Feb 8 2018
349 lecturas

Política

Elecciones el 22 de abril en Venezuela: duda la oposición que no firmó el acuerdo de Santo Domingo

Se terminó el suspenso: el Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela convocó para el 22 de abril las elecciones presidenciales, mientras la oposición se abstuvo a  último momento de firmar el compromiso con el gobierno acordado en el diálogo de Santo Domingo.

El anfitrión del diálogo, el presidente de la República Dominicana, Danilo Medina sentenció que “el diálogo entró en un receso indefinido”, y subryó  que el martes “se había llegado a la decisión de que las elecciones fueran el 22 de abril”. “La oposición, dijo Medina, no entendió que estaba obligada a firmar y pidió (más) tiempo”.

El expresidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zaptero, envió una carta a la oposición indicando que tras dos años, con el acompañamiento de un grupo de países amigos, se culminó en un consenso básico para un gran acuerdo, que “supone una esperanza real y valiente para el futuro de Venezuela, concretado en un documento presentado a las partes que da respuesta a los planteamientos esenciales discutidos durante meses”.

“De manera inesperada para mi, el documento no fue suscrito por la representación de la oposición. No valoro las circunstancias y los motivos, pero mi deber es defender la verdad y mi compromiso es no dar por perdido el lograr un compromiso histórico entre venezolanos. Es por ello que  le pido, pensando en la paz y la democracia, que su organización suscriba formalmente el acuerdo que le remito, una vez que el gobierno se ha comprometido a respetar escrupulosamente lo acordado”, añadió en su carta.

El jefe de la delegación del gobierno en el diálogo, el ministro de Información Jorge Rodríguez, denunció que agentes de Estados Unidos presionan a la oposición para impedir que este sector político firme el acuerdo por la convivencia. “Hoy, en un acto bochornoso, una llamada proveniente de Bogotá, específicamente dirigida al jefe de la misión de la derecha, Julio Borges”, señaló.

“ (…) Pasará a la historia como un acto de profundo bochorno aquel que recibiendo instrucciones del extranjero se niega a consignar y asignar a lo que vinimos a la firma del acuerdo de convivencia democrática por Venezuela”, manifestó Rodríguez, quien recordó que el secretario de Estado estadounidense Rex Tillerson, se encontraba en Bogotá, en su gira por los países que conforman el Grupo de Lima en su búsqueda de anunciar acciones unilaterales e injerencistas –incluido un embargo petrolero- contra Venezuela.

Los puntos contenidos en el documento acordado se pueden consultar en el anexo a esta nota.

Rodríguez detalló que de parte del Gobierno se solicitó que se incorporaran dos puntos adicionales, uno referente a la ratificación de los derechos de Venezuela sobre el territorio de la Guayana Esequiba y otro que insta a que “independientemente de cuáles sean, las partes se comprometen a reconocer los resultados de los comicios presidenciales del año 2018”.

El presidente, Nicolás Maduro, quien buscará en abril su reelección ante la duda de la oposición de participar o abstenerse, afirmó que dejará “abierto” el canal del diálogo con la oposición “para el que quiera hablar hoy, mañana y cuando sea” tras denunciar las “presiones” de otros gobiernos sobre la oposición venezolana, principalmente del estadounidense.

“Quiero que la oposición inscriba sus candidatos completos a las elecciones presidenciales, quiero dar todas las garantías para que vengan observadores internacionales a las elecciones, así lo firmé en el acuerdo y voy a cumplir todo el acuerdo”, dijo.

División en la MUD

Para sorpresa de muchos la oposición no rubricó el pacto, y en cambio, entregó una propuesta final en la que exigen, entre otras cosas, que se levanten las inhabilitaciones políticas al dos veces candidato presidencial Henrique Capriles y a Leopoldo López, dirigente opositor bajo arresto domiciliario por su responsabilidad en los actos terroristas de 014 que costó la vida de 43 venezolanos.

La oposición no tiene candidato unitario ni tampoco han definido cómo lo escogerán. Mientras uno de los precandidatos, el diputado Henry Ramos Allup, pide primarias, el exgobernador Henri Falcón aboga por lograr un consenso y Claudio Fermín insiste en participar en las elecciones.

Pero la realidad es que se busca un consenso sobre un outsider, el empresario Lorenzo Mendoza. “Es un hombre que viene del mundo empresarial, pero es un empresario que ha mostrado éxitos al país donde lo que hoy exhibe al país son fracasos, esa es una realidad. No podemos desconocer el fenómeno electoral y político de Lorenzo Mendoza, eso es como desconocer al chavismo. Si  decidiera hoy o mañana ser el abanderado en este plan de salvación nacional cuenta con nuestro apoyo, dijo Falcón el jueves 8 por televisión.

Maduro sostuvo que la MUD tiene un plan B: “Desde Washington el gobierno de Donald Trump le ha ordenado retirarse del proceso electoral, tratar de sabotearlo y llamar a la abstención”, denunció. Invitó a los políticos de la oposición con aspiraciones presidenciales a inscribir sus candidaturas (…) vamos a las calles y que vote el pueblo y decida en su soberanía y en su voluntad”, instó.

Los opositores también piden sustituir dos de los cinco rectores electorales que serían determinados mediante consenso -algo recogido en el texto firmado por el oficialismo- y que durante la campaña se prohíban las alocuciones presidenciales que Maduro generalmente hace desde actos políticos y que son transmitidas en cadena obligatoria de radio y televisión.

La propuesta pide equilibrio en la difusión de la propaganda electoral y que las partes se comprometan a aceptar los resultados sean cuales fueren, como pide el chavismo, pero “siempre que se cumplan todas las garantías establecidas en la ley y en el presente acuerdo”.

*Periodista venezolana asociada al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE,www. estrategia.la

Anexo

Acuerdo de  Convivencia Democrática por Venezuela

Santo Domingo, República Dominicana, 07 de febrero de 2018

Reunidos, Gobierno y Oposición coinciden en la necesidad de acordar un marco político, económico, y social que genere avances efectivos en la situación actual de Venezuela.

Los objetivos del presente acuerdos son la afirmación de la soberanía nacional, la estabilidad democrática, la gobernabilidad, el pleno respeto de los derechos humanos, las garantías en los procesos electorales, la cooperación ante las coyunturas económico-sociales existentes, afirmar el estado de derecho constitucional, el desarrollo pleno de los derechos políticos y el compromiso por el respeto democrático, el rechazo absoluto a la violencia como instrumento político y una política de reconciliación, como fundamento para la convivencia democrática nacional.

El desarrollo de los puntos de este Acuerdo estará sujeto al cumplimiento recíproco de todos los compromisos adquiridos.

Soberanía y Sanciones unilaterales contra Venezuela

Gobierno y Oposición acuerdan trabajar conjuntamente para que se revisen y supriman las sanciones unilaterales contra el país, que bloquean capacidades financieras para atender necesidades básicas del pueblo venezolano. Por tanto, se crea una comisión bilateral para las oportunas gestiones en la comunidad internacional. La comisión comenzará a funcionar en un plazo de 48 horas.

El Gobierno y la Oposición ratifican los legítimos derechos de Venezuela sobre el territorio de la Guayana Esequiba, y resaltan su apego irrestricto al Acuerdo de Ginebra de 1966 como único instrumento jurídico válido para dirimir esta controversia territorial y alcanzar amistosamente el arreglo práctico y satisfactorio para ambas Partes.

Las Partes rechazan en consecuencia la inexplicable recomendación del Secretario General de la ONU que pretende desviar la aplicación de los medios políticos sucesivos ordenados por el Acuerdo de Ginebra, y dejar la resolución de esta controversia a una peligrosa inercia, desaprovechando la virtud jurídica y pacífica que ofrece este tratado internacional vigente, en armonía con los postulados de paz a los que se debe las Naciones Unidas.

Las Partes ratifican su respaldo firme a las acciones que emprenda la República en defensa de sus derechos soberanos sobre el Esequibo.

Elecciones

Las elecciones se celebrarán el día veintidós (22) del mes de abril del año dos mil dieciocho (2018).

Garantías del proceso electoral:

Se exhorta para que sean seleccionados los dos rectores designados en fecha 13 de diciembre de 2016 por la sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia. Estos serán fruto del consenso de los firmantes de este acuerdo.

Gobierno y Oposición acuerdan proponer al Secretario General de Naciones Unidas se conforme una delegación de acompañamiento y observación electoral, así como una representación de los países acompañantes signatarios de este acuerdo.

Se asegurará y favorecerá equidad en el acceso a los medios públicos y privados, y redes sociales nacionales e internacionales en el desarrollo de la campaña electoral.

A la fecha de la convocatoria de las elecciones los centros nacionales de votación serán reinstaurados a sus lugares originales y deberá procederse a la mayor difusión pública posible para conocimiento de los electores.

Se realizarán todas las auditorias técnicas con los estándares  establecidos, no inferiores a los utilizados en las elecciones del 7 de Octubre de 2012 y del seis (06) de diciembre de dos mil quince (2015). En particular las citadas auditorias afectarán a todos los componentes del sistema, con protocolos establecidos y presencia de la observación internacional.

Se realizará el oportuno sorteo de miembros de mesa con la adecuada notificación a los mismos, y debida supervisión del Poder Electoral.

El registro electoral deberá permanecer abierto para las actualizaciones tanto para el interior como para el exterior del país desde el 8 de febrero hasta el 15 de Febrero.

Las partes se comprometen a reforzar los mecanismos de participación política de los partidos en el sistema democrático.

En el seno de la Comisión de Seguimiento y Verificación del Acuerdo, se constituirá un grupo de alto nivel que atenderá los asuntos que se presenten y atenderá el buen desarrollo del proceso electoral. Esta Comisión estará integrada por un representante del gobierno, un representante de la oposición y el ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero.

Las partes se comprometen a reconocer el resultado de los comicios presidenciales del año 2018, independientemente de los mismos.

Fortalecimiento del Estado de Derecho Constitucional

Gobierno y Oposición acuerdan crear una comisión política entre la Asamblea Nacional y la Asamblea Nacional Constituyente para la coexistencia institucional.

La Situación Económica y Social

Sin menoscabo de las competencias y responsabilidades que tiene el Gobierno Nacional en materia de políticas públicas en el área  económica y social, se acuerda:

Conformar con carácter inmediato una comisión para el estudio, análisis y formulación de propuestas constructivas para abordar la Situación económica de Venezuela.

La presente Comisión estará abierta al trabajo y a las propuestas de los diferentes sectores sociales y podrá solicitar la colaboración de expertos.

De manera prioritaria la comisión propondrá medidas para promover el acceso de bienes y servicios a la Población, a través de las diversas vías existentes, como supresión de bloqueos financieros, obtención de líneas de financiamiento ante los diversos organismos y entidades internacionales o países dispuestos a cooperar, y en general, cualquier otra vía que pueda contribuir a tal fin.

La presente comisión se constituirá en los primeros siete (7) días consecutivos a la firma del presente acuerdo.

Comisión de la Verdad

La Comisión de la Verdad deberá realizar sus trabajos en el menor lapso posible y presentará un informe en un lapso de 2 meses. Se incorporarán tres (03) representantes de la Oposición y una ONG de larga trayectoria en la promoción y defensa de los derechos humanos, propuesta por la Oposición. La Comisión continuará promoviendo medidas en la dirección de las favorables iniciativas adoptadas el veintitrés (23) de diciembre del año dos mil diecisiete (2017).

La finalidad de esta Comisión es la reconciliación, la reparación a las víctimas, La Paz, la justicia, y para una convivencia democrática en Venezuela.

Comisión de Seguimiento y Verificación del Acuerdo

La Comisión se constituye al objeto de impulsar, efectuar el seguimiento y cumplimiento de los acuerdos entre Gobierno y Oposición.

Estará integrada por (representantes del Gobierno, representantes de la Oposición), el Gobierno de República Dominicana, los Cancilleres de los países acompañantes que acompañan la firma del presente acuerdo y el ex presidente Rodríguez Zapatero. Se reunirá una vez al mes en el lugar donde se determine.

Será presidida y convocada por el gobierno de República Dominicana.

El Gobierno y la Oposición podrán promover convocatorias extraordinarias a través del presidente de República Dominicana.

La Comisión de Seguimiento garantizará el cumplimiento de los acuerdos, resolverá las dudas interpretativas y los conflictos que puedan producirse. Su método de decisión será de consenso.

Así mismo, la Comisión podrá dirigirse formalmente a gobiernos,  organizaciones y entidades internacionales, para solicitar la colaboración en el desarrollo de este Acuerdo, todo ello, desde el respeto a la soberanía de la República Bolivariana de Venezuela.

Todos los textos, acuerdos e informes de la Comisión serán depositados en el gobierno de República Dominicana que actuará como fedatario de su autenticidad. La Comisión nombrará un coordinador y una Secretaría Técnica a los que se les facilitará el apoyo necesario para el desempeño de su tarea.

La Comisión Trabajará por tiempo indefinido y en todo caso revisará el Acuerdo y la necesidad de su mantenimiento, modificación y extinción tras las elecciones presidenciales de dos mil dieciocho (2018).

Hecho y firmado en la ciudad de Santo Domingo, República Dominicana, a los seis (06) días del mes de febrero de dos mil dieciocho (2018).

(El documento no fue firmado por los representantes de la oposición, pese a haber dado su visto bueno)

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

1 Comentário

Comentarios

  1. Antonio Casalduero Recuero
    14 febrero 2018 1:40

    Rodríguez Zapatero no ofrece ninguna garantía de neutralidad, él ha sido un férreo opositor al proceso bolivariano desde los tiempos de Hugo Chávez.
    Lo único que pide Venezuela es respetar el régimen democrático del país, que los dejen gobernar, que Estados Unidos se haga a un lado y acepte el veredicto de las urnas de una vez por todas, que respete la soberanía popular de Venezuela, que sea el pueblo quien decida en última instancia. El gobierno de Maduro ha respetado y ha acudido a todas las instancias para llevar adelante el proceso venezolano, él no oculta nada, es transparente.
    Así como hoy acosan a Venezuela, no hay que olvidar que ayer también así y peor acosaban a Cuba por haberse aparatado de los dictámenes de Estados Unidos.