Ene 18 2016
349 lecturas

Política

Gabriel Boric: “Al parlamento (chileno) no hay que defenderlo, ¡hay que sacarle la cresta!”

El diputado por Magallanes realizó un duro análisis contra el Congreso asegurando que “no representa a la sociedad chilena, sino la burocracia de los partidos y a una elite santiaguina, machista y millonaria”.

El diputado por Magallanes, en el último tiempo, se ha perfilado como el parlamentario con mejor evaluación ciudadana en las distintas encuestas. Pese a esto, Gabriel Boric ni se inmuta y cree que esto es el mero reflejo del descontento ciudadano con las fuerzas políticas tradicionales.

En conversación con revista Caras, el ex dirigente estudiantil asegura que él llegó al Congreso a “combatir las malas prácticas”.

Por ejemplo, consultado por los polémicos créditos del BanCongreso a los parlamentarios hasta en 28 cuotas, sin intereses ni reajuste, indicó que “da cuenta una vez más de los privilegios de esta elite y del abismo entre las instituciones que deben ser de representación popular y la gente”.

“Algunos políticos se defienden con que no ha habido enriquecimiento personal, pero si pides un crédito sin interés ni reajuste, ni siquiera el IPC, ¡claro que lo hay! Lo que me sorprende es la reacción de éstos cuando se evidencian estas situaciones“, agrega.

El diputado cree que sus colegas “se mueven corporativamente y hacen una evaluación negativa posterior al hecho (…) Hay un divorcio tan profundo con la sociedad, que en efecto no se dan cuenta de que están mal”.

En cuanto a las diferencias que separan a la ciudadanía de los diputados, Boric asegura que son varios factores: los sueldos son desproporcionados, los viajes, las vacaciones en período laboral, los dobles viáticos, el estatus de sentirse por sobre la ley.

“Tiene que ver más con una actitud existencial; hay muchos diputados y senadores que se creen dioses y sin motivos, porque las discusiones en el Parlamento son mediocres. Estamos en uno de los peores momentos de la calidad de la discusión política, por el cortoplacismo, egocentrismo, de carreras personales donde cada quien busca su propio negocio”, dice.

Respecto a cómo lo miran los demás parlamentarios, cree que él les genera “una mezcla de incomprensión e incomodidad. Me miran como diciendo tú también eres parte de nosotros, también estás en la elite. Pertenezco, claro, pero no por eso voy a asumir sus prácticas. Llegué para combatirlas, en eso no me pierdo. No entraré en una defensa corporativa; al Parlamento no hay que defenderlo, ¡hay que sacarle la cresta!“.

En declaraciones anteriores, Boric aseguró que las leyes llegaban patrocinadas al Congreso por el vínculo entre diputados y empresarios. Tras esto, indicó que “la esperanza no está en el Congreso tal como está constituido; hay que transformar su carácter social. Este no representa a la sociedad chilena, sino la burocracia de los partidos y a una elite santiaguina, machista y millonaria“.

Es por eso que, según declaró, “debe reorganizarse el poder popular para recomponer el tejido social destruido en la dictadura y que deliberadamente lo han mantenido así. Son procesos que requieren tiempo y se dan a través de luchas sociales concretas, como la estudiantil o las que están dando los sectores de clase media-baja por el derecho a la vivienda, que deben tener una expresión política y no quedarse sólo en las reivindicaciones“.

“A la elite gobernante —compuesta además por empresarios—, no les conviene que las cosas cambien, por eso la defensa del estatus quo que sólo reacciona a los excesos del modelo”, añadió.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario