Feb 22 2014
1124 lecturas

PolíticaSociedad

El zapatismo sigue tan vigente como en 1994

Hace apenas un poco m√°s de veinte a√Īos, en enero de 1994, la explosi√≥n armada zapatista en el sureste mexicano vino a contradecir el avance lineal del modelo neoliberal y sus acuerdos de libre comercio recetado como dogma en toda Am√©rica Latina.Dos d√©cadas despu√©s, el ‚Äúzapatismo sigue marcando, como lo hizo en estos a√Īos, la vida pol√≠tica mexicana‚ÄĚ, enfatiza Miguel √Āngel V√°squez de la Rosa, licenciado en Derecho y Ciencias Sociales, comunicador social y agudo analista de la realidad mexicana.

V√°squez de la Rosa integra el Comit√© Directivo de la organizaci√≥n popular Servicios para una Educaci√≥n Alternativa A.C (EDUCA), con sede en Oaxaca ‚Äďvecino a Chiapas-, con una fuerte inserci√≥n en el trabajo con comunidades y organizaciones ind√≠genas.

¬ŅCu√°l es su interpretaci√≥n sobre la actual realidad del zapatismo? ¬ŅSigue existiendo un ‚Äúproyecto‚ÄĚ ind√≠gena campesino zapatista como cuando apareci√≥ p√ļblicamente en 1994?
-Es sorprendente que despu√©s de 20 a√Īos el zapatismo perviva, tenga una voz y un posicionamiento propio y contin√ļe marcando la ruta de los cambios en la lucha por la autonom√≠a de los pueblos ind√≠genas. Digo que es sorprendente pues en todo este tiempo se han instrumentado, por parte del Gobierno y sectores conservadores, todo tipo de acciones y campa√Īas encaminadas a aislar al movimiento, desacreditarlo y eliminarlo de la escena p√ļblica.

¬ŅEsto significa, seg√ļn su interpretaci√≥n, que el zapatismo impact√≥ la vida pol√≠tica mexicana de las √ļltimas dos d√©cadas?

– En efecto. En 20 a√Īos, M√©xico ha experimentado cambios pol√≠ticos de gran trascendencia, muchos de ellos promovidos por el empuje y demandas zapatistas: la Reforma Electoral de 1997, la alternancia pol√≠tica del a√Īo 2000; el auge de la izquierda electoral y el fen√≥meno AMLO (Ndr: fraude electoral contra Andr√©s Manuel L√≥pez , Obrador, candidato del Partido de la Revoluci√≥n Democr√°tica, PRD); las movilizaciones sociales en Atenco y Oaxaca en el 2006; la lucha por la defensa de los territorios en muchos Estados del pa√≠s; e incluso el regreso al Gobierno del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en 2012.

El movimiento zapatista ha sido actor central en esta historia y ha realizado esfuerzos por articular la lucha de los ind√≠genas de este pa√≠s. De estos esfuerzos yo destacar√≠a tres: los Acuerdos de San Andr√©s Larr√°inzar (1996), la lucha por el reconocimiento constitucional de los derechos de los pueblos ind√≠genas (2001) y la Otra Campa√Īa (2006).

-Puede profundizar un poco más su análisis…mex marcos23

– Hago este recuento para tratar de entender cu√°l es la lectura que tiene el zapatismo en este momento y donde radica su aporte estrat√©gico y su metodolog√≠a en la actual coyuntura nacional. En la actualidad el zapatismo fortalece la lucha por la autonom√≠a desde ‚Äúabajo‚ÄĚ, fortalece su presencia territorial en el sureste del pa√≠s, concretamente en Chiapas, y la auto organizaci√≥n de las comunidades zapatistas. Adem√°s promueve una escuela de formaci√≥n para activistas y dirigentes sociales de todo M√©xico y de otros pa√≠ses. Por supuesto, en estos momentos el zapatismo tiene menor presencia p√ļblica medi√°tica, pero a su vez fortalece sus cuadros, su propuesta y su organizaci√≥n en Chiapas y en todo el pa√≠s.

‚ÄúLa expresi√≥n m√°s radical de la izquierda social‚ÄĚ

– ¬ŅEs posible conceptualizar¬† qu√© es hoy el zapatismo?
РSe puede decir que el zapatismo es hoy el principal movimiento indígena de México. El zapatismo, y esto no hay que olvidarlo, es un movimiento armado y es la expresión más radical de la izquierda social en el país. El zapatismo es también, un movimiento regional y comunitario, que se conformó con la acción de distintas organizaciones de base de la iglesia católica y comunidades chiapanecas y en la actualidad se re-articula en medio de sus propios conflictos y contradicciones internas.

El Zapatismo intent√≥ abrirse hacia la sociedad civil mexicana en su conjunto. Hoy se ‚Äúencierra‚ÄĚ en Chiapas, su Estado de origen. ¬ŅQuiere decir que no prosper√≥ esta v√≠a de extensi√≥n hacia la sociedad civil?

– El zapatismo siempre ha estado abierto a la sociedad civil y a los movimientos sociales e ind√≠genas en el pa√≠s. Desde el levantamiento armado de enero de 1994 ha hecho llamados y convocado a la sociedad civil de distintas maneras. En 1994 se realiz√≥ la Convenci√≥n Nacional Democr√°tica, un c√≥nclave que reuni√≥ en Chiapas a cientos de organizaciones de todo el pa√≠s. M√°s adelante, los di√°logos de San Andr√©s convocaron a dirigentes, intelectuales y personalidades de todo el pa√≠s a discutir los temas de una agenda de derechos ind√≠genas. El EZLN (Ej√©rcito Zapatista de Liberaci√≥n Nacional) ha realizado tres recorridos a los largo de todo M√©xico: primero la Marcha de los 1111, despu√©s la Marcha del Color de la Tierra y tambi√©n la Otra Campa√Īa.

En s√≠ntesis, ha habido constantes iniciativas del EZLN por abrirse y vincularse con la sociedad civil, y en su momento han sido detonadores de acciones pol√≠ticas importantes que han influido en los cambios. Sin olvidar que ha habido diferencias importantes entre el EZLN y organizaciones sociales ligadas a la izquierda partidista (PRD), pues estas √ļltimas consideraron¬† que la Otra Campa√Īa impulsada en 2006 influy√≥ pol√≠ticamente en la derrota de su candidato L√≥pez Obrador a la presidencia del pa√≠s.

Iniciativas todas por extender la visi√≥n del zapatismo al sureste mexicano y al resto del pa√≠s. ¬ŅPero, insisto, lograron realmente el impacto que buscaban?

– Seg√ļn mi interpretaci√≥n, el zapatismo ha sido un claro referente de lucha en los √ļltimos 20 a√Īos en M√©xico. Su mensaje ha influido pr√°cticamente todas las luchas de transformaci√≥n social en el pa√≠s. Los cambios en M√©xico, sobre todo en materia pol√≠tica, no habr√≠an sido posibles sin la acci√≥n, el discurso y las demandas de los zapatistas. A pesar que en los √ļltimos a√Īos el mensaje zapatista no ha sido considerado ni reproducido por la mayor√≠a de los medios de comunicaci√≥n. Aun admitiendo que en los √ļltimos 12 a√Īos el posicionamiento de la izquierda partidaria ha sido importante -a trav√©s de L√≥pez Obrador, uno de los principales dirigente sociales en M√©xico- es evidente que el mensaje zapatista es tan vigente y actual como hace 20 a√Īos.

El zapatismo hizo descarrillar las recetas neo-liberales

-¬ŅY el M√©xico de hoy, con la vuelta del PRI al Gobierno?
– Regres√≥ el PRI a gobernar el pa√≠s, y con ellos un proyecto ‚Äúmodernizador‚ÄĚ de M√©xico, que, parad√≥jicamente,¬† la irrupci√≥n zapatista hab√≠a logrado hacer descarrillar hace 20 a√Īos. Los retos est√°n abiertos: si los zapatistas logran volver a colocar su agenda en el escenario nacional, y si hay un movimiento ind√≠gena fuerte en el pa√≠s, es imaginable una movilizaci√≥n social importante que confronte las reformas estructurales impulsadas por el actual presidente Pe√Īa Nieto, las que claramente afectan a las mayor√≠as empobrecidas de M√©xico.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario