Abr 24 2012
697 lecturas

EconomíaNoticias

España entró (oficialmente) en recesión, con 24% de desempleo

La oficina estadística comunitaria (Eurostat) confirmó que el déficit público español en 2011 ascendió, tal y como había anunciado el gobierno, al 8,5 por ciento del Producto Interno Bruto. El desempleo se ubica en un 24 por ciento.

El panorama no podría ser peor para la alicaída España. Es que ayer se supo que su economía entró oficialmente en recesión durante el primer trimestre del año. La oficina estadística comunitaria (Eurostat) confirmó que el déficit público español en 2011 ascendió, tal y como había anunciado el gobierno, al 8,5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

De ese modo, la península ibérica ostenta el tercer mayor déficit de los países de la Unión Europea (UE), sólo superado por Irlanda (13,1 por ciento) y Grecia (9,1 por ciento). Según Europa Press, el nivel de deuda de España aumentó desde el 61,2 por ciento en 2010 hasta el 68,5 por ciento el año pasado, aunque todavía está muy por debajo del promedio de la Eurozona, que se ubica en 87,2 por ciento. En los mercados, por su parte, el riesgo país español –ese diferencial entre el rendimiento del bono español a diez años y el alemán al mismo plazo– volvió a escalar hasta los 435,4 puntos básicos, con una rentabilidad del 6 por ciento.

Las últimas medidas de ajuste en salud y educación aprobadas por el Ejecutivo de Mariano Rajoy no convencieron a los mercados, que dudan de la capacidad del gobierno español para reducir su déficit del 8,5 al 5,3 por ciento del PIB en 2012. De hecho, el comisario de Empleo de la Comisión Europea, László Andor, dijo que la reforma laboral aprobada por España responde a las recomendaciones de la Unión Europea (UE), pero consideró necesario que la administración Rajoy ponga en marcha un paquete de nuevas medidas para catapultar su economía y combatir la desocupación. “España debe afrontar urgentemente su nivel de desempleo, que sigue siendo elevado. Tiene que poner en marcha un conjunto completo de reformas que impulsen la economía española, ayuden al mercado laboral a hacer frente a las actuales condiciones económicas y creen puestos de trabajo”, sostuvo Andor.

En los mercados, la incertidumbre afecta especialmente a la periferia de la Zona Euro (España e Italia), en un contexto de castigo generalizado a las Bolsas europeas, que los analistas atribuyen a motivaciones políticas, tras el triunfo del socialista François Hollande en la primera vuelta de las presidenciales de Francia, abriendo la puerta a un eventual cambio de gobierno. Eso pondría en peligro la “doctrina de la austeridad”, impulsada por el binomio que integran el presidente francés Nicolas Sarkozy y la canciller alemana Angela Merkel, aseguran los analistas financieros.

La Bolsa de Madrid llegó a liderar las pérdidas en los mercados europeos en la mañana de ayer, con una baja de más de 3 por ciento, y se colocó por debajo de los 7000 puntos, cerca de mínimos que no se registraban desde marzo de 2003. Sobre el cierre de la jornada, Madrid perdía 2,76 por ciento; París y Frankfurt retrocedían 3,06 y 3,40 por ciento, respectivamente; y Milán 3,94 por ciento. El anuncio realizado durante el fin de semana, en el marco del G-20, por el Fondo Monetario Internacional (FMI) de redoblar su colchón financiero, hasta alcanzar los 430.000 millones de dólares para garantizar la estabilidad financiera y la recuperación económica mundial, tampoco logró calmar a los mercados. Y como si fuera poco, el Banco de España confirmó que la economía ibérica cayó 0,4 por ciento en el primer trimestre de 2012 respecto de los últimos tres meses de 2011, lo que certifica su segunda recesión en los últimos cinco años.

De este modo, España encadena dos trimestres consecutivos de caída del PIB, mientras que en comparación con el primer trimestre de 2011, el PIB cayó 0,5 por ciento tras siete trimestres de subas interanuales. Según el Banco de España, el deterioro económico se explica por la caída de la demanda nacional, de 0,9 por ciento, “como viene ocurriendo en los últimos cuatro años, aunque el descenso fue algo más atenuado”. El aporte de la demanda exterior neta fue de nuevo positivo (0,6 por ciento), pero también inferior al del trimestre precedente.

España había estado en recesión por primera vez en 15 años en el último trimestre de 2008 y no logró salir de ella hasta el primero de 2010. La cara más amarga de la crisis que atraviesa se refleja en el alto número de desocupados: según el Banco de España, la tasa de desempleo se situó en el primer trimestre de este 2012 en torno del 24 por ciento. La última Encuesta de Población Activa (EPA) publicada hasta ahora (el dato más fiable sobre el desempleo en España) fijó en un 22,85 por ciento la tasa de desempleados en el país durante el último trimestre de 2011, lo que equivale a casi 5,3 millones de personas sin trabajo.

Los datos del próximo informe de EPA, correspondiente a los tres primeros meses de este año, se conocerán este viernes. La Comisión Europea se mostró ayer preocupada por la situación española, a través de su vicepresidente y comisario para la Competencia, el español Joaquín Almunia. No obstante y tras las reformas emprendidas en el país, “estamos en buena posición para pedir a nuestros socios europeos la solidaridad y el apoyo necesarios para superar las dificultades”, añadió en Madrid, donde participó en un foro informativo.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario