Jun 25 2004
1552 lecturas

Ambiente

Greenpeace: los transgénicos contaminan el ambiente

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Frente a esta realidad, el director de Greenpeace Chile analiza la situación de los alimentos transgénicos comercializados sin mayor control en el país. Greenpeace promueve una campaña para informar a la ciudadanía de los productos genéticamente alterados que consume.

-Ustedes están trabajando en la campaña por el derecho a saber y el etiquetado obligatorio de todos los alimentos transgénicos. ¿Qué son los alimentos transgénicos?
– Los alimentos transgénicos son aquellos a los que se les ha hecho alguna modificación en la estructura de su ADN. Es decir, se les ha introducido por alguna técnica de ingeniería genética un gen de otra especie. Por ejemplo a un tomate se le puede incorporar un gen de un pez.

Estamos hablando de productos que jamás se darían naturalmente, pues son cruces elaborados por técnicas de ingeniería genética.

-¿Cuáles son los riesgos potenciales para la salud?

-La verdad es que no hay que perder de vista que la producción comercial de productos transgénicos es nueva: no tiene más de una década. Por lo tanto no existe una base de información extendida para poder adjudicarles tales o cuales impactos.

Sin embargo muchas investigaciones realizadas parecen demostrar que los productos transgénicos pueden generar tendencias mayores a las alergias, generar resistencias a los antibióticos y contaminación biológica.

Por estas razones planteamos que la producción de transgénicos no sea liberada en el campo, porque obviamente allí hay riesgo de contaminación, y que, además, se los identifique obligatoriamente con un sello o etiqueta donde se indique con claridad que ese producto ha sido elaborado con un ingrediente transgénico. Esto para que las personas puedan elegir libremente si quieren o no consumir un producto de esta naturaleza.

-¿Por qué se producen transgénicos? ¿Son más baratos, resisten mejor a los virus?
-La filosofía de estos productos es que pueden ser generados con una menor utilización de agroquímicos, porque se introduce algún gen que permite la expulsión de las plagas típicas de la planta. Sin embargo esto no está demostrado científicamente. De hecho, hay algunos estudios que señalan que los productos transgénicos utilizarían la misma cantidad de agroquímicos que otros.

Por lo tanto hablamos de un producto que presenta riesgos, que no genera beneficios en términos de rentabilidad ni tampoco en término de producción. Lo que planteamos es que se debe aplicar el Principio de Prevención, ratificado por Chile en 1992, en la Cumbre de la Tierra, que establece que los gobiernos deben tomar todas las providencias y medidas con el propósito de evitar posibles riesgos. Sale mucho más barato “prevenir que curar”.

Mientras no exista información, comprobada de manera científica, que indique que los transgénicos son completamente inocuos, pensamos que éstos no deben ser liberados en el campo.

Existen, en la historia de la agricultura, muchos productos que se estimaron una panacea para resolver los problemas del hambre y las plagas: por ejemplo el DDT, que en su momento se presentó como un gran producto químico para resolver el tema de la malaria y otras plagas, pero al cabo de algunos años se prohibió porque el impacto ambiental que generó fue mayor que el beneficio. Esta misma precaución es la que se debe tener con los productos transgénicos.

-¿Qué impactos directos pueden tener en el ambiente?
-La contaminación biológica. Muchos de estos productos producen maleza resistente a los agroquímicos y, por lo tanto, pueden contaminar espacios agrícolas donde no existe transgenia.

Esto es importante porque, si nuestro país quiere tener algún nicho en el tema de la agricultura orgánica, obviamente en la medida que exista producción transgénica, el riesgo que se presenta es relevante.

-La Unión Europea ya elaboró una serie de reglamentos para etiquetar los alimentos. Hay una tendencia mundial a restringir su comercialización e informar a la ciudadanía respecto a este tema.
-Hay gobiernos que tomaron estas medidas como consecuencia de la mayor información y la presión ciudadana. Han limitado y restringido la comercialización de los alimentos transgénicos.

De hecho, en la Unión Europea existe obligación de etiquetar. En Brasil ocurre lo mismo. Asistimos a un proceso en el que las empresas comienzan a verse obligadas a informar a los ciudadanos. Esto es justamente lo que nosotros buscamos con nuestra campaña. En estos momentos consumimos muchos alimentos transgénicos sin saber que lo son.

-¿Hay algún tipo de producto alimenticio que en su mayoría sea transgénico?
-Por lo general todos los que han sido producidos con lecitina de soya o maíz tienen un componente transgénico.

-Con estos datos, ¿cómo se explica que el ministerio de Salud modificara el 23 de octubre del año pasado el Reglamento Sanitario, liberando el uso de ingredientes transgénicos en productos para menores de dos años?
-Eso tendría que explicarlo el ministro de Salud, Pedro García. Pero se entiende, porque la divisa ambiental está muy depreciada. El tema ambiental no es prioritario. No está en la agenda del gobierno.

Y esto queda graficado con las declaraciones del ministro del Interior, José Miguel Insulza, a propósito de la tala ilegal del alerce. Dijo el ministro: “ese tema me interesa cero”. Es en ese contexto que el gobierno toma medidas que contravienen la sustentabilidad.

………………………….

*En Radio Tierra (www.radiotierra.cl), cuya programación puede seguirse por internet.
Adaptada por Cristian Cabalin para su publicación el 25 de junio de 2004 en www.portaldelpluralismo.cl.

Para mayor información: http://noticias.arcoiris.tv/modules.php?name=News&file=article&sid=172.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario