Ago 10 2013
717 lecturas

Política

Elecciones internas en Argentina enfrentan la apatía

Este domingo se estará votando en toda Argentina. Estas Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) no terminan de satisfacer las expectativas ciudadanas, ni de entenderse cabalmente. Para gran parte de la población no está claro de qué se trata, más allá de su definido objetivo institucional, de ser una instancia para que las fuerzas políticas hagan sus internas en el mismo día y de un modo obligatorio.

Ya en otras oportunidades se ha hecho referencia, en esta columna, acerca del creciente descrédito del Poder legislativo. De hecho, de los poderes estatales (Ejecutivo, Legislativo y Judicial)  el Legislativo es el poder que menos interés despierta.

Todos saben que las decisiones del Ejecutivo, buenas, malas o regulares, lo afectan en su vida cotidiana. Ello motiva su interés, el Ejecutivo es “el gobierno” y cuando un ciudadano crítica o aplaude a un gobierno, genéricamente se está refiriendo a este poder.

Frente a otro poder estatal, el Judicial, la reacción más común es de temor. Se sabe que es el encargado de hacer cumplir la ley. Acerca de esta función se ha desarrollado en el imaginario social una profunda desconfianza que arranca en el mismísimo Martín Fierro, cuando sostiene: “La ley es tela de araña, y en mi ignorancia lo explico // no la tema el hombre rico, no la tema el que mande // pues la rompe el bicho grande y sólo enrieda a los chicos // Es la ley como la lluvia, nunca puede ser pareja // el que la aguanta se queja, más el asunto es sencillo // la ley es como el cuchillo, no ofende a quien lo maneja // Le suelen llamar espada y el nombre le sienta bien // los que la manejan ven en dónde han de dar el tajo // le cae a quién se halle abajo, y corta sin ver a quién // Hay muchos que son doctores, y de su ciencia no dudo // mas yo que soy hombre rudo, y aunque de esto poco entiendo // diariamente estoy viendo que aplican la del embudo”

Respecto al Poder Legislativo el pueblo de a pie tiene la sensación que el mismo está cada día más desvalorizado. Está fuertemente arraigada la idea que el Ejecutivo gobierna y que la Justicia aplica la Ley, pero la función del Legislativo aparece bastante desdibujada. Si esto ocurre con el conjunto del Legislativo podemos imaginar la importancia que se le asigna a unas elecciones donde ni siquiera se elige a sus miembros, sino que limita a decidir sobre los nombres de los candidatos que cada partido propondrá para que el pueblo los vote o no en las próximas elecciones del mes de octubre.

De allí surge la idea que estas elecciones en realidad adquieren el carácter de una gigantesca encuesta, porque permitirá saber con bastante precisión, qué opina la sociedad de cada partido y de los personajes que son ofertados a la consideración pública. Estas elecciones adquieren algún sentido si la observamos desde este punto de vista y proyectamos su influencia sobre el futuro de nuestro país. Sería una forma de ir comprobando cuáles son las posibilidades que tiene la Presidenta para intentar una re-re o en su defecto quiénes son los posibles candidatos a sucederla.

Dicho esto podemos concluir que la participación en esta instancia electoral no alcanzará las mejores cifras dado que es probable que exista un nivel relativamente alto de ausencias.

¿Qué pasó en los últimos días?arg cris en onu

Por cierto que esta semana pasada ha sido bastante atípica. Nos encontrarnos recorriendo los 100 metros finales de la campaña electoral, inundada con la presencia de candidatos, afiches y otras yerbas que procuran superar la apatía generalizada. A esta situación cabe agregarle una serie de situaciones previsibles algunas, totalmente inesperadas otras que le dan un sabor especial a estas horas. Veamos algunas de estas situaciones.

La Presidenta en las Naciones Unidas
La Presidenta viajó a Nueva York para presidir una reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Argentina, durante este año, ocupa uno de los diez lugares temporarios del mencionado Consejo de Seguridad. Hay otros cinco lugares que son estables, que tienen derecho a veto, pertenecen a Estados Unidos, China, Rusia, Francia y la Gran Bretaña. La presidencia es rotativa y este mes de agosto le correspondió a la Argentina.

En el ambiente diplomático se esperaba un fuerte y rupturista discurso de la Presidenta. Ello no ocurrió. Su pieza oratoria fue moderada. Denunció el reciente atropello de los países centrales al Presidente de Bolivia, Evo Morales. Condenó el espionaje norteamericano -que no por sabido resulta menos escandaloso- sobre todo el mundo, las diferentes redes sociales y distintos gobiernos, muchos de ellos aliados, tal como acontece con los europeos.
Sin mayores algarabías, Cristina fue y volvió rápidamente.

La “campaña sucia”arg robo a massa
Tal como suele suceder en las diferentes campañas electorales, no podía faltar en ésta algún desvarío que suele ser conocido como “campaña sucia”, Esta vez fue un “planificado” robo a la casa de Sergio Massa, que fuera hecho público por el diario Página 12 el domingo pasado.

A la vista de las famosas “cámaras de seguridad” con las que Massa inundó su distrito, se llevaron una caja fuerte. Adentro, entre otras cosas, había dos archivos móviles de computación (pendrive) cuyo contenido no se ha hecho público.

¿De dónde proviene esta provocación? Es un misterio, por lo menos para la mayor parte de la ciudadanía. En medio de mutuas acusaciones se habla de un hecho producido por Massa para victimizarse, dado el vínculo entre el intruso y personal de la casa del candidato, lo que fue duramente respondido por el Intendente de Tigre y su esposa. No faltan quienes lo imputan al gobierno ávido por demostrar que la “inseguridad” también se pasea por Tigre y “de paso” hacerse de una información válida para el futuro. Tiene su fundamento en el hecho que el personal de Prefectura que protagonizó el hecho depende del Secretario de Seguridad, Sergio Berni. Justamente Berni, desmiente que se trate de una “interna” entre diferentes grupos de las fuerzas de seguridad. Otros comentarios, mucho más audaces, vinculan este suceso a cuestiones de drogas.

No es seguro que la verdad sobre este tema pueda aparecer con prontitud y trasparencia.

La tragedia de Rosario y la suspensión de la campaña electoral
Si algo faltaba para que la campaña electoral perdiera mayor interés ello ocurrió. La trágica explosión producida en Rosario hizo que los ojos de la población se posaran sobre esa situación y ella ocupara el centro de la atención, congoja y preocupación de la mayor parte de nuestros compatriotas. Recién esta noche se sabrá si ella también influyó y en qué dirección en los resultados electorales. La mayor parte de los candidatos tuvo, por esta vez, el buen tino de suspender las movilizaciones y actividades masivas pendientes, de una alicaída campaña electoral. Para los candidatos de mayor peso el cierre fue en los estudios de los canales de televisión.

La Presidenta, a su regreso de las Naciones Unidas, tuvo el correcto impulso de viajar inmediatamente a Rosario, donde fue recibida son suerte dispar.
Las autoridades municipales, provinciales y nacionales, anunciaron una serie de medidas de ayuda a las víctimas de esta nueva tragedia que enluta a hogares argentinos.

Más allá de las responsabilidades individuales los dolorosos hechos producidos obligan a mirar con mayor detenimiento las condiciones en que se prestan los servicios públicos -mayoritariamente privatizados- y los sistemas de control que se aplican. Las empresas mayoritariamente extranjeras a cargo de los servicios privatizados, en la búsqueda de incrementar las ganancias reducen inversiones, mantenimiento y emergencias. Los mecanismos de control estatal suelen estar fuertemente influenciados por los poderosos intereses de los concesionarios de estos servicios.

Los caceroleros
De un modo semejante a lo que ya había ocurrido en varias oportunidades desde “redes sociales” se convocó a un  nuevo cacerolazo, esta vez identificado con el nombre “8A”. La .presencia de gente movilizada fue mucho, pero mucho, más débil que las anteriores. No está claro si fue por cansancio o hartazgo con este tipo de expresiones, por la congoja que reinaba a raíz de los desgraciados acontecimientos de Rosario, porque el oficialismo superó su período más crítico o porque la mayor parte de los opositores ya tenía definido el voto de hoy. Lo cierto es que, en esta oportunidad, el acompañamiento de la prensa opositora al gobierno tampoco fue rotundo.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario