Ene 28 2005
304 lecturas

Economía

Encuentro de mujeres trabajadoras

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Dar a conocer a la Comisión Europea la verdadera situación laboral de mujeres chilenas que trabajan en empresas de la UE o de capitales europeos ha sido el principal objetivo del seminario “Las mujeres Hablan: Liberalización Comercial y Mujeres en empleos precarios. Caso Chile, Unión Europea”. En el taller realizado en Santiago y en el que participaron más de 40 trabajadoras provenientes de diversos sectores productivos y regiones del país, surgieron alarmantes testimonios, los que también se harán llegar al órgano europeo.

El taller constató la permanente práctica antisindical en las empresas de capitales europeos y la externalización de actividades productivas a empresas que no cumplen con las mínimas normativas laborales. Entre otras situaciones muy generalizadas existen prácticas de abuso contra la mujer en los trabajos, acoso sexual, violación de normas básicas de la OIT, como protección embarazadas, nula previsión y salud, discriminación en contra de las mujeres embazadas, uso indiscriminado de pesticidas prohibidos en el primer mundo, los que llegan a Europa pese a la aparente desaparición del pesticida durante los envíos.

Otra frecuente denuncia surgió desde el sector de la pesquería artesanal, que acusó transgresiones permanentes por parte de las empresas europeas de pesca de arrastre a las cinco millas marítimas ocupadas por la pesca artesanal, lo que ha provocado un deterioro de la pesquería chilena y la consiguiente cesantía en el sector de las encarnadoras de anzuelos.

Entre las demandas que harán llegar las trabajadoras a la Comisión Europea, está eliminar el trabajo precario del producto chileno que se exporta a Europa, solicitud que se extiende a las corporaciones de la UE como a las empresas externalizadas que venden sus productos o servicios a estas empresas. Estas firmas, generalmente más pequeñas, no ofrecen ningún beneficio, ni previsional, ni sanitario a las trabajadoras. Las temporeras de la fruta denunciaron el permanente contacto con pesticidad y las frecuentes quemaduras que les provocan, así como la carencia de casetas sanitarias y de mesas para comer.

El taller, organizado por la Alianza Chilena por un Comercio Justo y Responsable en conjunto con el Centro Mujer y Trabajo y la Red Global (Global Network), inició así un proceso de diálogo entre las mujeres trabajadoras para formular propuestas a la Comisión Europea sobre los impactos sociales y laborales de las empresas transnacionales europeas.

Entre los objetivos específicos estuvo detectar los impactos de los procesos de liberalización comercial en las negociaciones comerciales, conocer y analizar los actuales marcos regulatorios para la protección de las mujeres trabajadoras y elaborar propuestas de recomendaciones políticas que puedan ser utilizadas en el proceso comercial y de integración de la Unión Europea.

El seminario se realizó a solicitud de la Comisión Europea, que requiere información acerca de la responsabilidad social empresarial de las empresas de la Unión Europea en el mundo. Talleres similares se realizaron de forma simultánea en Ghana, Africa, e India, países en los cuales existe presencia de capitales europeos.

Las mujeres que participaron en el seminario trabajan en la empresa pesquera española Eicosal, en Aguas Andina, Aguas Cordillera, Unilever y Telefónica, entre otras. Asimismo, expusieron sus casos representantes mujeres de los sindicatos pesqueros de la X Región, de Encarnadoras de Valparaíso, de Tripulantes de Caletas Sudamérica, de Caleta Chome, del Sindicato de Buzos de Carelmapu y Fenatraos (Federación Nacional de Trabajadores de Obras Sanitarias).

Junto a las trabajadoras participó Segejus Globakas, coordinador del programa de Economía Informal de la Sociedad Laboral de Lituania; Natalia Danailov, de la agencia Solidar, Bruselas; María de la Luz Silva, del Sernam; Kirai de León, consultora de la OIT; Coral Pey, directora ejecutiva de la Alianza Chilena por un Comercio Justo y Responsable (ACJR); María Angélica Alvarez, directora del Centro de Estudios Mujer y Teresita Selamé, investigadora de la ACJR y del Centro Mujer y Trabajo.

——————————-
* www.comerciojusto.cl

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario