Dic 22 2018
242 lecturas

PolíticaSociedad

Expertos de la ONU: el Reino Unido debe dejar libre a Julian Assange

 

Expertos en derechos humanos de la ONU reiteraron esta semana la demanda de que el Reino Unido cumpla con sus obligaciones internacionales y permita de inmediato que el fundador de Wikileaks, Julian Assange, salga de la embajada ecuatoriana en Londres, donde ha estado asilado durante más de seis años, por temor a ser arrestado por las autoridades británicas si abandona la embajada, y ser extraditado a Estados Unidos.

“Es comprensible que a los Estados que se basan en y promueven el estado de derecho no les guste enfrentarse a sus propias violaciones de la ley. Pero cuando admiten honestamente estas violaciones, entonces honran el espíritu mismo del imperio de la ley, se ganan un mayor respeto al hacerlo y dan ejemplos encomiables para el mundo entero», dijo el Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre la Detención Arbitraria (WGAD).

En diciembre de 2015, el Grupo de Trabajo concluyó que Assange -quien en ese momento tenía una orden de arresto europea emitida contra él por una denuncia de presuntos crímenes cometidos en Suecia- estaba siendo privado de la libertad arbitrariamente y exigió que fuese liberado.

“Según el derecho internacional, la detención preventiva sólo debe imponerse en casos limitados. La detención durante las investigaciones debe ser aún más limitada, especialmente en ausencia de cargos”, dijeron los expertos.

«Las investigaciones suecas han estado cerradas por más de 18 meses, y el único motivo restante para la sostenida privación de libertad de Assange es una violación de la libertad bajo fianza en el Reino Unido, la cual es, objetivamente, un delito menor que no puede justificar a posteriori más de 6 años de reclusión a la que ha estado sometido desde que buscó asilo en la Embajada de Ecuador.

Assange debería poder ejercer su derecho a la libertad de movimiento de manera irrestricta, de acuerdo con las convenciones de derechos humanos que el Reino Unido ha ratificado», agregaron los expertos, preocupados además porque las modalidades de la sostenida privación arbitraria de su libertad están socavando su salud, y pueden poner en peligro su vida debido al desproporcionado nivel de ansiedad y estrés que conlleva la privación.

«El Reino Unido ha ratificado el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP) y tiene la responsabilidad de cumplir con su compromiso, respetando sus disposiciones en todos los casos», dijeron los expertos.

“Como lo expresó el Alto Comisionado para los Derechos Humanos hace varios años, la ley de los tratados de derechos humanos es una ley vinculante, no una ley discrecional. No es un capricho pasajero que un estado pueda aplicar en algunos casos y no en otros», recordaron los expertos.

Imagen relacionada«Además, se espera que las recomendaciones de las opiniones de WGAD sean implementadas por todos los Estados, incluidos aquellos que no han sido parte en el caso de  Assange», dijeron los expertos.

“El 10 de diciembre, el mundo celebró el Día Internacional de los Derechos Humanos. Hace setenta años, ese mismo día, las Naciones Unidas proclamaron la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la madre de todos los derechos contenidos en las convenciones posteriores, incluido el PIDCP.”

«Es hora de que Assange, que ya pagó un alto precio por ejercer pacíficamente sus derechos a la libertad de opinión, expresión e información, y por promover el derecho a la verdad en el interés público, recupere su libertad», concluyeron los expertos.

Esta declaración del Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre la Detención Arbitraria está respaldada por el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la situación de los defensores de los derechos humanos, Michel Forst.

Quien es Assange

Assange, un programador informático y defensor de la libertad de expresión e información, es el fundador de Wikileaks, creado para permitir a los denunciantes hacer pública la información que consideren que debe ser conocida en el interés público.

Assange fue detenido el 7 de diciembre de 2010 en el Reino Unido, de conformidad con una orden de detención europea emitida contra él después de haber sido acusado de conducta sexual inapropiada en Suecia. Esa acusación no ha sido demostrada y, después de que fue interrogado en Londres, el fiscal sueco decidió en 2017 no continuar con la investigación.Resultado de imagen para liberar a assange

Assange ha sido privado de facto de su libertad arbitrariamente desde 2012 sin cargos ni juicio. Fue detenido inicialmente en prisión preventiva y aislado durante 10 días en una cárcel de Londres; luego pasó 550 días en libertad bajo fianza en modalidad de arresto domiciliario, en espera de su apelación ante el Tribunal Supremo del Reino Unido contra su extradición a Suecia.

Cuando la Corte Suprema confirmó la decisión de extradición, solicitó asilo político en la Embajada de Ecuador el 16 de agosto de 2012, citando temores de ser extraditado de Suecia a EU, donde enfrentaría un juicio por haber publicado, a través de Wikileaks, miles de documentos y cables diplomáticos clasificados en EU. Ecuador le otorgó asilo político y posteriormente ciudadanía ecuatoriana.

El Reino Unido ha indicado que el temor de Asange de ser extraditado a EU era infundado. En abril de 2017, en su primer discurso público desde que se convirtió en jefe de la CIA, Michael Pompeo describió a Wikileaks como un «servicio de inteligencia hostil» que decía actuar en nombre de la defensa de la libertad de expresión, la libertad de información y la privacidad.

El mismo mes, el Fiscal General de EU declaró que era una prioridad de su país arrestar y detener a Julian Assange. El 15 de noviembre de 2018, aparecieron pruebas de que el Departamento de Justicia de los EU estaba preparando una acusación contra él, pero los cargos han permanecido clasificados.

Como resultado de la decisión del fiscal sueco de no continuar con la investigación contra Assange, se anuló la orden de detención europea contra él. El motivo restante para arrestarlo es su violación de los términos de la fianza en 2012, cuando se dirigió a la embajada de Ecuador para buscar asilo político. Los términos de la fianza incluían reportarse diariamente a la estación de policía local.

Las autoridades del Reino Unido dejaron en claro que si abandona la embajada ecuatoriana, sería arrestado. Un tribunal británico ha emitido una orden de arresto contra él y, desde 2012, la policía ha sido asignada a vigilar 24 horas diarias en la puerta de la embajada para arrestar a Assange en caso de que salga de las instalaciones diplomáticas.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario