos en este trimestre, 49.400 pertenecen al sector público y 47.600 al privado. Datos recientes del Instituto Nacional de Estadísticas revelaron que en los primeros nueve meses de 2012 más de 400 mil personas abandonaron el país por la crisis, la gran mayoría inmigrantes (365 mil).

Según la ministra de Empleo, Fátima Báñez, las cifras difundidas ayer muestran una moderación en el incremento del desempleo. Estos datos son además un “acicate” para que el Ejecutivo siga trabajando en sus reformas contra la crisis económica, dijo por su parte la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría. “Hay que trabajar frente a ellos y contra ellos”, manifestó. El Ejecutivo fijó en el 24,6 por ciento la tasa de desempleo en el país en todo el conjunto de 2012, pero las cifras conocidas ayer hacen temer que ese dato vaya a ser mayor, según analistas. La recesión, la segunda que atraviesa España en tres años, agravó la situación en el maltrecho mercado laboral. En un año se destruyeron 835.900 empleos y el número de desempleados creció en casi 800 mil personas.

Los sindicatos atribuyen el aumento del desempleo a la controvertida reforma laboral del gobierno del presidente español, Mariano Rajoy, que entró en vigor en marzo facilitando y abaratando el despido. “Acelera la destrucción de empleo y desanima a las empresas a mantener el vínculo con los trabajadores”, aseguró ayer el secretario general de Comisiones Obreras (CCOO), Ignacio Fernández Toxo. Por su parte, el Partido Socialista (PSOE), el principal de la oposición, pidió una comparecencia urgente del presidente del gobierno en el Congreso de los Diputados. Es necesario “reflexionar conjuntamente sobre los efectos perversos de la reforma laboral y de la política económica del gobierno”, dijo la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano. El Ejecutivo, sin embargo, insiste en que hay que “dar tiempo” para que la reforma laboral tenga el efecto deseado. El secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, aseguró que en el 2013 se empezarán a registrar cifras positivas en materia de creación de empleo.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario