May 9 2016
790 lecturas

Política

Evo Morales denunció una base chilena en zona fronteriza

El presidente Evo Morales denunció que se instaló una base militar en el norte de Chile, a 15 kilómetros de la frontera con Bolivia. Para Morales, esta movida (que calificó de “ilegal”) se enmarca en la pelea que lleva en el Tribunal Internacional de La Haya para que este país recupere el acceso al océano Pacífico. Como respuesta, la Cancillería chilena indicó que la mayor presencia militar en esa zona procura reducir los altos índices de contrabando y narcotráfico llegados –según Chile– del lado boliviano.

“Estuve escuchando informaciones que vienen de la vecina hermana república de Chile. A 15 kilómetros del Silala se ha instalado una base militar chilena. No puedo entender por qué. Primero, porque esta base militar es ilegal. Tomando en cuenta los convenios internacionales, sólo se puede instalar una base militar a 50 kilómetros de la frontera entre los países”, dijo Morales ayer por la mañana en el departamento de Santa Cruz de la Sierra.

ch base militar cariquima

Base militar Cariquima

“¿Qué pretenden con esto? Cuando Bolivia –con mucha razón– pide justicia ante Tribunales Internacionales, la respuesta es soberbia, la respuesta es amenaza. Pero queremos decirles desde acá que no estamos en tiempos de invasión, sino de integración de los pueblos”, agregó Morales.

“En Chile gobiernan el partido Socialista y el Comunista. No puedo entender cómo estos partidos pueden ser militaristas, amenazar. Y que sepan los pueblos del mundo que la instalación de esta base es una agresión a la vida, a la patria, a Bolivia. No confundan algunos grupos chilenos, oligarquías chilenas: no estamos en tiempo de Colonia, ni en tiempo de dominio del Imperio. Son tiempos del pueblo. Como Bolivia, solamente buscamos justicia sobre temas pendientes”, dijo en el municipio de Pailón, adonde fue a entregar 1000 vacas y otros insumos a ganaderos de la zona.

La Base Militar Patrulla Cariquima fue inaugurada por el Ejército de Chile hace menos de un mes. Ubicada a 3.400 metros sobre el nivel del mar, en pleno desierto de Atacama, este puesto permitiría reabastecer a los uniformados para que realicen patrullajes largos, según las autoridades chilenas.

“Es totalmente infundada la acusación del presidente boliviano de que Chile habría instalado una base militar ‘ilegal’ a menos de 15 km de la frontera con ese país, en la zona del río Silala. No existe tal supuesta instalación militar”, dice el comunicado difundido ayer por la Cancillería de Chile.

“Lo que ha habido es una intensificación del patrullaje militar en territorio chileno para impedir los ataques contra civiles, robos, contrabando y narcotráfico provenientes de Bolivia, lo cual ha tenido efecto de disminuir notoriamente esos actos delictivos”, agrega la carta.

ch milicos16“El gobierno de Bolivia busca desviar la atención de sus problemas internos con alegaciones falsas en contra de Chile”, explicita el texto.

“La única instalación militar en la zona del Río Silala se encuentra en el lado boliviano, apenas a 1,5 kilómetros en línea recta de la frontera con Chile, y Bolivia debiera responder por esa presencia militar permanente en la frontera”, concluye el comunicado.

Las relaciones diplomáticas entre Bolivia y Chile transcurren más que nada medios de comunicación, porque no comparten embajadas en sus territorios. Dos años atrás, el gobierno de Morales decidió denunciar a Chile ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya por haberle quitado su mar en 1879, en la Guerra del Pacífico. Este Tribunal se declaró competente para dirimir este conflicto. Hasta ahora, el Estado Plurinacional presentó documentación para demostrar que Bolivia nació en 1825 con mar.

De aquí a dos meses, Chile debe presentar su descargo ante este Tribunal. Conscientes de que Bolivia tiene argumentos más sólidos, legisladores chilenos y funcionarios de cuando era presidente Sebastián Piñera ya avisaron que –diga lo que diga La Haya– no piensan ceder ni un centímetro de sus más de 6000 kilómetros de costa.

Por ello, en el Palacio Quemado evalúan que Chile podría estar reforzando sus fronteras en preparación a un dictamen de La Haya que no le favorecería.

La flamante base de Cariquima está a pocos kilómetros del río Silala, cuyas aguas emergen en Potosí, Bolivia, pero habrían sido desviadas intencionalmente para que fluyan hacia el territorio chileno. Por este motivo, Bolivia exige a Chile una compensación monetaria. Pero del lado chileno sostienen que el curso de este río es natural. Morales ya avisó en marzo que también llevará este caso ante el Tribunal de La Haya.

*Publicado en Página12, Argentina

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario