Oct 16 2013
1270 lecturas

Cultura

Evo Morales: Los medios hacen negocios desinformando a los pueblos

En un acto en la argentina¬† Universidad de La Plata, ¬†el jefe de boliviano Evo Morales se refiri√≥ a su experiencia como presidente en relaci√≥n con los medios y dijo que √©stos ‚Äúestuvieron siempre en manos de empresarios antipatria, anti-Latinoam√©rica‚ÄĚ.

Parado sobre una tarima en el medio del escenario, Evo Morales record√≥ sus tiempos de dirigente sindical en el Tr√≥pico de Cochabamba, cuando ya se perfilaba su destino de primer presidente de Bolivia de origen ind√≠gena: aquellos d√≠as en los que en aquella zona cocalera ‚Äús√≥lo hab√≠a una radio, La Voz del Tr√≥pico, pagada por los Estados Unidos‚ÄĚ, en la que ‚Äúestaba prohibido hablar del sindicalismo del tr√≥pico, de la hoja de coca, tocar m√ļsica sobre nuestra identidad‚ÄĚ y a trav√©s de la cual, dijo Morales, Norteam√©rica ‚Äúquer√≠a dividir a todas las organizaciones sociales de la zona, enfrentarnos‚ÄĚ.

Ese objetivo es, seg√ļn sostuvo el presidente boliviano, el de todos los medios privados: ‚ÄúLos pueblos somos v√≠ctimas de los medios de comunicaci√≥n en manos de empresarios, somos sometidos por ellos a sus mentiras‚ÄĚ, sentenci√≥ ayer al mediod√≠a, en un acto organizado por la Facultad de Periodismo y Comunicaci√≥n Social de la Universidad Nacional de La Plata para nombrarlo profesor honorario de su flamante c√°tedra libre Por Una Comunicaci√≥n Social para la Emancipaci√≥n de Am√©rica Latina.

La an√©cdota inicial, y sobre todo su final, fue la moraleja inaugural de la c√°tedra, cuyo programa se abri√≥ con la conferencia magistral de Morales: ‚ÄúDecidimos que ten√≠amos que comprar una radio ‚Äďdefini√≥ el presidente‚Äď. Aportamos cinco bolivianos por afiliado, conseguimos el dinero, pero no nos dieron el permiso. Comenzamos igual, de manera clandestina, y entonces la radio de los Estados Unidos ya no tuvo ninguna audiencia‚ÄĚ. Radio Soberan√≠a es hoy una de las tantas que conforman la red de radios comunitarias a lo largo de toda Bolivia y cumple, al igual que el resto, con las funciones que seg√ļn Morales rigen a todo medio de comunicaci√≥n: ‚ÄúEducar e informar, pero tambi√©n decir la verdad y contribuir a la liberaci√≥n de los pueblos‚ÄĚ, concluy√≥.

Morales se permiti√≥ ‚Äúcompartir experiencias‚ÄĚ que, como presidente, le toc√≥ vivir con los medios. Record√≥ campa√Īas medi√°ticas que en su pa√≠s sufrieron los mineros, los cocaleros y el Estado; mencion√≥ la difusi√≥n de la defensa de la globalizaci√≥n, de la privatizaci√≥n, del libre mercado, ‚Äúfalsa, llena de resentimiento y seca de solidaridad‚ÄĚ. ‚ÄúLo m√°s importante es saber de d√≥nde viene la informaci√≥n o la desinformaci√≥n‚ÄĚ, advirti√≥. ‚ÄúLos medios nos dec√≠an que el Estado no pod√≠a administrar porque son corruptos e incapaces, y los medios convencen con tanta propaganda a la gente y le dicen que hay que privatizar y soportar la privatizaci√≥n de agua, de luz, de gas (…) Nos ped√≠an que seamos los aliados de los Estados Unidos, y nosotros, los pueblos originarios, no podemos aceptar eso; nosotros nos liberamos del imperialismo, hasta expulsamos al embajador y ahora estamos m√°s s√≥lidos pol√≠tica y democr√°ticamente (…) Por supuesto que habr√° cooperaci√≥n entre los pueblos, pero no sometimiento.‚ÄĚ

El primer mandatario de Bolivia se√Īal√≥ que en su pa√≠s ‚Äúlos medios de comunicaci√≥n estuvieron siempre en manos de empresarios antipatria, anti-Latinoam√©rica, de empresarios que hacen negocios con la dirigencia pol√≠tica neoliberal desinformando a los pueblos, que son v√≠ctimas, somos sometidos por ellos a sus mentiras‚ÄĚ.

Por √ļltimo, mencion√≥ que en Bolivia la falta de libertad de expresi√≥n que esas empresas medi√°ticas denuncian existe, pero de parte de los periodistas y sus patrones: ‚ÄúCreo que para profundizar este modelo debemos independizar los medios de comunicaci√≥n. Ellos se sujetan de la libertad de expresi√≥n, pero eso es lo que sobra por parte del Estado; donde no hay libertad de expresi√≥n es entre el periodista y el due√Īo del peri√≥dico, radio o canal. No es que todos los periodistas son malos, sino que muchos de ellos est√°n sometidos a los intereses de los empresarios (…) Es importante formar nuevos compa√Īeros y compa√Īeras que, cuando sean profesionales, digan la verdad‚ÄĚ.

*Publicado en P√°gina 12, Argentina

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

1 Coment√°rio

Comentarios

  1. Antonio Casalduero Recuero
    29 octubre 2013 21:22

    Evo expone esta visi√≥n realista con meridiana claridad, Bolivia ha tenido la suerte de contarlo entre sus ciudadanos, pues eso mismo es plenamente aplicable a Chile, pa√≠s donde la noticia es manipulada, deformada, inflada, camuflada o escondida por los propios medios de comunicaci√≥n, y en su lugar colocan programas de lentejuelas que no hacen m√°s que embrutecer a los espectadores, como far√°ndula, realities, f√ļtbol y m√°s f√ļtbol. El peor enemigo que tiene todo estudiante dentro de su propio hogar no es otro que el televisor, aunque √ļltimamente est√° siendo desplazado por los aparatos tecnol√≥gicos como celulares y y juegos de videos de consola.