Feb 25 2021
183 lecturas

Cultura

Elizabeth Molver: De Alfonsina Storni me impacta m谩s su lucha para hacerse un lugar, que sus poemas

Es la poeta Elizabeth Molver quien en esta ocasi贸n conversa con nosotros. Y, por ejemplo, nos dice que 脕ngeles Mastretta instal贸 su fascinaci贸n por la literatura y que le falta todav铆a amigarse con Borges.

Nac铆 en La Tablada, partido de La Matanza. Crec铆 all铆 hasta los quince a帽os (con cambio de casa en el medio y cambio de estado: de hija 煤nica de familia en posible crecimiento鈥 a hija de padres separados, pero con abuelos, t铆as y primos). Luego mi mam谩 y yo nos mudamos a Haedo, partido de Mor贸n. All铆 vivimos durante cinco a帽os. Luego con mi mam谩 casada en segundas nupcias volvimos a La Matanza, en Ramos Mej铆a. Al poco tiempo me cas茅 y me mud茅: a un departamento en Liniers, el barrio de la Capital Federal lindante con el conurbano.

Despu茅s de un par de a帽os nos trasladamos de nuevo a Ramos Mej铆a, donde resido desde hace veinti煤n a帽os. All铆 creci贸 mi hija, que ahora tiene veintid贸s y naci贸 mi hijo, que tiene diecisiete. Y seguir谩 siendo mi lugar. Hasta que podamos concretar el sue帽o de una casa en alguna provincia como San Luis o C贸rdoba.

鈥 En m谩s de un rol y en diversos 谩mbitos te has ido desempe帽ando.

Fui docente en jard铆n y en educaci贸n especial, lo que me posibilit贸 aprender, estudiar, preguntarme, enojarme, pero por sobre todo disfrutar. Estar con chicos, peque帽os o no tanto, es algo que siempre hice. De ni帽a no sab铆a bien qu茅, pero sab铆a que alguna carrera relacionada con chicos quer铆a estudiar.

Soy profesora de educaci贸n especial. Ejerc铆 durante trece a帽os como maestra de grupo. Esto me dio la posibilidad de conocer a los chicos, sus familias, advertir sus avances. Trabajar en equipo con compa帽eras/os psic贸logos, asistentes educacionales, otros maestros, profesores de materias como educaci贸n f铆sica, pl谩stica, m煤sica, fonoaudiolog铆a, me gener贸 la necesidad de compartir la mirada y pensar juntos abordajes con los ni帽os.

Con Patricia Ortiz

Sigo trabajando en escuelas, pero no como maestra sino como Bibliotecaria, por lo que mi tarea es acompa帽ar, guiar, armar proyectos con otras personas. Y una de las funciones que m谩s me complace es 鈥渄ar de leer鈥; lo escuch茅 en una capacitaci贸n una vez y me parece maravilloso: dar de leer, tratar de contagiar el placer de leer, de escuchar, de sentirse fascinado por un poema, un cuento. Que los que escuchan se queden atentos, reflexionando y con ganas de m谩s.

Este a帽o, luego de un taller con mam谩s que hice en la Biblioteca, una de ellas me dijo: 鈥淵o me preguntaba para qu茅 nos reun铆amos a leer, a escuchar y despu茅s me di cuenta: es una excusa para que tambi茅n nos den ganas de leer鈥. Esta mam谩 se llev贸 un libro para leer ella en el verano y particip贸 en una obra de teatro que creamos entre las madres y los alumnos m谩s grandes. De esto se trata, de sembrar. Siento que en estos 煤ltimos tiempos he contagiado a m谩s de uno con la poes铆a, participando en eventos como 鈥淧alabra en el Mundo鈥, donde yo solita convoqu茅 y cada a帽o se suma m谩s y m谩s gente. 脡ste ser谩 el cuarto a帽o en el que saldremos con la poes铆a y la m煤sica a la calle, con las dos escuelas.

Adem谩s, hace cuatro a帽os que coordino un taller literario para chicos: 鈥淧alabrapan鈥. Comenc茅 en mi casa y luego prosegu铆 en bibliotecas p煤blicas de mi barrio. Es uno de los roles que m谩s me complace. Estimular a descubrir el potencial de los concurrentes, no s贸lo a los efectos de la creaci贸n, sino para leer entrel铆neas, conocer autores, elegir. Apreciar c贸mo va cambiando su escritura, c贸mo logran ser cr铆ticos de sus escritos o de textos de los dem谩s. Han expuesto sus poemas en varios eventos art铆sticos y repartido sus poemarios, con entusiasmo y buen recibimiento del p煤blico.

Con su familia en Jujuy

鈥 Participaste en encuentros culturales.

S铆. En 2006 durante tres d铆as en el Encuentro 鈥淰enado Poes铆a鈥, en la ciudad de Venado Tuerto, provincia de Santa Fe. Concurr铆 con la poeta Patricia Ver贸n, con quien coordinaba un taller en La Matanza. All铆 estuvimos, junto a Eduardo Dalter, en casa de M贸nica Mu帽oz, la poeta organizadora. Conoc铆 a otros escritores, hermosas personas, como Daniel Tevini, Alejandro Schmidt, Emilce Strucchi, Roberto Malatesta. Y presentamos la revista 鈥淎las de Gaviota鈥, en la que hab铆amos colaborado.

En 2011 fui invitada por el organizador Emilio Fuego 鈥攅s el d铆a de hoy que no he logrado explicarme c贸mo lleg贸 mi nombre hasta 茅l鈥 al 鈥淴IX Encuentro Internacional de Mujeres Poetas en el Pa铆s de las Nubes鈥, en Oaxaca, M茅xico. Todo fue emocionante. Era la primera vez que sal铆a de nuestro pa铆s, que hac铆a un viaje en avi贸n tan largo, sola. Estar ocho d铆as con mujeres poetas de otros pa铆ses latinos y hasta una espa帽ola, me produjo una energ铆a incre铆ble. Sinti茅ndome en la piel de esas po茅ticas, de esas mujeres, todas y cada una tan diferentes y tan parecidas, los modos, las palabras, las comidas, el hablar.

En 2012, Martha Elena Hoyos, poeta y cantautora de Colombia, organiz贸 en su pa铆s, en el departamento de Quind铆o, una r茅plica de aquel encuentro. Y all铆 fui, esta vez con el viaje subsidiado por la Canciller铆a Argentina. Con algunas voces me reencontr茅: Dina Luz Pardo Olaya y Athena Ram铆rez, que hab铆an estado en M茅xico. Conoc铆 a otras tantas mujeres bellas, con las que hicimos lazos inmediatamente, como Marta Qui帽onez, Gloria Mar铆a Bustamante, Amparo Loaiza Andrade (colombianas), a una joven cantante mendocina, Paula Neder, con la cual sigo conectada y a la que he ido a escuchar m谩s de una vez en Buenos Aires, o la poeta y chamana Margarita Rosa Tirado Mej铆a, a la que he visto en su reciente visita a nuestro pa铆s.

Con Pedro Am茅rico De Far铆as, Rolando Revagliatti, Emilce Strucchi, Mart铆n Raninqueo

A partir de esos Encuentros en el exterior, conceb铆 unos poemas que conforman la plaqueta 鈥淒e mujeres en las nubes鈥, la que con un amigo m煤sico, Fabi谩n Ju谩rez, presentamos en 2014 en un espect谩culo, 鈥淧oemando Canciones Viajes鈥.

聽鈥 Merecen apartados especiales tus incorporaciones al Grupo Autores de La Matanza y al de Artistas de Tapiales.

En 2011 me entero de la existencia del Grupo Autores de La Matanza, fundado en 2008. Fui a la Feria del Libro de La Matanza a leer en un encuentro de micr贸fono abierto. As铆, empec茅 a conocer al grupo y a participar en caf茅s literarios, en las actividades del Galp贸n Cultural de Tapiales. Con una reuni贸n itinerante mensual (Biblioteca P煤blica 鈥淎lmafuerte鈥 de Ramos Mej铆a, Biblioteca Popular de San Justo, Biblioteca de Isidro Casanova, etc.), ya que no disponemos de un lugar f铆sico que nos aloje. Es un grupo heterog茅neo de autores de diversos g茅neros, algunos de los cuales ya han publicado libros.

En todos est谩 el 谩nimo de reunirse, leer y mostrar a los dem谩s las producciones, receptivos a quienes quieran sumarse. Participamos en las Ferias del Libro de Virrey del Pino, La Matanza, Moreno. Realizamos caminatas literarias con 鈥淭odos por el Bosque鈥, agrupaci贸n de Ciudad Evita. Estuvimos por segundo a帽o consecutivo en la Feria del Libro de Buenos Aires, con lecturas en stand del

Con Patricia Ver贸n y Pedro Chappa

Municipio de La Matanza, y en 2013 en la Biblioteca Nacional llevando a cabo un encuentro de escritores. Desde 2012 participamos del Festival 鈥淧alabra en el Mundo鈥: Poes铆a a las plazas, yendo a escuelas y bibliotecas a efectuar lecturas, talleres, presentaciones de libros. Desde 2011 el Municipio nos edita una antolog铆a anual contextos de cada integrante.

Mi inclusi贸n en el Grupo Tapial Es Arte devino como consecuencia del otro. El Galp贸n Cultural de Tapiales tiene una d茅cada de labor consecutiva. Recuperaron un galp贸n, llevaron m煤sica y poes铆a a ese lugar, donde los vecinos aportaban lo que sab铆an hacer. Luego, por cuestiones de intereses pol铆ticos, les sacaron ese espacio f铆sico, pero no las ganas. Siguieron funcionando en bares de la zona, en la plaza, en la Sociedad de Fomento.

Y desde hace unos a帽os organizan un Festival Los viernes, s谩bados y domingos de noviembre hay actividades en diversas zonas de Tapiales, escuelas, plazas, sal贸n de eventos, Sociedad de Fomento, bares. Todas gratuitas. Se ofrecen muestra de coros, m煤sica y danzas folkl贸ricas, tango, mel贸dica, rock, jornada de pl谩stica y fotograf铆a, feria de libros independientes, talleres literarios para chicos y adultos, lecturas.聽聽Es desde 2012 que con Fabi谩n Ju谩rez jugamos a buscarle la conexi贸n a sus canciones y mis poemas en el espect谩culo 鈥淧oemando Canciones鈥. En una tarde de 2014 condujeuna r茅plica del taller literario 鈥淧alabrapan鈥漞n la Plaza de Tapiales, con ni帽os que espont谩neamente se acercarony luego las expusieron leyendo sus producciones.

鈥 Integr谩s el Colectivo Cultural Malapalabra.

Lo integramos las poetas y docentes Alba Mur煤a y Mar铆a Sueldo Muller, el docente, historiador y cineasta Mart铆n Biaggini, el poeta Jos茅 Paredero, el dise帽ador, escritor y artista pl谩stico Alberto Oris, el historiador y poeta Carlos Boragno y yo. La idea primaria fue la de reunirnos a compartir nuestros escritos, leer a otros, debatir. Hasta que nos centramos en publicar sobre un tema, cada mes, un cuaderno de cultura. Propiciamos una impronta nuestra, de La Matanza, con nuestras vivencias locales y cada uno desde su 贸ptica: desde la poes铆a, la historia, la pl谩stica, la fotograf铆a.

Tambi茅n contamos con dos o tres invitados por n煤mero. El cuaderno es financiado por nosotros mismos; lo vendemos, aunque a veces terminamos regal谩ndolo. Tenemos una p谩gina en Facebook y all铆 reproducimos algunos escritos.

Hemos efectuado una presentaci贸n en octubre de 2015 en 鈥淎rte en Vivo鈥, en la Plaza Mitre de Ramos Mej铆a. Eventos que organizamos desde hace a帽os, coordinados por el m煤sico y docente Juan Carlos Freire, el docente y locutor Lucas Asensio y por m铆; reunimos todas las artes en un d铆a: bandas de m煤sica, poetas, exposici贸n de fotograf铆a y pl谩stica, grafiteros, la orquesta sinf贸nica de la escuela Leopoldo Marechal, cuentos narrados, y en cada ocasi贸n sumamos alguna disciplina. Tambi茅n hicimos una participaci贸n especial en el espect谩culo po茅tico-musical 鈥淟a Besana de los Sue帽os鈥.

鈥 驴Libros sin editar?

Dispongo de un n煤mero suficiente de poemas con la particularidad de que en cada uno se halla la palabra 鈥渆ntonces鈥 y que quieren reunirse en un libro. Me ha ocurrido con los anteriores que llega una instancia de introspecci贸n, de creaci贸n; cuando una todav铆a no sabe qu茅 ser谩 de ellos. Luego viene otra, cuando percibo que deben socializarse, porque ya queman y hay que hacerlos rodar y que prosigan su camino en libro. No tengo un t铆tulo a煤n ni la editorial, pero s茅 que estoy en esa 煤ltima etapa del proceso.

Permanecen in茅ditos un volumen para ni帽os: 鈥淵 entonces el verde se mezcla con el amarillo鈥 (poemas de mi autor铆a y dibujos de Anal铆a Boccella) y un poemario con poemas y fotograf铆as tomadas por m铆: 鈥淓l oro del monte de San Francisco鈥 (que hacen referencia a una ciudad de la provincia de San Luis a la que suelo ir de vacaciones).

鈥 驴Y recuerdos de la infancia y de la adolescencia?

聽鈥 Creo que, como la mayor铆a de la gente tengo muchos borrosos y algunos muy presentes. Con im谩genes intactas. Como, por ejemplo, los que me llevan a las tardes de domingos en casa de mis abuelos maternos en La Tablada. Despu茅s de almorzar, los hombres de la familia: t铆os, abuelo y pap谩 se iban al comedor a jugar a las cartas, y la abuela, t铆as, primos y mam谩 (y yo) nos qued谩bamos en la cocina, haciendo tortas fritas, cantando con mi t铆a, que tocaba la guitarra o jugando a las radionovelas, inventando historias que sonoriz谩bamos. Ahora que lo rememoro, advierto la creatividad existente en esos encuentros.

Y de la adolescencia, la imagen m谩s v铆vida es de cuando me quedaba a dormir en la casa de una amiga y escuch谩bamos durante buena parte de la noche los casetes de Silvio Rodr铆guez. Sin mediar palabra, s贸lo escuchar y mi amiga daba vuelta el casete o pon铆a otro. Estas dos estampas mucho tienen que ver con mi relaci贸n actual con las palabras.

鈥 驴Te desenvolv茅s bien en la cocina o prefer铆s que otros se pongan el delantal?

Digamos que me desenvuelvo. No s茅 si demasiado bien. Pero en casa quien cocina soy yo. Disfruto mucho de hacer pizzas caseras y el momento de compartirla con mi familia o amigos. Tambi茅n me encanta cuando mi esposo hace un rico asado o pollos a la parrilla y yo s贸lo me encargo de lavar y cortar la ensalada. Todo esto sin delantal. La 煤nica que usaba delantal en mi familia era mi abuela.

鈥 De un texto de Abelardo Castillo, transcribo: 鈥溾ueron un cuento y una novela de Hermann Hesse, cuyo sentido nunca llegu茅 a comprender del todo en mi adolescencia, los que me entregaron, como hipnotizado a la literatura. Vale decir, al intento de justificar con palabras la existencia鈥. 驴Ten茅s detectado, Elizabeth, qu茅 te volc贸 a la literatura?

En mi infancia y adolescencia me gustaba escribir: cartitas, tarjetas, frases copiadas o letras de canciones. No era excesivamente lectora. Luego hubo un impasse. M谩s tarde, estudiando un post-grado de 鈥淓stimulaci贸n temprana鈥, una de las profesoras ley贸 un cuento de 脕ngeles Mastreta que me atrap贸. Averig眉茅 el t铆tulo del libro que lo inclu铆a y me lo compr茅. Ese texto instal贸 mi fascinaci贸n con la literatura. C贸mo esas palabras, esa historia de dos carillas pod铆a ser tan real y tan po茅tica, c贸mo me pude imaginar la situaci贸n, c贸mo me emocion贸 el final. Son inquietudes que no tienen resoluci贸n exacta, ya que para cada persona puede significar algo distinto y 茅sa es la magia.

Con la poes铆a me pas贸 algo similar, a帽os despu茅s. En una capacitaci贸n docente, la profesora y escritora Lidia Blanco ley贸 poemas de Juan Gelman y Gioconda Belli. Rememoro la maravilla que me produjo escuchar y luego leer esas palabras hilvanadas con im谩genes, atravesadas de dolor. Ese golpe de realidad tan dura, simple y a la vez bellamente escrita. Si bien ya estaba volc谩ndome a leer y a escribir, estos episodios son los disparadores de mi relaci贸n definitiva con la literatura.

鈥 驴Qu茅 textos consider谩s fundamentales en tu 鈥渆ducaci贸n po茅tica鈥 o qu茅 autores te han marcado m谩s?

Como ya nombr茅, los primeros: Juan Gelman (el poema 鈥淐erezas鈥), 脕ngeles Mastreta (鈥淢ujeres de ojos grandes鈥). Mientras le铆a las 煤ltimas p谩ginas de la novela 鈥淟a mujer habitada鈥 (de Gioconda Belli) y mi coraz贸n lat铆a como si lo estuviese viendo en una pel铆cula. Eso me sorprende, me enamora de los relatos. La manera en que est谩n escritos, que me sit煤en en ese espacio-tiempo: creerlo. Por m谩s absurdo que sea, si me lo creo: funciona.

Como Cort谩zar y sus cuentos (鈥淐asa tomada鈥, 鈥淐arta a una se帽orita en Par铆s鈥), Gabriel Garc铆a M谩rquez, Franz Kafka, Isabel Allende. En esa l铆nea he comprado libros de autores poco divulgados. Tambi茅n me apasion茅 con Abelardo Castillo y los primeros cuentos de Dalmiro S谩enz, bastante m谩s realistas. Me falta todav铆a amigarme con Borges, me tengo que volver a acercar. Una cuenta pendiente.

En poes铆a, Alejandra Pizarnik, Diana Bellesi, Jorge Boccanera, Olga Orozco, Mario Benedetti, Irene Gruss, Javier Ad煤riz, Jorge Paolantonio. Y entre los m谩s cercanos, los poetas compa帽eros como Eduardo Dalter, Carlos Dariel, Patricia Ver贸n, David Birenbaum, con los que he compartido mesas de lectura, ciclos literarios y reflexiones acerca de la poes铆a propia.

Y en la mal llamada literatura infantil (porque como dec铆a Graciela Cabal, la literatura es una) soy fan谩tica de Mar铆a Cristina Ramos, Graciela Montes, Gustavo Rold谩n, Laura Devetach, Graciela Cabal (mi hada madrina, inspiradora de mis primeros escritos), Luis Mar铆a Pescetti y la inigualable Mar铆a Elena Walsh.

鈥 驴Sos de prestar libros? 驴Le hac茅s saber al que demora en devolverte el ejemplar que ya es hora de que retorne a tu biblioteca?

S铆, suelo prestar libros. A veces, los anoto. Pero siempre a gente que s茅 que ama los libros como yo. Cuando un libro me sedujo, quiero compartirlo. Y pienso a qui茅n le puede gustar, a qui茅n le puede llegar como a m铆. Pero si no me lo devuelven no tengo verg眉enza de pedirlo. Lo reclamo, hasta que alg煤n d铆a regrese. Puede ser que alguno se haya quedado a vivir en otra biblioteca.聽A mis libros les pongo mi nombre. Antes, cuando ven铆a escrito el precio en la primera hoja, me encantaba hacer eso de borrar la cifra para asentar mi nombre.

聽鈥 驴De qu茅 escritores te atraen m谩s sus avatares que la obra?

Pocos. Alfonsina Storni, de quien me impacta m谩s lo que s茅 de sus vicisitudes, su lucha para hacerse un lugar como poeta, que sus poemas en s铆. Pero en general, amo a los escritores y sus vidas. Los tengo que querer por algo. Los leo porque los quiero y al rev茅s. Igual me sucede con artistas pl谩sticos o de cine o de televisi贸n, de 茅sta o de 茅pocas pasadas. Pepe Biondi, Nin铆 Marshall, Marta Minuj铆n, Antonio Berni, Frida Kahlo, Mercedes Sosa鈥 y una lista interminable. Los admiro como artistas y s茅 que sus trayectorias est谩n cargadas de encuentros, b煤squedas, de recorrer los caminos m谩s sinuosos para llegar hasta donde llegaron.

Elizabeth Molver selecciona poemas de su autor铆a para acompa帽ar esta entrevista:

de mujer

lo conoce desde cuando las miradas intimidaban

y le daba verg眉enza pensarse a solas con 茅l

desde ah铆 para adelante todo

sabe por qu茅 cosas morir铆a

sabe a qui茅n mat贸 o matar谩

estuvo ah铆 cuando el mundo lo vio llegar

estuvo ah铆 cuando el mundo lo vio caer

ella a su lado y las hijas

y todos en contra

y ella ah铆

lo recost贸 en su cama

lo arrop贸

le acarici贸 la frente la espalda

las benditas piernas

le eligi贸 las m谩s perfumadas verduras

le hizo un caldo tibio

busc贸 las m谩s dulces frutas

para que las bebiera de a una

lo ayud贸 a sentarse

a hacerse fuerte de nuevo

a ponerse de pie

despu茅s dijo 鈥攈asta aqu铆

dicen que 茅l tambi茅n lo dijo

se帽ora de

no sabe bien explicar el trabajo de su marido

sus reuniones interminables y a oscuras y en secreto

nunca supo si era bueno o malo decirlo

a veces su pecho quema y su garganta quisiera gritar

siempre vuelve a esa noche

茅l, tan nervioso

el uniforme manchado

su cara de esto es grave

se siente querida no amada

se siente se帽ora de

sabe que siempre ser谩 as铆

no habr谩 posibilidad de cambio

de ninguna toalla ubicada en otro estante

ni una comida salada o quemada

no hay ni habr谩 errores

en esta vida prolija como un cuartel

*

esposa de

calentar la pava, sacar los pajaritos al sol

alimentar al gato y los perros

baldear el patio

los mates

los mandados

casi la 煤nica salida

no, tambi茅n est谩 el m茅dico

la visita de Sara alg煤n domingo

el rosario, llevar a la virgen por las casas

y el Tito que no quiere

es que trabaja todo el d铆a

llega cansado y no le gusta salir

hacer un viajecito

es que el Tito no quiere

est谩 sin ganas

ni una caricia me da

pobre Tito, pobre鈥

Ficha

Elizabeth Molver naci贸 el 7 de octubre de 1969 en Haedo, provincia de Buenos Aires, la Argentina, y reside en otra localidad de esa provincia: Ramos Mej铆a. Es Asistente Materno-Infantil, Profesora de Educaci贸n Especial, Bibliotecaria Escolar y Bibliotec贸loga. Poemas suyos se incluyen, por ejemplo, en las revistas 鈥淛uglar铆a鈥 y 鈥淎las de Gaviotas鈥 y en la antolog铆a 鈥淟as voces de las mariposas鈥 (de M茅xico). Public贸 los poemarios 鈥淪eg煤n los ojos鈥 (Ediciones La Carta de Oliver, 2004), 鈥淧ostales personales鈥 (Macedonia Ediciones, 2008), 鈥淢ujeres en un cuaderno borrador鈥 (Macedonia Ediciones, 2011).

* Entrevista realizada a trav茅s del correo electr贸nico: en las ciudades de Ramos Mej铆a y Buenos Aires, distantes entre s铆 unos 17 kil贸metros, Elizabeth Molver y Rolando Revagliatti.

 

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario