Ago 2 2020
173 lecturas

Sociedad

En Argentina, el coronavirus se convierte en una gigantesca fuente de miedo

 

En los primeros d铆as de la pandemia, con el protagonismo de los aplausos a los trabajadores de la salud desde los balcones, daba la impresi贸n que pod铆a desplegarse una generalizada solidaridad hacia las v铆ctimas del Covid-19 y las personas afectadas a la atenci贸n de la misma. El tama帽o del dolor producido por este coronavirus y algunos iniciales gestos solidarios albergaron la idea de que la pandemia 鈥渘os har谩 mejores鈥.

Con el paso de los d铆as, no solo desaparecieron aquellos aplausos sino que el miedo fue ocupando el lugar del respaldo y las muestras de fraternidad. Las pol铆ticas de Estado, bajo la atenta mirada del mercado, y los objetivos de los grandes medios, en manos de los mismos due帽os del poder, han creado las condiciones para transformar esta peste en una gigantesca fuente de miedo. Esta situaci贸n coloca a la sociedad al borde de la angustia colectiva.La psicolog铆a del miedo al coronavirus y las claves para manejarlo ...

Los contagiados y el personal que los cuida comenzaron a padecer discriminaciones de todo tipo. Se fueron transformando en un 鈥減eligro social鈥 para 鈥渓os otros鈥.

En el Barrio Nueva Esperanza de la ciudad de Neuqu茅n resid铆a un enfermero que tuvo s铆ntomas del coronavirus, por precauci贸n se aisl贸 en el domicilio de su madre. Verificado que no estaba contagiado volvi贸 a su casa. All铆 los vecinos intimaron que se fuera, le quemaron la casa y robaron su coche. Tama帽a y extrema reacci贸n es expresiva de un estado de 谩nimo colectivo que ha 鈥渋ntoxicado鈥 a gran parte de la sociedad.

Esta actitud, que evidentemente ya estaba en聽 la sociedad, se聽 profundiz贸 con la aparici贸n de este virus. El 鈥渁utismo social鈥 que promueve el 鈥渟谩lvese quien pueda鈥 lleg贸 鈥揷on el Covid-19- a sus puntos m谩s altos. La competencia que rige la vida de los mercados se ha instalado como una gu铆a de la vida social llegando a estos extremos del individualismo que atentan contra la vida en sociedad. El prolongado aislamiento social ha favorecido estas tendencias.

Dos elementos que caracterizan a esta situaci贸n

Uno es la exacerbaci贸n del individualismo que termina alimentando hasta el infinito aquel principio romano de 鈥渄ivide y reinar谩s鈥. Lo otro es la eliminaci贸n de la poblaci贸n considerada 鈥渋nnecesaria鈥. Da la impresi贸n que este virus est谩 programado para cumplir con esta funci贸n. Enfermos y viejos son sus principales v铆ctimas.

Cualquiera sea el origen de este virus, el actual modelo social le est谩 profundamente agradecido. Ayuda 鈥揺n lo inmediato- a los gobiernos estatales a mantener su poder. Lo que est谩 ocurriendo es funcional a la continuidad de los intereses del sistema dominante. Parece una respuesta al pedido de quien fuera Primer Ministro de Jap贸n -Taro Aso- que el 22 de enero de 2013 pidi贸 a los ancianos que 鈥渟e den prisa en morir鈥 para evitar un gasto innecesario para el pa铆s.

El virus afecta a una parte de la poblaci贸n pero la siembra del miedo se expande por toda la sociedad. Los sentimientos de angustia, temor y el peligro de la muerte nos introducen en una especie de p谩nico y en la desconfianza hacia los dem谩s, promoviendo un individualismo paralizante y haciendo m谩s dif铆cil nuestras necesidades de respuestas colectivas.

Los actuales poderes est谩n agradecidos por esta 鈥渁yuda鈥 para sobrellevar esta crisis. Sin embargo son consientes que la profundidad -nacional y global- de la misma no va a desaparecer y que, en el mediano plazo, las respuestas pueden ser a煤n m谩s profundas de lo que hoy aparece como previsible en el horizonte.

*Analista pol铆tico y dirigente social argentino, asociado al Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (CLAE, www.estrategia.la)

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario