Mar 21 2017
281 lecturas

Despacito por las piedras

EUROPA TOMA DISTANCIA DE SUS “NACIONALISTAS”

Después del “brexit”, nombre que se le dio al referéndum por el cual el Reino Unido aprobó su separación de la Unión Europea, toda esa región vivió bajo la psicosis que las próximas elecciones pudieran ratificar ese rumbo. Ese temor se incrementó con el triunfo de Donald Trump en los Estados Unidos. En la agenda electoral europea había dos acontecimientos cercanos que los preocupaban. Se trataba de las elecciones de Holanda y Francia.

En Holanda se votó el miércoles pasado y Francia tendrá su primera vuelta electoral el próximo 27 de abril.

Hasta hace pocos días las encuestas daban como ganador al Partido para la Libertad cuyo líder se manifestaba como un ferviente anti musulmán que había prometido separar a Holanda de la Unión Europea y que mostraba simpatías por Trump. Esas características eran acompañadas por un programa de tinte social.

Los resultados mostraron que volvió a ganar –a pesar de perder el 20% de los votos y pasar de 41 a 33 escaños- el partido del gobierno, un liberal de derecha, segundo fue el Partido para la Libertad que pasó de 15 a 20 legisladores. Quienes más perdieron fueron los social demócrata, de 38 a 9 legisladores. De este modo las elecciones holandesas le dieron un respiro a las que defienden a la Unión Europea y parecen haber contenido lo que amenazaba en constituirse en una oleada imparable. Este freno a las fuerzas “nacionalistas” se lo puede vincular a la fortaleza y eficacia de la campaña contra Trump. El “temor” holandés se puede observar en el hecho que votó más del 82% del padrón, una cifra inédita para ese país.

Ahora el sistema político y económico de Europa festeja, las burocráticas estructuras de la Unión Europea –con su multiplicación de cargos y presupuestos- logró una sobrevida. La próxima estación de este camino electoral es Francia. Allí venía adelante Marie Le Pen, quien también encarna ese pensamiento de abrirse de Europa. Pero en las últimas semanas la distancia que la separaba de sus contendientes no solo se achicó, sino que ahora un candidato –Emanuel Macron- que representa a los liberales de derecha estaría al frente de las encuestas. De lo que no quedan dudas es que en Francia habrá segunda vuelta y es muy probable que Le Pen esté presente en las boletas, aunque allí sus perspectivas de triunfo se encogen.

Pareciera que Europa se sigue inclinando por la continuidad de la Unión Europea. Es imposible saber si esa tendencia se consolidará o no. Durante este año, también  se votará en Alemania (24 de setiembre). Allí –según las encuestas- empatan social demócratas y social cristianos, ambos profundamente europeístas.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario