Jun 13 2015
381 lecturas

Despacito por las piedras

ELECCIONES EN MÉXICO Y TURQUÍA, REUNION DEL GRUPO BILDERBERG

MÉXICO

El domingo pasado hubo elecciones legislativas nacionales y en algunos Estados (provincias) se votó para elegir autoridades locales. De estas elecciones hay algunas cuestiones a destacar. Había algo más de 83 millones de personas en condiciones de votar. Es destacable que de cada 10 personas habilitadas, 6 no lo hicieron. Tamaño nivel de abstención hace que las elecciones sean legales, pero no legítimas. A eso hay que agregarle que más del 5% de los que votaron lo hicieron anulando su voto. De todos modos triunfó el oficialista y conservador PRI con el 30% de los votos, perdiendo varias bancas. Le siguió el PAN, aún más conservador y más atrás el social demócrata PRD. Apareció en cuarto lugar con el 9% el MORENA una fuerza nueva, fuertemente opositora y disidente del PRD.

TURQUÍA

En las recientes elecciones realizadas en ese país, cuya población total supera los 75 millones de personas, también se observaron un par de novedades. El actual presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, tenía el propósito de modificar la actual constitución y pasar del actual sistema parlamentarista a un régimen presidencialista. Para ello necesitaba alcanzar la mayoría absoluta. El 40% de los votos que obtuvo su partido, una fuerza islámica moderada, lo dejó lejos de ese objetivo.

El otro dato de interés tiene que ver con las minorías kurdas. Los kurdos son una nación que no tiene Estado y están disgregados entre Turquía, Irán, Siria e Irak. En todos estos países luchan, inclusive con las armas, por una mayor independencia y autonomía de las regiones donde habitan. La inmensa mayoría, unos 15 millones, residen en territorio turco. En estas recientes elecciones, el partido que los representa superó el tope del 10% de los votos, mínimo exigido para integrar el parlamento. Con el 12,5% de los sufragios formarán parte del nuevo parlamento. Cabe recordar que en el cierre de campaña de uno de los distritos poblados por los kurdos estallaron artefactos explosivos que dejaron un tendal de muertos y heridos. En ese distrito, la formación política que representa a los kurdos, obtuvo el 78% de los sufragios.

GRUPO BILDERBERG: REUNIÓN DE LOS QUE MANDAN

Este fin de semana se está celebrando una nueva reunión del Grupo Bilderberg. Eso ocurre en un Hotel de Telfs-Buchen, Austria. Para algunos se trata de un mero e informal intercambio de opiniones entre personas que tienen capacidad decisoria en diversas entidades de peso mundial. Para otros, allí se deciden los rumbos de gran parte de la humanidad. Según esa opinión se trata de una logia que, a través del poderoso –aunque decadente- capitalismo atlantista, pretende decidir sobre el futuro de todos nosotros. Entre los 133 invitados de este año solo figuran 27 mujeres. Allí no hay una agenda detallada, ni resoluciones ni votos. Se sabe que este año los temas vinculados a la inteligencia artificial formarán parte del debate. El Grupo Bilderberg nació en 1954, en Holanda, a instancias del príncipe Bernardo padre de la reina Beatriz, que recientemente abdicara. Su primer y principal objetivo fue fortalecer los vínculos entre Europa y los Estados Unidos. Suele decirse que nadie puede ser primera figura de la política europea, ni Presidente de los Estados Unidos si antes no pasó por esas reuniones. De hecho, los datos de la realidad parecen corroborar ese rumor. Es por eso que es común escuchar que allí se designan a los principales responsables de las políticas mundiales que sostendrán los países occidentales.

Junto a miembros de la realeza europea, participan jefes de Estado y de gobierno, banqueros, presidentes de las principales empresas del mundo, dueños de las más importantes empresas periodísticas, directivos de centros de investigación, funcionarios de la NATO. Henry Kissinger suele ser un asiduo participante. Este año 6 representantes de las empresas de tecnología ocuparán un lugar.

A esta reunión que es considerada como la principal “cumbre mundial” se le atribuyen decisiones de peso, como la reunificación alemana, la creación del euro y el despliegue de la actual crisis económica, como un paso necesario para promover la idea y necesidad de un gobierno mundial.

Juan Guahán, Question

 

 

 

 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario