Jun 16 2019
954 lecturas

Pol铆ticaSociedad

Falleci贸 Marta Harnecker

Este s谩bado falleci贸 a los 82 a帽os de edad, la escritora, psic贸loga, educadora marxista y periodista chilena, Marta Harnecker, referente ineludible en la investigaci贸n sobre la izquierda latinoamericana. Falleci贸 una amiga y compa帽era que durante sus 煤ltimos a帽os luch贸 contra un c谩ncer.

Esta activista naci贸 en Chile en 1937 y es reconocida como una de las principales figuras de la izquierda latinoamericana. Vivi贸 en primera persona el gobierno socialista de Salvador Allende y logr贸 sobrevivir a la violencia del golpe militar de Augusto Pinochet.

Son muchos los que se formaron pol铆ticamente con sus obras. Su libro 鈥淐onceptos Elementales del Materialismo Hist贸rico鈥, escrito en 1969 y que ya super贸 las 70 ediciones, ha formado parte de la formaci贸n de los militantes de los partidos de izquierda.

De ra铆ces austr铆acas, Harnecker estudi贸 Psicolog铆a en la Universidad Cat贸lica de Chile en 1962. Hizo estudios de posgrado en Par铆s con Paul Ricoeur y Louis Althusser. A su regreso a Chile en 1968, fue profesora de Materialismo Hist贸rico y Econom铆a Pol铆tica en Sociolog铆a de la Universidad de Chile y fue directora del semanario pol铆tico Chile Hoy.

Despu茅s del golpe de 1973, se exili贸 en Cuba, donde se cas贸 con el Comandante Manuel Pi帽eiro, director del Departanento Am茅rica del Comit茅 Central del Partido Comunista Cubano, con quien tuvo una hija.聽Resultado de imagen para marta harnecker y pi帽ero

All铆 vivi贸 el desgarrador 鈥減er铆odo especial鈥 de ese pa铆s, y calific贸 como 鈥渁dmirable la forma como Cuba afront贸 la ca铆da del socialismo en Europa del Este y la URSS.

Luego de quedar viuda en 1998, Harnecker continu贸 con su carrera investigativa y se nutri贸 de los testimonios y experiencias de dirigentes pol铆ticos latinoamericanos que 聽forman parte de los art铆culos y textos que son hoy material de estudios en m煤ltiples universidades del mundo.

Entre esas experiencias se encuentra la de Venezuela, ya que fue asesora del expresidente Hugo Ch谩vez y del Ministerio del Poder Popular, donde form贸 parte del equipo de direcci贸n del Centro Internacional Miranda [CIM] en Caracas.

Durante su estancia en el pa铆s suramericano pudo analizar el florecimiento de las luchas populares en Am茅rica latina.

Marta Harnecker demostr贸 que el socialismo no es un 芦proyecto禄 pensable sin la lucha y que no se puede hacer 芦desde arriba禄, ya que debe ser el producto de las luchas del movimiento de los pueblos y clases dominadas.

芦En este sentido, ella es una aut茅ntica marxista, continuando la labor iniciada por Marx, sin temor de enriquecerla 鈥攃on la toma en cuenta permanente de lo que es nuevo en la realidad del mundo, del capitalismo, del imperialismo, de las luchas鈥 renovando as铆 las conceptualizaciones, las propuestas te贸ricas y las relativas a las estrategias de acci贸n禄, se帽al贸 el periodista Samir Amin en un art铆culo publicado por La Haine.

芦Ella ayud贸 a dar al marxismo vivo una dimensi贸n latinoamericana, como otros le han dado una dimensi贸n asi谩tica o africana. Marta Harnecker ayud贸 a dar al marxismo la dimensi贸n universal que debe ser la suya; ayud贸 a que sea o铆do por la gran mayor铆a de los pueblos del mundo, que son los de los tres continentes. Ella logr贸 hacer escapar al marxismo de una reclusi贸n euro c茅ntrica mortal. La experiencia de los avances en las luchas de los pueblos de Am茅rica Latina, han allanado el camino en las 煤ltimas d茅cadas, a trav茅s del pensamiento te贸rico de Marta Harnecker, el cual ha sido decisivo en este sentido禄, subray贸.

Resultado de imagen para Marta Harnecker escritora

Obras m谩s reconocidas

Como autora Harnecker public贸 m谩s de 80 libros entre los que destacan: El capital: conceptos聽fundamentales (1971), Cuba: 驴dictadura o democracia? (1975), Pueblos en armas (1983), La revoluci贸n social聽(Lenin y Am茅rica Latina) (1985), 驴Qu茅 es la sociedad? (1986); Ind铆genas, cristianos y estudiantes en la revoluci贸n (1987); Am茅rica Latina: Izquierda y crisis actual (1990); Haciendo camino al andar (1995); Haciendo posible lo imposible: La izquierda en el umbral del siglo XXI (1999); Reconstruyendo la izquierda (2006) y Un mundo a construir (nuevos caminos)聽 (2013), por el que obtuvo el Premio Libertador al Pensamiento Cr铆tico聽.

Harnecker, quien sufr铆a de c谩ncer, pas贸 sus 煤ltimos a帽os entre Cuba donde reside su hija y聽 Canad谩,聽 junto a su esposo, el destacado intelectual marxista, Michael Lebowitz.

La 煤ltima entrevista larga

El 13 de setiembre de 2018, la periodista cubana Arleen Rodr铆guez le hizo, quiz谩 la 煤ltima entrevista a Marta, que transcribimos (muy) parcialmente:

Yo estudi茅 Psicolog铆a ; y fui a Francia, y en Francia fue donde descubr铆 el marxismo y me apasion贸. Yo era una cat贸lica militante, dirigente de la Acci贸n Cat贸lica Universitaria. Cuando llego a Par铆s iba casi todos los d铆as a la Iglesia, y mi gran preocupaci贸n eran los pobres, entonces cuando descubro que el marxismo me explica por qu茅 existen pobres y ricos. Eso me apasion贸.

-Adem谩s en la 茅poca en que yo era Presidenta de la Acci贸n Cat贸lica, nosotros empezamos a tener relaciones con los sectores pobres. Yo sab铆a que toda la gente que iba a la universidad con inquietudes sociales terminaba siendo un burgu茅s m谩s, entonces yo quer铆a ponerme un ant铆doto, una vacuna contra eso, entonces me fui a trabajar a la f谩brica de pastas Lucchetti.

-Despu茅s de eso, fui a Cuba como dirigente estudiantil en el 60, cuando todav铆a los guerrilleros ten铆an el pelo largo; y para mi , Cuba fue lo que me marc贸 pol铆ticamente.

-En el 63 fui a Francia y fui con una orientaci贸n de un grupo: Jacques Chonchol, que fue ministro de Agricultura de Allende y Julio Silva Solar… Todos ellos eran cristianos marxistas, entonces mi primer contacto en Francia fue un cura comunista que me indic贸 que a Althusser le gustaba trabajar con la juventud y que lo contactara, y fue as铆 que conoc铆 a Althusser, y logr茅 tener con 茅l un intercambio de casi tres veces a la semana.

Resultado de imagen para marta harnecker y pi帽ero -Entonces empec茅 a estudiar bajo su orientaci贸n y Althusser me indic贸 estudiar El Capital. 脡l dec铆a que hab铆a que ir al coraz贸n de su pensamiento. 聽A m铆 Althusser me ense帽贸 a leer cr铆ticamente, a entender un texto, a poder ser cristiana y marxista. Despu茅s de un tiempo dej茅 de tener esa fe, pero yo siempre he dicho que hay algo com煤n entre el cristianismo y el marxismo; y es que el cristianismo te orienta a amar a la gente, y el marxismo te da los instrumentos para que ese amor sea realidad; transformes las circunstancias, transformes la sociedad, para que el amor pueda ser real.

-A m铆 Althusser me ense帽贸 el m茅todo para leer correctamente; hay gente que no sabe leer. No se puede negar que Marx habl贸 de la religi贸n como el opio del pueblo y eso fu茅 lo que tomaron los ortodoxos del marxismo para negar la religi贸n, pero claro, no entienden que eso lo dijo Marx en un momento en que el cristianismo en el campesinado en Alemania, en el campesinado europeo, imped铆a que esa gente se incorporara al proceso de cambio. Yo coincido con Tom谩s Mouli谩n en que las telenovelas son el opio del pueblo de hoy.

-Tengo una gran vocaci贸n pedag贸gica y creo que la descubr铆 fundamentalmente con Los conceptos elementales del materialismo hist贸rico, en el que trat茅 de exponer en forma sencilla el pensamiento de Althusser. Un grupo de latinoamericanos que estaban en Par铆s me invit贸 a hacerles un curso sobre Materialismo Hist贸rico, y las notas de ese curso se transformaron luego en este libro, que nunca pens茅 que iba a transformarse en el manual que fue.

-Yo comenc茅 a escribir tarde: ya ten铆a 26, 27, 28 a帽os y no hab铆a escrito nada. 驴C贸mo empez贸 la cosa? Porque traduje dos libros de Althusser, para tener dinero para vivir en Par铆s. Empec茅 por La Revoluci贸n Te贸rica de Marx, que en franc茅s se llamaba Pour Marx, e hice una introducci贸n y se la mostr茅 a Althusser, y este me dijo: 鈥淥ye, t煤 has puesto en un lenguaje tan sencillo esta introducci贸n鈥. Y luego me dice que tengo que hacer un libro con 茅l y Etienne Balibar, que era su colaborador m谩s cercano.Imagen relacionada

-Y que despu茅s hice una coleccioncita de cuadernos de educaci贸n popular. Este libro lo hice para trabajadores, para gente sin formaci贸n acad茅mica y al hacer clases con 茅l me di cuenta que hab铆a algunos aspectos que eran m谩s complicados, entonces decidimos, con Gabriela Uribe, hacer esta peque帽a colecci贸n.

-Antes con Allende, empezamos con Gaby a hacer unos peque帽os textos: 鈥溌縇ibertad para qui茅n?鈥, 鈥溌緿emocracia para qui茅n?鈥, porque la oposici贸n atacaba a Allende y dec铆a que ven铆a la dictadura, el totalitarismo; uno sobre medios de producci贸n, medios de consumo para decirle a la gente no le van a quitar el refrigerador, no le van a quitar el carro, eso no tiene nada que ver con el marxismo.

-Y esos libritos se empezaron a hacer luego con dibujitos para los trabajadores. Esta tarea me apasion贸. Ver c贸mo pod铆a llegar a la gente con una cosa f谩cil. Mi pasi贸n es como llegar con las ideas sencillas a la gente. Como adem谩s militaba en el Partido Socialista cuando Allende, nosotros hac铆amos reuniones con campesinos y con obreros.

Los trabajadores aprend铆an para aplicar de inmediato, entonces a m铆 me apasion贸 ese trabajo con los sectores, digamos, que no tienen una formaci贸n acad茅mica, y por eso es que yo te corrijo; yo no soy muy nombrada ni citada por los acad茅micos, los que me conocen a m铆 son los militantes y los partidos pol铆ticos. B煤scate alg煤n libro de un intelectual que me cite. Es dif铆cil encontrar uno, 聽porque para ellos lo que digo son cosas demasiado sencillas.

-Cuando entro al Partido Socialista me encargan de la formaci贸n pol铆tica de la militancia y nosotros en la campa帽a hab铆amos empezado a hacer cosas. En ese momento no exist铆an los videos, us谩bamos diapositivas. 脥bamos al campo a hacer campa帽a electoral con las diapositivas sobre la historia del movimiento campesino, esa era la primera cosa y despu茅s de ah铆 empezamos a hacer los libros.

-Yo digo que el Chile de Allende fue el precursor en el siglo XX del socialismo en el siglo XXI, porque Allende fue el primero que trat贸 por v铆a pac铆fica de ir construyendo la nueva sociedad. Ahora me acabo de enterar 鈥攑orque he estado estudiando y visitando Kerala, un estado indio鈥 que en ese estado, en 1956, se hab铆a elegido por v铆a pac铆fica un gobierno comunista, que no era presidencialista, pero en todo caso s铆 hab铆a habido esa experiencia de marxistas en el gobierno que nosotros no conoc铆amos.

Resultado de imagen para marta harnecker cuadernos de educacion popular-A m铆 me parece muy interesante c贸mo Allende ya plante贸 la necesidad de repensar el socialismo si este se daba por la v铆a pac铆fica. Dec铆a y que ten铆a que ser un socialismo 鈥渃on vino tinto y empanadas鈥, dos cosas t铆picamente chilenas. O sea, un socialismo que se enraizara en las tradiciones nuestras. Allende entendi贸 muy bien que para hacer este tr谩nsito desde la institucionalidad heredada t煤 ten铆as que tener a la mayor铆a del pueblo a tu favor, y no se si la izquierda entendi贸 eso. O sea, que este socialismo tiene que construirse con la gente y que tiene que tener un apoyo mayoritario

-Mucha gente de izquierda pensaba que a煤n en Chile el momento insurreccional iba a venir. Muchos de la izquierda dec铆an que 茅ramos reformistas los que pens谩bamos en la v铆a pac铆fica. No fuimos capaces de entender la importancia de la amplitud, 茅ramos sectarios: como nosotros cre铆amos tener la verdad de las ideas revolucionarias, los dem贸cratas cristianos que eran centro izquierda y que eran nuestros aliados, fueron transformados por nosotros en nuestros enemigos. Fuimos muy sectarios con ellos.

-Te quiero decir que en Chile en el 2000 Tom谩s Mouli谩n 鈥攗n soci贸logo de izquierda excelente鈥 public贸 un libro que se llama El socialismo del Siglo XXI: la Quinta V铆a, y eso no se sabe… Te digo eso porque en Cuba, se cree que Heinz Dietrich fue el creador, porque Dietrich se declara el autor… Sus planteamientos no tienen nada que ver con el socialismo del siglo XXI concebido por Hugo Ch谩vez. Fue Ch谩vez quien lo acu帽贸.Imagen relacionada

-Dicen, no s茅 si es cierto o no que Fidel le hab铆a recomendado no hablar de socialismo ya que esta palabra ten铆a una fuerte carga negativa y que Ch谩vez, a pesar de eso, decidi贸 usarla, le puso socialismo del Siglo XXI para diferenciarlo de las pr谩cticas del capitalismo de Estado, de la direcci贸n de arriba hacia abajo.

-脡l explicaba con ejemplos pr谩cticos: 鈥淏ueno mira, esto es el capitalismo鈥 y mostraba lo que podr铆a ser la soluci贸n socialista, y a pesar de tener una audiencia en Venezuela que era contraria al socialismo, despu茅s de algunos a帽os m谩s de la mitad de la poblaci贸n acepta como una cosa positiva el socialismo.

-El neoliberalismo estaba en auge en Am茅rica Latina, nadie pensaba y de hecho yo escrib铆 un libro: La Izquierda en el Umbral del Siglo XXI, en el 99. En ese momento estaba empezando el proceso en Venezuela, todav铆a Ch谩vez no se hab铆a revelado bien, yo planteo que no se ve en el horizonte una posible revoluci贸n.

-Allende era muy buena gente. Te puedo contar una an茅cdota de Allende. Est谩bamos haci茅ndole la entrevista y hab铆a que servir agua o algo, y hab铆a que poner hielo en los vasos y yo no vi la cuchara para el hielo y llegu茅 y pesqu茅 con la mano el hielo, entonces 茅l me dice: 鈥淢arta, 驴te est谩s lavando las manos?鈥. El era as铆, muy sencillo.

-Ahora puedo contarte la historia de c贸mo llegu茅 a Ch谩vez. 聽Primero, yo estaba haciendo libros-testimonios acerca de cinco experiencias sobre presupuesto participativo de alcald铆as del PT de Brasil, alcald铆as de protagonismo popular, as铆 las llamaba yo. Conoc铆 a un alcalde de Caron铆, en la regi贸n del Orinoco en Venezuela , quien me invit贸 a hacer un libro testimonio sobre dicha alcald铆a, y en ese momento ya hab铆a ganado Arist贸bulo Ist煤riz, la alcald铆a de Caracas. 脡l es un dirigente extraordinario, muy carism谩tico y tambi茅n es educador popular…

-En eso estaba yo cuando Ch谩vez aparece en Cuba (1994), antes de ser candidatoResultado de imagen para marta harnecker y chavez a presidente, y hace un discurso en la Universidad. Entonces yo no conoc铆a a Ch谩vez y qued茅 maravillada con su discurso. Cuando veo que cita a Neruda, uno piensa que eso es cosa de un intelectual, no de un militar. Hace poco que o铆 ese discurso de nuevo y si t煤 lo oyes, ver铆as c贸mo ya en el 94 Ch谩vez vislumbraba una cantidad de cosas. Entonces yo le escribo a la Causa R, y ah铆 est谩 la carta, les digo: compa帽eros este es el l铆der de Venezuela, ustedes tienen que trabajar en lo local y apoyar a Ch谩vez como principal l铆der.

-Cuando triunf贸 Ch谩vez en Venezuela yo escrib铆 c贸mo se ve铆a un poco la cosa en este pa铆s en el libro que estaba redactando La Izquierda en el Umbral del Siglo en 1999. Me tent茅 y pongo aqu铆 lo que entonces escrib铆: 鈥淟uego de comprobar el indudable avance institucional de la izquierda latinoamericana en varios pa铆ses, no quisiera terminar este punto sin se帽alar los enormes desaf铆os que se le plantean en este terreno, entre ellos: c贸mo ser al mismo tiempo un partido de gobierno sin dejar de ser un partido de lucha; c贸mo evitar caer en las pr谩cticas pol铆ticas tradicionales y lograr diferenciarse de los dem谩s partidos pol铆ticos frente a una opini贸n p煤blica cada vez m谩s esc茅ptica de la pol铆tica y de los pol铆ticos; c贸mo usar los espacios institucionales para fortalecer y no debilitar al movimiento popular; c贸mo evitar que sus cuadros no sean cooptados por el sistema; c贸mo lograr ser m谩s que meros administradores de la crisis. [1]

-Voy a Venezuela despu茅s del golpe, aprovechando que hab铆a sido invitada por el alcalde de Guacara para ir a Venezuela a hablar del presupuesto participativo, mis amigos me insisten que aproveche de entrevistar a Ch谩vez y fue as铆 como decido enviarle con el embajador venezolano, Germ谩n S谩nchez un cuestionario para Ch谩vez, pero no pasa nada. De repente recibo una llamada de parte de su Secretar铆a 鈥淢arta, el presidente dice que te vengas ma帽ana para ac谩 porque quiere hablar contigo鈥.

-Y se inici贸 una entrevista que se transform贸 en el libro Un hombre, un pueblo. La entrevista dur贸 como 18 horas, pero en distintas circunstancias. Y cuando se terminaron parte de los temas de la entrevista seguimos conversando y yo aprovech茅 para transmitirle 鈥攕in grabadora鈥 las inquietudes de la gente de izquierda, las cr铆ticas que hab铆a sobre su gobierno. Y en ese contexto me dice: 鈥淢arta yo quiero que t煤 vengas a trabajar conmigo, yo quiero una persona cr铆tica a mi lado.

-La verdad es que no 茅ramos asesores, en ese sentido yo qued茅 un poco frustrada. No hubo nunca un di谩logo del grupo de asesores con 茅l para intercambiar. 驴Qu茅 hac铆amos nosotros? Escribirle y le dec铆amos: 鈥淢ira pensamos que tienes que decir esto, hacer esto, o, est谩 pasando esto.鈥 Explic谩ndole c贸mo algunos ministros estaban haciendo las cosas mal. Yo llegu茅 a ser peligrosa para esos ministros. Yo dir铆a que me rechazaba mucha gente por ser chilena, por ser mujer y por ser la persona que ten铆a un telefonito con el Presidente y que le dec铆a cosas que los dejaban mal parados.

(Se puede leer completa en https://www.rebelion.org/noticia.php?id=246368)

 

 

 

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario