Feb 12 2012
1286 lecturas

Cultura

Fidel: No podemos dejarnos vencer por el pesimismo

Fidel Castro hizo un llamado a luchar y no dejarse vencer por el pesimismo ante la permanente amenaza que representan las guerras y el da帽o al medio ambiente en el mundo. El l铆der hist贸rico de la revoluci贸n cubana particip贸 en una reuni贸n privada, esta vez con intelectuales extranjeros que asisten a la Feria Internacional del Libro 2012, con quienes estuvo unas nueve horas, seg煤n inform贸 la prensa habanera.

La paz mundial y el medio ambiente fueron los puntos dominantes del encuentro, cuyos participantes integran la Red en Defensa de la Humanidad. 鈥淗ay que luchar, no nos podemos dejar vencer por el pesimismo鈥, dijo Castro, citado por los medios locales. 鈥淓s nuestro deber鈥.

El ex presidente, de 85 a帽os, quien sobrevivi贸 a una grave crisis intestinal en 2006, recibi贸 a finales de enero a la presidenta brasile帽a Dilma Rousseff y la semana pasada tuvo otra sesi贸n a puerta cerrada, que de acuerdo con el reporte de ese caso dur贸 seis horas. Al tomar la palabra, el ex presidente cubano levant贸 un paquete de cables de prensa con las noticias de los recientes tres d铆as y propuso leer y analizar algunas de ellas, que reflejan la gravedad de la situaci贸n de la paz y el medio ambiente en el mundo.

鈥淟o menos que podemos hacer es lograr que la poblaci贸n est茅 informada鈥, dijo, y propuso integrar un libro con las reflexiones y propuestas surgidas durante la reuni贸n, seg煤n consignaron los diarios locales Granma y Juventud Rebelde.

De acuerdo con la versi贸n de la prensa, el sacerdote dominico Frei Betto, uno de los asistentes y autor de Fidel y la religi贸n (1985), le dijo a Castro que 鈥渃on profunda tristeza para los enemigos de este pa铆s, y enorme alegr铆a para nosotros, los amigos de este pa铆s, se constata su excelente estado de salud y brillante lucidez鈥. Luego de subrayar que la salud del l铆der isle帽o es 鈥渦n secreto de Estado鈥, destac贸 que la revoluci贸n cubana 鈥渆s una obra no solamente pol铆tica o ideol贸gica, sino evang茅lica鈥.

Agreg贸 que el movimiento encabezado por el comandante dio de comer al hambriento, salud al enfermo, amparo al desamparado y ocupaci贸n a quien est谩 desocupado. 鈥淓so est谩 en la letra del Evangelio. Por eso digo que esta es una obra trascendente鈥, destac贸. 鈥淢uchas veces nosotros, en los movimientos progresistas, no estamos haciendo lo que hace la revoluci贸n cubana: un examen de conciencia o autocr铆tica鈥.

Junto a Castro presid铆an la mesa el ministro de Cultura, Abel Prieto, y la presidenta del Instituto Cubano del Libro, Zuleica Romay. Entre los participantes, en tanto, se encontraban el argentino premio Nobel de la Paz, Adolfo P茅rez Esquivel; el mexicano premio Cervantes, Sergio Pitol, y el franco-espa帽ol Ignacio Ramonet, autor de Cien horas con Fidel (2006). Tambi茅n estuvieron el sacerdote belga Francois Houtart, los argentinos Stella Calloni y Miguel Bonasso, entre otros.

Seg煤n los medios impresos, Romay abri贸 el encuentro con referencias al discurso de Castro en R铆o de Janeiro, en la Cumbre de la Tierra de 1992, donde abord贸 los riesgos que enfrenta el medio ambiente en el mundo. El encuentro comenz贸 a las 13:20 horas y finaliz贸 cerca de las 22:20. S贸lo hubo dos recesos y los participantes se mostraron sorprendidos por la vitalidad y entusiasmo de Fidel.
Durante el di谩logo, la escritora y periodista argentina Stella Calloni, corresponsal de La Jornada en Buenos Aires, exigi贸 una urgente reactivaci贸n articulada de la Red en Defensa de la Humanidad. Ello, lament贸, porque 鈥渆s aterrador el silencio con el que la humanidad est谩 asistiendo a sucesivas guerras鈥, y mencion贸 las de Afganist谩n y Libia, adem谩s de advertir sobre la permanente amenaza sobre Ir谩n y Siria.

M谩s tarde Frei Betto, uno de los m谩s importantes representantes de la teolog铆a de la liberaci贸n, plante贸 la necesidad no s贸lo de la indignaci贸n, sino de generar proyectos que resuelvan la injusticia global. Para los asistentes, el encuentro con el l铆der revolucionario fue 鈥渦na experiencia singular y trascendente鈥, como lo dijo el historiador y soci贸logo estadunidense Peter Phillips, quien dijo compartir muchas de las preocupaciones de Castro.

鈥淣os habl贸 de ecolog铆a, del peligro del monocultivo y sus efectos para el medio ambiente, de la prensa capitalista y otros temas actuales鈥, precis贸 el acad茅mico de la Universidad Sonoma State de California. En tanto, el intelectual jamaicano Norman Girvan expres贸 su preocupaci贸n por la posibilidad de una guerra a corto plazo y por la amenza de otro conflicto en un tiempo m谩s largo.

Injusticia e inseguridad

Los pensadores y escritores tenemos la responsabilidad de llamar la atenci贸n del p煤blico y movilizar a la gente en el intento de prevenir la guerra y los riesgos de otras cat谩strofes, como la ocurrida en la planta nuclear de Fukushima, tras el terromoto del a帽o pasado en Jap贸n, se帽al贸.

Por su parte, Zuleica Romay recalc贸: La guerra nos amenaza a todos porque este mundo cada vez m谩s injusto e inseguro est谩 siendo asediado por la 煤nica especie pensante que lo habita.

鈥淭al como usted ha argumentado, comandante: 鈥楲a mayor contradicci贸n en nuestra 茅poca es la capacidad de la especie para autodestruirse y su incapacidad para gobernarse鈥欌.

Y plante贸: 鈥淣o tenemos derecho a condenar a la desesperanza a los 2 mil millones de seres humanos que nacer谩n durante los pr贸ximos 40 a帽os, bajo un cielo empa帽ado por millones de toneladas de gases contaminantes y un sol que parezca menos luminoso cada d铆a鈥.

En enero de 2007, Fidel Castro reanud贸 una actividad moderada, que le ha permitido escribir comentarios de prensa y recibir a visitantes extranjeros. Desde entonces prepar贸 tres libros de memorias. Dos de ellos aparecieron en 2010: La victoria estrat茅gica y La contraofensiva estrat茅gica, sobre la campa帽a guerrillera de los a帽os cincuenta. El tercero, Fidel Castro Ruz: guerrillero del tiempo, sobre su infancia y juventud, a煤n no est谩 en librer铆as.

Las apariciones de Fidel se alternan con ausencias de meses. El a帽o pasado se present贸 en abril, cuando dej贸 su 煤ltimo cargo p煤blico, el de primer secretario del Partido Comunista; en junio hubo fotos de la visita que le hicieron su hermano Ra煤l y el presidente venezolano Hugo Ch谩vez, y en julio convers贸 con el mandatario peruano Ollanta Humala, aunque no hubo im谩genes.

La televisi贸n y la prensa difundieron hoy fotos del encuentro con intelectuales, al parecer del viernes, en el cual el l铆der cubano lleva el vestuario deportivo que acostumbra en los 煤ltimos a帽os.
*Corresponsal del Peri贸dico La Jornada de M茅xico en Cuba

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario